*

Miércoles, 26 de Junio de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Tlaxcala

Sin paradero las piezas religiosas mexicanas valuadas en 120 millones de dólares

Tlaxcala   /   
Noé Sánchez Limón  |
 Viernes, Mayo 17, 2019

Las obras perdidas

Bajante: Las obras de arte creadas en los años 1700 pertenecientes al primer sacerdote católico mexicano están intactas y se presume que tienen nuevo propietario en Estados Unidos.


México.- El robo y la venta ilegal de reliquias prehispánicas pertenecientes a las antiguas culturas mexicanas han sido una constante durante los últimos siglos, este tipo de acontecimientos es bien sabido y documentado por la sociedad y los gobiernos, que al pasar del tiempo han visto cómo los tesoros pasan a ser propiedad de un ajeno.

En días pasados, circuló la información acerca de que dos artículos relacionados con la religión católica y con una antigüedad de casi 300 años fueron puestos a la venta y comprados por un acaudalado coleccionista por una cuantiosa cantidad de 120 millones de dólares aproximadamente.

Se trata de una manta que en realidad es una capa, con hombros bordada en hilos de oro y una placa que es una pieza de plata cincelada con un mensaje repujado en letras, ambas pertenecientes al primer sacerdote mexicano José Faustino Nicolás Mazihcatzhin Calmecahua y Escobar, hijo primogénito de la casa gobernante de Ocotelulco y cacique principal de Tlaxcala durante el siglo XVlll. La capa es del año 1769 y la placa del año 1782.

Según los rumores y lo que se comenta a través de redes sociales, las piezas se encuentran en perfecto estado, ya que su elaboración fue de la mejor calidad y con el paso de los años los propietarios les han dado el cuidado y mantenimiento correcto como se puede apreciar en las imágenes.

En la actualidad se desconoce del paradero real de los valiosos objetos, pues lo que se comenta es que recientemente las piezas estuvieron en diferentes países de Sudamérica y se asegura que ahora se podrían encontrar en alguna parte de Estados Unidos.

Sobre Faustino Mazihcatzhin

Oriundo de Tlaxcala y ordenado en el estado de Puebla en el año de 1762, el presbítero Faustino Mazihcatzhin es un personaje importante en la historia del México antiguo y de los primeros indicios de la vida eclesiástica católica en el país.

Para saber más sobre el asunto de las valiosas piezas y del propietario original, se hizo una minuciosa investigación para averiguar sobre la identidad y la información respecto al primer sacerdote católico mexicano, se encontró el libro titulado ‘Las glorias de la república de Tlaxcala o la conciencia como imagen sublime’ escrito por Jaime Genaro Cuadriello Aguilar, investigador de la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde se relata y comparte la vida privada, familiar y eclesiástica del quien hoy, los obsequios entregados a su persona son entre los más cotizados en su categoría.

Juan Ramos Faustino Mazihcatzhin y Escobar y Nicolasa Francisca Zihuacoateutl Moreno Pérez y Lira son los nombres de los padres del importante hombre, quienes siempre tuvieron gran poder y respeto por los habitantes de Tlaxcala en aquellos años, mismo que se le otorgó de igual manera al hijo con el paso de los años.

En los años de 1700 en adelante, la monarquía estaba muy presente en el territorio mexicano y la introducción de la iglesia y religión católica proveniente de Europa, principalmente de España se incluyó en todas las regiones del México antiguo, al grado de comenzar a educar y formar nuevos cuadros, entre ellos y el primero fue Fuastino.

Es ahí donde surge la mezcla difícil de creer, un hijo pródigo del pueblo de origen y raíces tlaxcaltecas formado como uno más de los colonizadores y su religión, fue lo que le creó poder a Faustino, pues por una parte tenía el aprecio y apoyo de los nativos mexicanos auténticos, y el respeto y respaldo de la corona española y sus representados en la Nueva España.

Faustino fue un personaje crucial para la separación de la colonización del actual territorio mexicano, pues por una parte incentivaba a la religión encabezada por Jesucristo y la Virgen María, pero por otra pate incitaba y dialogaba por la independencia de la república y de Tlaxcala, convirtiéndolo en un pionero, líder y religioso respetado y que es de los personajes más importantes del México antiguo.

Datos:

Sobre la placa

En 1727 se fundó la Archicofradía del Divinismo Señor Sacramentado, lugar exclusivo para los miembros de las familias gobernantes de Tlaxcala y en la Capilla Real de Tlaxcala, fue ahí donde se le entregó una placa labrada en plata y con una leyenda especial mientras estaba enfermo.

Sobre la manta

Durante su vida como padre y párroco de diferentes iglesias, el primer sacerdote mexicano recibió el título/nombre de Ignacio Faustinos Mazihcatzhin de San Simón Yehualtepec bajo el poder de su majestad en España. El personaje ya estaba muy ligado también a la religión católica, estaba catalogado como un ‘cristiano viejo’ y a quien además los altos mandos monárquicos ya le habían depositado toda su confianza, entre ellos el Virrey de Mendoza, quien le permitía utilizar espada y capa, la cual fue la primera en otorgársele/permitírsele a un mexicano por parte de la monarquía de manera de respeto.

Pies de fotos:

1.- La placa de plata con letras en repujado alberga un mensaje donde se le reconoce como un noble miembro de Tlaxcala, primer cura del pueblo y el reconocimiento por parte de los involucrados. Fue creada en 1782.

2.- La manta es una capa de 250 centímetros bordada en los hombros con hilos de oro, la cual emana el respeto y reconocimiento al primer mexicano por parte de la monarquía española. Fue creada en 1769.

3.- Ambas piezas tienen como valor la cantidad de 120 millones de pesos aproximadamente y son únicas en su clase, sin contar con reproducciones

 

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo