*

Lunes, 21 de Septiembre de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡¡Otra vez Tlaxcala en último lugar... ahora en procuración de justicia!!

Lunes, Agosto 10, 2020 - 20:40
 
 
   

La verdad no peca pero...

 

 

Por desgracia, como en muchos otros rubros más, Tlaxcala se ubica en el último lugar nacional en el tema de procuración de justicia. El más reciente Índice Estatal de Desempeño de Procuradurías y Fiscalías, elaborado por la organización civil IMPUNIDAD CERO, así lo demuestra.

 

De acuerdo con este documento, la PROCURADURÍA GENERAL DE JUSTICIA DE TLAXCALA es la peor calificada de todo el país porque al evaluar su estructura, operación, política criminal y resultados, se hace evidente que tiene una reducida capacidad de investigación criminal y un deficiente desempeño.

 

Con solo 36.96 puntos de 100 posibles, nuestra entidad se ubica en lo más bajo de este índice nacional de procuración de justicia a pesar de que el gobernador MARCO ANTONIO MENA RODRÍGUEZ no se cansa de vociferar que Tlaxcala es el segundo estado más seguro del país.

 

Imagine usted, estimado lector, cuánto más empeoraría nuestro deficiente sistema de justicia local si al ineficaz y corrupto actuar de la Procuraduría de Justicia tuviéramos que sumarle una mayor incidencia delictiva.

 

Así, a pesar de ser el segundo estado más seguro de la nación, Tlaxcala es el lugar donde más se tarda una persona en denunciar un delito. Según el índice de procuración de justicia, interponer una denuncia aquí significa perder casi cuatro horas (238 minutos). En Durango, que es la entidad con mayor agilidad para este trámite, el tiempo es de 88 minutos.

 

Otras deficiencias detectadas en el estudio de Impunidad Cero, tienen que ver con el presupuesto destinado a la procuración de justicia y con el número de Ministerios Públicos. En ambos casos, los datos registrados por nuestra entidad son insuficientes.

 

Tlaxcala se sitúa como el estado con el menor presupuesto por persona destinado a la procuración de justicia, con solo 106 pesos. En el extremo opuesto se ubica la Ciudad de México con 740 pesos per cápita para este rubro.

 

Además, el número de Ministerios Públicos es insuficiente en Tlaxcala, ya que solo tenemos 6.9 de estos servidores públicos por cada 100 mil habitantes, contra los 25.1 con los que cuenta Chihuahua, que es la entidad mejor evaluada.

 

Pero los resultados del Índice Estatal de Desempeño de Procuradurías y Fiscalías no son solo números. La gravedad del diagnóstico del sistema de justicia local es completamente comprobable en la realidad. No se trata de un asunto de descalificaciones políticas.

 

Durante años, nuestras autoridades locales han dado pésimos resultados en materia de procuración e impartición de justicia. Los tres poderes públicos de Tlaxcala le han fallado a la ciudadanía: el Ejecutivo y el Legislativo, al enviar y votar las ternas para elegir procurador; el Judicial, al administrar justicia.

 

Lo que prevalece en Tlaxcala es la corrupción, la dádiva, la extorsión y hasta el cobro de cuotas. La cadena de tranzas empieza desde las secretarias, los agentes del Ministerio Público, los elementos de la Policía de Investigación y llega hasta los jueces y magistrados.

 

Cualquier persona que haya tenido la desventura de presentar una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia sabe que esa experiencia es un calvario en el que el dinero es el arma para agilizar procesos. También sabe que atreverse a exigir un buen servicio es el camino directo al sufrimiento, las trabas, la dilación y los malos tratos.

 

Por eso se entiende que el Índice Estatal de Desempeño de Procuradurías y Fiscalías revele que en Tlaxcala solo se denuncia y esclarece el 1.3% de los delitos. Eso significa que de cada 100 delitos cometidos en la entidad, 99 ni son denunciados, porque se considera una pérdida inútil de tiempo, ni reciben castigo, por la ineficiencia de nuestras autoridades o por actos de corrupción.

 

Lo que pasa en Tlaxcala es grave si se contempla el panorama nacional, pero la situación empeora cuando se mira el contexto internacional. México se ubica en la posición 115, de un total de 126 naciones, en el Índice de Estado de Derecho 2019. Eso significa que, en el rubro de procuración de justicia, los tlaxcaltecas vivimos en el peor estado de uno de los peores países del mundo.

 

Como siempre, mi total agradecimiento y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Hasta la próxima, si Dios lo permite.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta