Bueno, a la mayoría morenista del Congreso de Tlaxcala ya le pusieron tache a nivel nacional, a unos como el matador, ya no le cabe la marmaja en su morral. Otros como la simpática familia Garay hacen exactamente lo contrario a los intereses de la 4T, ahí tienen ustedes a Irmita, que hizo como que se la creyó al mañoso panista Omar Milton, y este al ver semejante valemadrismo aprovechó la tribuna para despotricar hasta que se quedó sin saliva en contra de la mencionada 4T