*

Viernes, 7 de Agosto de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



AMLO, las aduanas y los militares

Martes, Julio 21, 2020 - 08:22
 
 
   

El anuncio del presidente López Obrador de asignar a las fuerzas armadas el control de las 49 aduanas en el país generará un efecto dominó en las relaciones con Estados Unidos, los equilibrios dentro del Ejército y en las disputas entre carteles del crimen organizado.

Debe darse por descontado que la decisión formó parte de los acuerdos privados en el encuentro de López Obrador con Donald Trump. Washington ha clamado por años que se combata el tráfico de fentanilo que se produce en China, entra a México por Manzanillo y, cada vez más, por Veracruz, y acaba en las calles norteamericanas. Un narcótico 50 veces más poderoso que la heroína; desde 2016, el más letal en la nación vecina, donde mata a cerca de 70 mil adictos cada año.

 

 

En 2018, durante la etapa de transición, López Obrador tuvo acceso a información de inteligencia militar según la cual la corrupción en las aduanas favorece el tráfico de drogas, armas, combustibles, precursores químicos, fraude fiscal, lavado de dinero y mercancías en general.

 

 

Al arranque del gobierno, Ricardo Peralta fue designado director general de Aduanas, pero en mayo de 2019 relevó a Zoé Robledo en la subsecretaría de Gobernación. Pero la corrupción en las 21 aduanas fronterizas, 11 internas y 17 marítimas no había hecho sino seguir creciendo. Tocó el turno a Ricardo Ahued, senador con licencia, quien no cumplió un año en el puesto tras denunciar internamente estar siendo saboteado por Raquel Buenrostro, titular del SAT, en el combate a la evasión fiscal con la exportación de combustibles por parte de empresas privadas.

 

 

La visita a la Casa Blanca exhumó un proyecto diseñado a inicios de la administración para nombrar a cargo de las aduanas a militares en retiro, a fin de eludir los señalamientos de que el área sería militarizada.

 

 

Información consultada por este espacio en fuentes de la Secretaría de la Defensa adelantó que este nuevo sector estratégico entregado a mandos castrenses permitirá mayor margen de maniobra al general secretario Luis Crescencio Sandoval, que ha encarado reclamos crecientes de generales en retiro y otras voces.

 

 

Un ejemplo apenas de ello fue le desayuno efectuado el 22 de octubre de 2019 con la presencia de generales y mandos, retirados y en activo, donde la voz central fue personificada por el general retirado Carlos Gaytán Ochoa, ex jefe del Estado Mayor en la presidencia de Felipe Calderón y parte de la de Peña Nieto, pues en 2010 fue nombrado subsecretario en la Sedena, desde donde disputó la titularidad de la Sedena, que recayó en Sandoval.

 

 

Días después López Obrador emitió un lacónico mensaje en el que habló de la amenaza de un “golpe de estado”. En el aire estaban aún las frases de Gaytán, pero también la aprehensión permanente del Presidente, confiada varias veces a sus cercanos, en el sentido de que los militares puedan frustrar su proyecto transformador.

 

 

Es previsible, dijeron las fuentes consultadas, que al frente de la Dirección General de Aduanas sea designado un general en retiro producto de un consenso interno en la milicia, y lo mismo ocurrirá en cada una de las sedes aduaneras en el país.

 

 

Cabe esperar tensión bajo el nuevo mando castrense en este sector y una compleja curva de aprendizaje, pero también una caída en los ilícitos que hoy se cometen en esos recintos; protestas de exportadores e importadores afectados. Pero el mayor enigma es cómo reaccionarán las mafias de la droga en ese nuevo escenario, en particular el principal traficante de fentanilo: el Cártel Jalisco Nueva Generación.

 

 

Apuntes: El 7 de julio, hace justo dos semanas, compartí con usted la inminente salida del titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, lo que al momento de redactar esta colaboración se preveía para esta misma semana *** Corrección. En la entrega del domingo escribí que han fracasado gestiones de Rosario Robles, presa desde hace un año, para acogerse al “criterio de oportunidad” o rol de testigo protegido. Las infructuosas han sido las gestiones de diversos personajes para convencerla de que denuncie a Miguel Osorio Chong o a Enrique Peña Nieto como involucrados en la llamada “Estafa Maestra”. (rockroberto@gmail.com).


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta