*



Tlaxcala se decanta por candidatas a la gubernatura

Lunes, Diciembre 28, 2020 - 11:16

.

Al entrar a la recta final de este complicado 2020, todo parece indicar que la contienda electoral será entre candidatas y sus alianzas encabezadas por Morena y el PRI.

Es lamentable y dolorosa la pérdida de dos aspirantes a la gubernatura curiosamente por ambas coaliciones, este fin de semana ocurrió el deceso del profesor Florentino Domínguez Ordoñez del PRI, quien perdió larga batalla ante el Covid-19.

De manera parecida, aunque en menos tiempo, quien aspiraba por Morena, el también profesor Joel Molina Ramírez perdió antes la batalla al resultar contagiado por el virus de la pandemia en condiciones que nunca se van a aclarar.

De esta forma, Tlaxcala ya se prepara para los registros de candidatas y candidatos, acción que se llevará a cabo en el ya inminente 2021, para que de acuerdo a las fechas se registren algo así como más de 16 mil  candidatos a las diversas asignaturas.

Pero al momento no se vislumbra el arribo de algún candidato varón que traiga el arrastre o las posibilidades reales para dar la batalla a las coaliciones, van solitarios y hasta que no se realicen los registros, al momento no hay nada para nadie.

Sin duda ha llamado la atención de los medios regionales y nacionales que esta contienda sea entre mujeres, lo dan como un hecho inédito, aunque no sería la primera vez que en Tlaxcala gobierne una mujer.

Si nos remontamos a los antecedentes históricos, de inmediato salta el descubrimiento arqueológico de la zona de Cacaxtla, donde todos los edificios piramidales tienen que ver con la fertilidad.

Las evidencias cerámicas en figurillas de mujeres embarazadas con sus bebés en el vientre, la presencia de enormes tinas ceremoniales basálticas sugieren que todo estaba dedicado al surgimiento de la vida en la raza humana y la naturaleza.

Destaca también la pirámide de las flores, donde en sus escalinatas fueron rescatadas más figurillas, sin que se hallan encontrado elementos masculinos, ahí se encontró una figurilla muy adornada y elaborada.

Se trata de una representación de Xóchitl, mujer sentada en un palanquín con elementos que en esa época solamente portaban los dignatarios y la presencia masculina se limitó a formar parte de las esculturas descubiertas dentro de las tinas ceremoniales.

Luego al paso de los años y al abrir la posibilidad del voto y la participación política de las mujeres en el país, tenemos que poco a poco las mujeres han ganado terreno, luego de que incursionaron como diputadas locales, federales y en el Senado.

Caso emblemático fue el de la primera mujer gobernadora de Tlaxcala, la priista Beatriz Paredes resultó electa gobernadora, aunque la verdad es que no concluyó su sexenio, a los cinco años fue enviada por instrucción presidencial como embajadora a Cuba.

 Y así hasta  nuestros días en que las mujeres son mayoría, por ejemplo en el Congreso local y encabezan desde el principio la contienda electoral del 2021, con  amplia posibilidad de acceder al gobierno.

Sin embargo, el camino ha sido sinuoso, sobre todo al interior de los institutos políticos, donde ya vimos por ejemplo el caso de Morena, donde se inscribieron siete aspirantes.

De ahí se informó que la encuesta e selección dio el triunfo a Lorena Cuéllar Cisneros, como la mejor posicionada ante su militancia con 30 años de activismo y eso despertó la inconformidad de un par de aspirantes.

La senadora, Ana Lilia Rivera Rivera y la empresaria Dulce Silva han impugnado y llevado el caso de su inconformidad hasta los tribunales, le apostaron a las redes sociales, que no reflejan la opinión de la militancia.

Cabe destacar que por ejemplo en las comunidades de la mayoría de los 60 municipios, es una minoría la que tiene acceso a las redes sociales y podemos decir que ambas equivocaron la estrategia.

Total que el caso fue llevado a tribunales, pero aunque están en su derecho, a las inconformes les cuesta reconocer que el trabajo desplegado en solo unos cuantos días, no se puede equiparar a tantos años de picar piedra.

Una cosa es querer y otra poder.

Por lo tanto se han conformado en organizar protestas, pero a todas luces se nota que es con el único fin de que a sus gentes otra abanderada les cumpla lo que ellas prometieron y no van a poder cumplir.

Mientras que en la otra llamada Mega Alianza PRI-PAN-PRD y otros aliados confían en que con solo las siglas se van a levantar con la victoria, pero lejos quedaron los tiempos de gloria de pasados triunfos en las urnas.

La balanza se inclina más por la persona y en este caso, la lucha que hace la experredista, Minerva Hernández Ramos, sabe que ya nos tiene acostumbrados a las declinaciones.

Se extraña a Adriana Dávila, quien no ha dejado que se le olvide con recientes apariciones esporádicas, lo que indica que va por otro periodo a una diputación federal, para no perder el ritmo, ni vivir fuera del erario.

Es así como la alcaldesa Anabell Ávalos Zempoalteca ya tiene en la bolsa la candidatura por su partido el PRI, luego de un trabajo frenético en la presidencia municipal de donde ya han salido otros aspirantes y hasta gobernador.

Conjuga su actuación con resultados y reconocimientos a su administración, pero antes se recuerda ese reparto e pantallas en tiempos de Peña Nieto cuando fue delegada de la Sedesol que la llevo a posicionarse.

Así la contienda curiosamente la van a escenificar dos ex alcaldesas y una exdelegada de Sedesol y la otra de la Secretaría del Bienestar, ambas salen de los mismos edificios y curiosamente con posibilidades similares.

Se han guardado este fin de año, solo han manejado sendos mensajes en video, esperan sin duda los tiempos, afinan sus estrategias y el reto es que va a ser una inminente campaña virtual.

Al paso que vamos es seguro que ya no va a haber esos mítines multitudinarios, vamos a pasar a las campañas virtuales, por medio de plataformas digitales y mucha propaganda impresa.

Es curioso que al compactarse  los institutos políticos en alianzas, en la práctica quedarían solo dos grandes partidos, tal vez sea lo que conviene en el futuro, porque hay exceso de partidos políticos y que carecen de oferta atractiva real y efectiva para los electores.

Va a ser interesante escuchar siquiera unos tres debates, que suplan a las campañas presenciales, para acceder a otras posibilidades virtuales, y como diría ese siniestro, sinuoso y ahora encumbrado personaje... LA MONEDA ESTA EN EL AIRE.