*

Lunes, 22 de Octubre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Política

Jaime Oaxaca, el zombi poblano con ansias de conquistador en Tlaxcala

Política   /   
 Viernes, Enero 26, 2018

Lo más destacado de Tlaxcala y sus alrededores en nuestro portal electrónico de noticias e-consulta Tlaxcala. Sígue nuestra transmisión a través de nuestro canal de Youtube de lunes a viernes de 12:00 pm a 1:00 pm.

 El poblano Jaime Oaxaca es un individuo que se califica así mismo como cronista taurino, hace alarde de una trayectoria que solo él conoce y, por supuesto, exige un trato preferencial por ser -según sus propias palabras- conductor de un programa radiofónico intitulado “Tlaxcala Taurino” con más de seis años al aire… años que han sido tan intrascendentes al grado de necesitar autorreconocimiento en su última “columna de opinión”.

La realidad es que Jaime Oaxaca viene a Tlaxcala buscando ganar reflectores y reconocimiento a costa de criticas que nadie le cree, y es que el “cronista” solo sabe de toros y toreros cuando se encuentra en la entidad tlaxcalteca…. Allá en su natal Puebla jamás se ha atrevido a desarrollar ese periodismo independiente y crítico, pues se dice que en la ciudad de los ángeles las “corte$ia$” siempre le han sobrado… algo que en el medio taurino es por todos sabido y criticado.

Como él mismo afirma en uno de sus textos ¡Una acreditación no es un pase de cortesía!, exacto señor Oaxaca… como tampoco decirse o autonombrarse cronista taurino es sinónimo de canonjías, prebendas o facilidades para ingresar a una plaza. En Tlaxcala los cronistas serios pagamos nuestros asientos precisamente para evitar este tipo de textos que nacen de la visera y sin valor ético, moral ni periodístico.

Para quienes han tratado o coincidido con él en alguna plaza o festejo taurino en Tlaxcala, sabemos que Oaxaca carece de sencillez y humildad, si algo le sobra es arrogancia y lengua, demasiada lengua como para calificar a los periodistas tlaxcaltecas de ignorantes, villamelones y oportunistas; quizá por esa razón e intentando crear empatía con los lectores tlaxcaltecas se haya martirizado utilizando como escudo al ex gimnasta y hoy cronista deportivo Álvaro Sánchez, apizaquense que goza del afecto y respeto de los amantes a la fiesta brava.

El ego de Oaxaca es tan grande, que advierte en su último texto sobre la existencia “de un acuerdo tácito, un intercambio, en que la prensa promueve el espectáculo. No existe un pago como tal, si se hicieran cuentas entre lo que se les otorga de publicidad contra el costo de un boleto, la empresa saldría perdiendo”, y yo pregunto ¿quién le dice a usted señor Oaxaca que su medio es de tal interés como para suplicar o regalarle accesos? 

Finalmente, Jaime Oaxaca es libre de calificar o descalificar a la prensa tlaxcalteca como mejor considere…. Es libre de intentar ganar respeto aún a costa de los ganaderos y toreros que se presentan en Tlaxcala… es libre de hacer, escribir y pensar lo que su limitado talento le dicta, así como los empresarios son libres de acreditar a los medios y periodistas que prefieran. La libertad ofrece todos esos caminos.

   


Visitas:


Encuesta







Nación & Mundo