*

Viernes, 20 de Septiembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Tlaxcala

Pirata perredista quieren seguir lucrando con programas

Tlaxcala   /   
Pedro Sierra  |
 Jueves, Junio 20, 2019

Alejandro Martínez toma las oficinas de la Delegación del Bienestar al querer mantenerse como intermediario en los apoyos al campo

Haciéndose pasar como líder campesino por ser el representante de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (Coduc), Alejandro Martínez Hernández tomó las oficinas de la Delegación del Bienestar en la capital de estado para presionar que los apoyos al campo sigan siendo a través de intermediarios, en este caso mediante su conducto tal y como lo ha hecho a través de décadas.

La finalidad que tiene el perredista seguidor de la senadora panista Minerva Hernández Ramos es que se siga haciendo un uso clientelar de los apoyos que otorgar el gobierno federal al campo y al ver que la administración del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quiere entregarlo de manera directa, es claro que los recursos que obtenía como intermediario dejaron de fluir.

Fue en 2015 que Martínez Hernández fue acusado de fraude por más de 400 familias que se vieron involucradas en una estafa en la que supuestamente el líder de la Conuc pedía hasta 10 mil pesos para pies de casa, todo esto engañando a la gente sin otorgarle en la mayoría de los casos algún recibo por el recurso entregado.

Esta situación explotó en su mismo municipio, ya que incluso pobladores de Cuapiaxtla acudieron a su domicilio por haberlos timado con dinero que le habrían entregado para el programa de vivienda básica, hecho que hasta el momento no se ha esclarecido.

 Al haberse acostumbrado a este “modus vivendi”, Alejandro Martínez exigiría que los programas del campo sigan siendo mediante su conducto para así asegurar millonarios recursos como ocurría en los anteriores gobiernos emanados del tricolor y del albiazul.

Otro acto destacado por el que es recordado el exdiputado federal del Sol Azteca es porque a su paso por la dirigencia del casi extinto PRD, utilizó las prerrogativas de su partido para comprar linaza para bajar de peso y para adquirir lencería.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo