*

Domingo, 18 de Agosto de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Salud

Al mes el IMSS detecta casi 100 tlaxcaltecas hipertensos

Salud   /   
 Jueves, Mayo 16, 2019

Obesidad, estrés, tabaquismo, consumo de alcohol y mala alimentación, factores que incrementan el riesgo de padecer este mal

Uno de cada cuatro adultos en México padecen hipertensión arterial (25.5%), pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino, ya desde 2016 se estaba rebasando al 25% del total de la población adulta. Para clasificar a un individuo como hipertenso, debe tener una presión arterial mayor a 140/90 mmHg.

 

De acuerdo a la ENSANUT 2016 la hipertensión se presenta ligeramente más en mujeres (26.1%) que en hombres (24.9%). El grupo de edad menos afectado es el de 20 a 29 años, mientras que la prevalencia más alta está en el grupo de 70 a 79 años. Anteriormente se consideraba un mal de los adultos, pero ya se tienen registros  casos en jóvenes de entre 10 y 19 años de edad.

 

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  Delegación Tlaxcala, se tienen registrados 77 mil 144 pacientes hipertensos en 2017; al cerrar 2018, se tenían registrados 78 mil 439, es decir, se registró un incremento de mil 295 casos de hipertensión, con relación a 2017. En lo que va del año, se tienen 425 nuevos casos.

 

Lo anterior, como resultado de haberse intensificado las acciones de detección, al acercarse derechohabientes por primera vez a su consulta de Medicina Familiar; al llegar las brigadas de PrevenIMSS a los centros de trabajo y a los centros de estudios de nivel medio superior y superior de la entidad.

 

La prevalencia de personas que sufren sobrepeso y obesidad con hipertensión, es del 75 por ciento, siendo ambas causas el principal detonador de la enfermedad, lo que se debe a que la grasa que se encuentra alrededor de los órganos y en su interior, produce sustancias nocivas que alteran la presión arterial.

 

A lo anterior se suma un estilo de vida de la población muy acelerado, de constante presión y estrés, donde el tiempo es enemigo de las actividades laborales, lo que complica una alimentación sana. Además, el consumo de cigarro y alcohol incrementan el riesgo de sufrir hipertensión.

 

Ese estilo de vida, puede presentar además de la enfermedad crónica de hipertensión arterial, una crisis hipertensiva: dolores muy fuertes de cabeza, dolor en el corazón (precordial), taquicardias, hemorragia cerebral e infarto del corazón.

 

Por ello se invita a la población derechohabiente de cualquier edad, a acercarse a los módulos de Medicina Preventiva del IMSS y realizarse un chequeo general, en tanto la presión arterial también ha sido denominada el asesino silencioso, pues muchas personas, aunque ya sufren presión arterial, no lo saben y acudiendo a un chequeo preventivo, pudieran detectarla y atender a tiempo esta enfermedad.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo