*

Domingo, 21 de Julio de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Política

Noé Rodríguez prefiere echar grilla y abandona la SECTE

Política   /   
Pedro Sierra  |
 Miércoles, Junio 19, 2019

El calpulalpense sigue los pasos de Miguel Álvarez en las elecciones federales de 2018 para las cuales pidió licencia a la Oficialía Mayor y regresó derrotado

En la ruta hacía lograr la candidatura del tricolor para la gubernatura en las elecciones locales de 2021, Noé Rodríguez Roldán abandonó sus obligaciones al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (SECTE) para asumir la responsabilidad de coordinar en Tlaxcala la campaña del campechano Alejandro Moreno Cárdenas, el consentido del grupo Atlacomulco para ser el nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Siguiendo los pasos del titular de la Oficialía Mayor de Gobierno (OMG) Luis Miguel Álvarez Landa, el oriundo de Calpulalpan pidió licencia para una coordinación que en otro momento podría ser un “hueso” menor pero que ahora significa la posibilidad de que se le abra una posibilidad para ser el candidato a la gubernatura por el disminuido PRI y de no obtener la máxima nominación en cuanto a candidaturas por lo menor ir palomeado por la vía plurinominal.

En su momento Álvarez Landa dejó la OMG para ir a hacer el ridículo a la campaña del excandidato a la presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña para después regresar derrotado a seguir haciéndole al oficial mayor, tal y como sucedió con varios funcionarios del gobierno de Marco Mena Rodríguez.

Noé Rodríguez llegaría a la campaña del campechano mejor conocido como “Alito”, gracias a que el extitular de la SECTE ha fungido como mandadero de los políticos de medio nivel del grupo Atlacomulco, cercanía que logró hace más de 15 años cuando fue el número uno en el Congreso local mientras en el Estado de México ya preparaban a Peña Nieto para la gubernatura y era el presidente del Poder Legislativo en su entidad.

La cercanía cosechada con Rodríguez Roldán ha sido el ancla que le ha salvado y lo ha mantenido a flote económicamente tras las dos derrotas en la diputación local y una más cuando quiso ser diputado federal y cayó frente al perredista Alberto Amaro Corona quien fue impulsado por el efecto López Obrador de las elecciones 2006.

El calpulalpense además de ser el eterno candidato perdedor, se dio a conocer a nivel nacional cuando en su desesperación por ganar la elección se disfrazó de sacerdote y posteriormente fue multado por las autoridades electorales en el proceso electoral de 2013 y para los siguientes comicios de 2016 no pudo llegar a la candidatura por haberse insubordinado a Mariano González Zarur y en una borrachera supuestamente despotricar que ya era “el bueno”.

Con un currículo lleno de desaciertos, Rodríguez Roldán ya es el coordinador del casi inminente líder nacional del tricolor, esperando que en su momento se elija la dirigencia estatal y tener injerencia plena en el proceso adelantado de 2021 que los priístas y tlaxcaltecas piden a gritos para remover a la moderna gobernanza que tiene sumido al estado en una crisis de inseguridad.

El exdiputado local se va y deja pendientes como la regulación de las plataformas digitales para ofrecer el servicio de transporte, así como el aumento del pasaje y la escasez de placas para vehículos particulares, entre otros aspectos importantes que no le importaron al vecino de la colonia Santa Elena.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo