*

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Educación

Moderna gobernanza se niega a remover a funcionaria “incomoda”

Educación   /   
Pedro Sierra  |
 Martes, Julio 9, 2019

Presume mesa de dialogo mientras existen ordenes de aprehensión en contra de la lideresa del movimiento

Pese a que supuestamente el gobierno del estado a través del titular de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), Manuel Camacho Higareda mostró apertura al dialogo y sostuvieron una reunión el día de ayer para abordar el pliego petitorio de la delegación D-III-1 de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), no pudieron llegar a acuerdos debido a la renuncia de las autoridades para remover a la directora de Relaciones Laborales de la dependencia educativa, Claudia Innes Xochihua Rodríguez.

Fue el segundo punto dentro del pliego petitorio que exige la salida de Claudia Xochihua lo que nuevamente empantanó los acuerdos que se notan cada vez más lejanos debido a que el gobierno local, no tiene ni la más mínima intención de remover a la funcionaria debido a que es protegida por alguien muy cercano al gobernador Marco Mena Rodríguez y se presume que es realmente quien gobierna en la eterna ausencia del mandatario.

A la familia en el poder local no le ha bastado que el personal administrativo al haber sido desalojado por la fuerza, haya acudido con el hombre más poderoso del país para manifestar las anomalías y las inconformidades que tienen contra el gobierno de Marco Mena, lo que podría dejar mal parado al Ejecutivo local luego de haber logrado por lo menos la gracia del presidente a pesar de que antes lo criticaba.

Mientras se mostró una supuesta apertura al dialogo, el Juzgado Primero de Distrito concedió un amparo de la justicia federal a Gwendolynee Amaro Ramírez, quien es la delegada sindical de los trabajadores inconformes y tiene en su contra ordenes de aprehensión por la moderna gobernanza que está abierta a la negociación presuntamente.

De nueva cuenta no existen condiciones y el personal administrativo no cejará en su intento de que sea removida Claudia Xochihua por el maltrato que ha tenido no sólo con los trabajadores de la USET, sino incluso con su mismo personal gracias a que se siente protegida por alguien que se presume más poderoso que el mismo gobernador.

Gente cercana a la funcionaria asegura que a Claudia Xochihua no la quita ni el mismo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y mucho menos el gobernador Marco Mena.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo