*

Domingo, 23 de Septiembre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Al Momento

¡Estar en el Buró de Crédito no significa que debas nada!

Al Momento   /   
 Jueves, Julio 12, 2018

Son muchas las personas a las que les preocupa no solo para qué puede servir el Buró o cómo funciona, sino también la forma de salir de el

Si bien en un principio el Buró de Crédito se creó como una suerte de lista negra en la que aparecían aquellas personas que habían dejado sin pagar una deuda, por ejemplo créditos de los bancos o préstamos rápidos, en la actualidad figuran en esta base de datos todas las personas que hayan pedido un préstamo, independientemente de cómo lo hayan administrado.

Son muchas las personas a las que les preocupa no solo para qué puede servir el Buró o cómo funciona, sino también la forma de salir de el. Pues bien, a continuación damos las respuestas ofrecidas por una experta a este tipo de cuestiones.

¿Qué es exactamente el Buró de Crédito?

El Buró de Crédito es el nombre con el que se conoce a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), que son las responsables de conseguir todos los datos crediticios de las personas que hayan pedido algún tipo de préstamo, cuenten con tarjeta de crédito o departamental, o con determinados servicios (por ejemplo de telefonía).

Existen dos sociedades así en México. Una es el Buró de Crédito, que se fundó en el año 1996, y la otra el Círculo de Crédito, creada en el 2005. Lo que ocurre es que tanto a una como a otra se las conoce como Buró de Crédito, aunque realmente sea la denominación de tan solo una de ellas.

En los dos casos se trata de empresas privadas, por lo que no guardan relación alguna con ningún banco, tienda departamental, y mucho menos con las autoridades. Tal como se indicó antes, en el Buró aparecen todos los que tienen un crédito, no hace falta que no lo hayan pagado.

Entonces, ¿para qué sirve el Buró de Crédito?

El Buró sirve, básicamente, para saber más sobre alguien antes de prestarle dinero. Todo el mundo quiere conocer al detalle la situación de una persona antes de tomar una decisión como esta. Es de eso precisamente de lo que se encarga el Buró, que funciona como fuente de información para aquellas entidades a las que se les puede pedir un préstamo.

El historial del Buró es conocido como “reporte de crédito especial”. Cualquier persona lo puede consultar directamente en las páginas de las sociedades antes citadas, en las que se pedirá información sencilla, básicamente datos personales.

¿Qué datos me pueden pedir al consultar mi historial?

Se  preguntará al usuario si tiene una tarjeta de crédito activa, la use o no; su número de tarjeta, su límite de crédito y el banco o tienda departamental que se lo concedió. Si tiene o ha tenido alguna vez un crédito hipotecario o automotriz a  lo largo de los seis últimos años, se le pedirá el número de crédito y el otorgante.

Hay que tener en cuenta que la solicitud también se puede hacer por teléfono, e incluso en persona. Incluso aquellas personas que no hayan tenido nunca un préstamo pueden consultar el reporte. A todos los usuarios se les da un reporte gratis al año, y los restantes tienen un precio tan solo simbólico.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo