*

Domingo, 15 de Diciembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Política

Defrauda universidad poblana a decenas de tlaxcaltecas, directivos acosan a estudiantes

Política   /   
Martín Rodríguez Hernández  |
 Viernes, Junio 15, 2018

Aulas escolares con techos de láminas, muros de tablaroca y salones sin ventanas, son algunas de las características de la universidad que engaña y estafa a los jóvenes de Tlaxcala, de acuerdo a la versión de jóvenes que aún acuden a “clases”.

La “Escuela Mexicana de Puebla”, campus Tlaxcala, se presentó como una opción de estudio para jóvenes tlaxcaltecas que aspiraban a formarse como fisioterapeutas.

Al principio varios de los incautos creyeron en la publicidad engañosa que se hacía a través de redes sociales; allí, desde la red, todos podían observar instalaciones modernas, cómodas y colegiaturas accesibles, sin embargo, la realidad no tardó en revelarse.

Al menos una docena de estudiantes, se han reunido con quien esto escribe para denunciar que el presunto dueño de nombre Juan Ramón García Hernández, así como la directora administrativa, Guadalupe Cerón Bautista han mentido a jóvenes que hoy, después de 4 años, se percatan de la inexistencia de registro oficial de esta institución educativa, por lo que sus estudios son imaginarios para la instancia oficial.

Con colegiaturas que inicialmente eran de $1,295 pero que después del primer año se incrementaron a $2,400, los jóvenes fueron enganchados, pues ante la depresión económica que vive el país vieron en esta institución una opción para concluir sus estudios, varios de ellos incluso haciendo un esfuerzo para trabajar y estudiar, sin embargo, por la falta de escrúpulos de estos “empresarios” varios de estos jóvenes no tendrán una nueva oportunidad, ante la molestia y desesperación de sus padres.

La escuela ubicada en la loma Xicohtencatl, entre las calles 13 y 4, no solamente falseó información respecto al eterno “tramite” para generar el registro oficial que les daría validez a los estudios de estos jóvenes, sino también al presentar modernas instalaciones e incluso la construcción del campus en Acuitlapilco, historias que solo se generaron en la cabeza de los dueños, pero jamás se concretaron.

A través de un “acuerdo” firmado entre las “autoridades escolares” -pero en una hoja que carece de membrete- padres de familia y estudiantes, todos acordaron la regularización de sus estudios o la devolución del dinero a quienes hoy se encuentran en las “listas escolares”, sin embargo, los afectados aceptan que, de no encontrar una respuesta, procederán no solo por la vía legal, sino hasta las últimas consecuencias a fin de que estos empresarios poblanos no se burlen de las familias tlaxcaltecas.

Fisioterapia, criminología y nutrición son al menos tres carreras ofertadas por esta institución, que tiene como domicilio un espacio ubicado en Puebla, sin embargo, al trasladarse a este “campus” los padres de familia se han percatado que dicha institución solo alberga una preparatoria, por lo que los estudios de nivel superior que ofrecieron están fuera de sus posibilidades, algo que pone al descubierto un fraude que podría truncar la vida escolar de al menos medio centenar de tlaxcaltecas.

Ante la evidente disminución en su plantilla escolar y a través de diversos números telefónicos, varios estudiantes reciben llamadas en donde se les invita a regresar, con la promesa de recibir sus documentos tan pronto se concluya con el tramite ante la SEP de Puebla o Tlaxcala; en el peor de los casos son intimidados para guardar silenció ante estas arbitrariedades o dar por perdidas sus colegiaturas.

 

 

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo