*

Domingo, 19 de Mayo de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Viral

Le da cáncer de mama a Cirujana que practicaba las operaciones de esa enfermedad

Viral   /   
RMVA  |
 Jueves, Abril 25, 2019

Lo más destacado de los espectáculos en México y en el Mundo

La doctora Liz O'Riordan tuvo que dejar de practicar como cirujana de cáncer de mama cuando ella misma desarrolló la enfermedad. Así fue como recuperó su vida

Como muchas mujeres, no me revisé los senos. Pensé, 'a mí no me va a suceder, soy una cirujana de cáncer de mama'".

Al final, Liz O'Riordan tuvo que abandonar la carrera para la cual se había entrenado durante 20 años después de que ella misma fuera diagnosticada con cáncer de mama.

En 2015, a la edad de 40, tuvo una mastectomía y, en mayo pasado, tuvo una recaída.
 
El modelo que permite predecir qué riesgo de recaída tiene un cáncer de mama
 
La doctora O'Riordan pensó que practicaría la cirugía oncológica por lo menos 20 años, pero terminó trabajando en ello sólo dos años.
 
La radioterapia para su segundo tratamiento contra el cáncer la dejó con movimiento limitado en el hombro, lo que la llevó a tomar la "emocionalmente difícil" decisión de dejar de operar.
 
Antes de que fuera diagnosticada, la doctora O'Riordan había detectado bultos que resultaron ser solo quistes, mientras que una mamografía tomada seis meses antes había mostrado senos saludables.
 
Pero otro bulto se desarrolló y su madre la instó a que se lo revisara. La cirujana, que vive en Bury St. Edmunds, al noreste de Londres, supo inmediatamente cuál era su prognosis.
 
Día Mundial del cáncer de mama: cuáles son los síntomas que más deben alertarte
 
"La mayoría de los pacientes reciben la información a cuentagotas. Yo vi mi escaneo y supe que necesitaría una mastectomía, supe que probablemente necesitaría quimioterapia porque era joven y me aventuré a pronosticar mis probabilidades de estar viva en 10 años, todo en un instante".
 
La doctora O'Riordan, que ahora tiene 43 años, señaló que no muchos médicos desarrollan las enfermedades en las que se especializan; por lo menos a nadie le había pasado en su departamento del Hospital Ipswich.

"Como muchas mujeres, no me revisé los senos. Pensé, 'a mí no me va a suceder, soy una cirujana de cáncer de mama'".
 
Al final, Liz O'Riordan tuvo que abandonar la carrera para la cual se había entrenado durante 20 años después de que ella misma fuera diagnosticada con cáncer de mama.
 
En 2015, a la edad de 40, tuvo una mastectomía y, en mayo pasado, tuvo una recaída.
 
El modelo que permite predecir qué riesgo de recaída tiene un cáncer de mama
 
La doctora O'Riordan pensó que practicaría la cirugía oncológica por lo menos 20 años, pero terminó trabajando en ello sólo dos años.
 
La radioterapia para su segundo tratamiento contra el cáncer la dejó con movimiento limitado en el hombro, lo que la llevó a tomar la "emocionalmente difícil" decisión de dejar de operar.

Antes de que fuera diagnosticada, la doctora O'Riordan había detectado bultos que resultaron ser solo quistes, mientras que una mamografía tomada seis meses antes había mostrado senos saludables.

Pero otro bulto se desarrolló y su madre la instó a que se lo revisara. La cirujana, que vive en Bury St. Edmunds, al noreste de Londres, supo inmediatamente cuál era su prognosis.
 
Día Mundial del cáncer de mama: cuáles son los síntomas que más deben alertarte
 
"La mayoría de los pacientes reciben la información a cuentagotas. Yo vi mi escaneo y supe que necesitaría una mastectomía, supe que probablemente necesitaría quimioterapia porque era joven y me aventuré a pronosticar mis probabilidades de estar viva en 10 años, todo en un instante".
 
La doctora O'Riordan, que ahora tiene 43 años, señaló que no muchos médicos desarrollan las enfermedades en las que se especializan; por lo menos a nadie le había pasado en su departamento del Hospital Ipswich.

Liz O'Riordan con su esposo Dermot durante la competencia de bicicletas dobles de RideLondon 100, en 2017.

Al comienzo estaba "aterrorizada" y muchas preguntas le dieron vuelta en la cabeza.

"¿Cuánto podré compartir con mi esposo y mis padres? ¿Cómo dejar de ser una cirujana de cáncer para simplemente ser una paciente?
 
Aunque sabía qué era lo que le estaba sucediendo físicamente, no tenía idea de lo que verdaderamente sería la experiencia de tener la enfermedad.
 
"Sé cómo decirle a alguien que tiene cáncer de mama. No sabía lo que significaba secarme las lágrimas, salir de la clínica, atravesar la sala de espera, pasar por el corredor del hospital para salir al estacionamiento y empezar a gritar".

La cicatriz, fibrosis y anclaje de los tejidos blandos en el pecho de la doctora O'Riordan le redujo el movimiento del hombro.

Después de discutirlo con su esposo Dermot, decidió anunciar su enfermedad a sus 1.500 seguidores en Twitter, quienes mayoritariamente la conocían por su amor a hornear, correr triatlones y su profesión.

Las redes sociales, dijo, terminaron siendo un salvavidas y recibió una "efusión de apoyo".

"Fueron las pacientes las que me enseñaron a lidiar con la situación", recuerda.
 
"Siempre hay alguien despierta a las tres de la mañana para hablarte cuando estás con el sistema lleno de esteroides".
 
Las redes sociales también la pusieron en contacto con otros profesionales de la medicina que tienen cáncer y, desde entonces, ha armado un grupo en WhatsApp para médicos con la enfermedad

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo