*

Sábado, 15 de Diciembre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Tlaxcala

Tras perder en elección llegan como funcionarios segundones

Tlaxcala   /   
Pedro Sierra  |
 Martes, Noviembre 20, 2018

Exfuncionarios que ocuparon primera posiciones en el gobierno de Marco Mena regresaron a la nómina oficial luego de ser avasallados

Luego de haber sido avasallados en las pasadas elecciones federales y locales que se llevaron a cabo el 1 de julio, ex funcionarios que tenían importantes posiciones en el actual gobierno regresaron a la nómina oficial a ocupar cargos de menor relevancia para los menos de tres años que le restan a la administración que encabeza Marco Mena Rodríguez.

Anabell Alvarado, ex diputada federal y segunda poderosa secretaria de gobierno le generaron una comisión que tendrá vigencia por un año y se encargara de organizar los 500 años, siendo un cargo más bien para mantenerla en el escaparate público.

Hasta antes de las elecciones del 1 de julio era considerado una de las políticas más cercanas al actual mandatario y su influencia con él era evidente, sin embargo, a partir de ayer desempeñará una función de segundo nivel pero que sin duda, la aprovechará para promover su imagen y convertirse en la candidata a la presidencia municipal de Tlaxcala.

Por lo que respecta a Florentino Domínguez quien fue el primer secretario de Gobierno en la era menista y posteriormente líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tlaxcala para convertirse en el candidato al Senado que perdió ante la ola morenista, asumió el control del Sepuede aunque se mencionó que el oriundo de Chiautempan exlíder sindical del SNTE podría llegar a la Secretaría de Educación donde despacha Manuel Camacho Higareda, ocupando por el momento una posición de segundo nivel en la administración pública sin tener mayor influencia dentro del gabinete.

El sobrino de Beatriz Paredes Rangel y sobreviviente administración tras administración, al trabajar en el gobierno de Héctor Ortiz Ortiz y en el de Mariano González Zarur, hoy revive y se incrusta en la rectoría de la UPT, donde hasta ayer despachó el perredista marianista, Narciso Xicohténcatl quien dejó tronadas las finanzas de la institución al acumular observaciones millonarias por parte del OFS superiores a los 170 millones de pesos.

Enrique Padilla ha sido subsecretario de Educación, delegado de la SEP federal y buscó la reelección como diputado local pero vio frustradas sus aspiraciones tras ser aplastado en las urnas por el actual legislador por Tlaxcala, José Luis Garrido Cruz.

Finalmente otro de los cambios que llamaron la atención fue la incorporación de Victorino Vergara Castillo a la dirección general del COBAT, pues este marianista fue despedido a finales de la gestión del CECyTE en el gobierno de Mariano González Zarur por presuntas anomalías financieras.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo