*

Sábado, 19 de Septiembre de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡¡Un triunfo para México que el partido de Calderón se quede sin registro!!

Lunes, Septiembre 7, 2020 - 21:03
 
 
   

La verdad no peca pero...

 

La negativa de registro como partido político a México Libre -el frustrado instituto de Felipe Calderón y Margarita Zavala- ha sido motivo de festejo entre millones de mexicanos que no olvidan el sexenio de muerte, inseguridad, corrupción y narcogobierno que nos impuso el calderonato.

La decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) ha sido celebrada no solo porque se le niega un jugoso negocio familiar a los Calderón-Zavala, sino también porque quedaron exhibidos como tramposos y porque fueron expuestos al ridículo debido a que ellos ya daban por hecho que su organización recibiría el anhelado registro.

Parece que los Calderón se niegan a ver todo el repudio social que sus nombres provocan. Cierran los ojos ante la inmensa mayoría de mexicanos que no los quiere ya como actores de la vida pública. Hunden la cabeza para ignorar la indignación que provocó en redes sociales el simple anuncio de que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE perfilaba otorgarle el registro a México Libre.

Lo que es cierto es que Felipe Calderón padece merecidamente de un rechazo ciudadano creciente. La gente no olvida que bañó de sangre al país con su absurda y simulada guerra contra el narco, tampoco olvida la muerte de inocentes en la guardería ABC ni la enorme corrupción que hubo en su sexenio. Además, los juicios contra Genaro García Luna y Emilio Lozoya lo hunden cada vez más en la podredumbre política.

Por eso creo, estimado lector, que el hecho de que México Libre no reciba el registro como partido político significa un triunfo para el país. El dinero público no debe seguir manteniendo a una familia y a un grupo político que convirtió a nuestra nación en un territorio de fosas clandestinas, desaparecidos y daños colaterales.

La negativa de registro a México Libre ha resultado buena no solo para los mexicanos agraviados por el gobierno de Felipe Calderón, sino incluso hasta para el partido que lo llevó al poder en 2006. El PAN es uno de los más beneficiados con este hecho, pues corría el riesgo de una fractura ante la posible salida de cuadros afines al calderonismo.

El portazo que el INE dio al matrimonio Calderón-Zavala devuelve cierto grado de confianza a la autoridad electoral, después de que por falta de recursos legales y de voluntad política cayó en un grave desprestigio por sus omisiones y permisividad ante las prácticas fraudulentas que llevaron a la presidencia a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Ahora, los mexicanos debemos estar atentos a que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no cometa el grave error de dar un paso hacia atrás y le otorgue el registro como partido político a México Libre. Una decisión en este sentido sería profundamente dañina y vergonzosa para el país.

De hecho, considero que el Tribunal Electoral debería retirar, por su perfil religioso, el registro que recientemente obtuvo el Partido Encuentro Solidario. Resulta aberrante la facilidad con la que muchos vividores abusan del negocio de los nuevos institutos políticos para el beneficio de unos cuantos. Estoy convencido de que México no necesita ni un partido más.

Como siempre, mi total agradecimiento y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Hasta la próxima, si Dios lo permite.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta