*

Jueves, 6 de Agosto de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Gabinete: bajas a la vista

Martes, Julio 7, 2020 - 20:07
 
 
   

.

Si no se produce un cambio de última hora en el ánimo del presidente López Obrador, en los próximos días habrá, al menos, dos ajustes importantes en su gabinete. Otras posiciones quedarán vacantes hacia noviembre, pues sus actuales ocupantes irán a buscar puestos de elección en 2021, sea porque son candidatos naturales, sea porque representan un fardo para la imagen de la 4T.  

 

Las bajas ya previstas incluyen, hasta ahora, a Víctor Manuel Toledo, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que apenas en mayo cumplió su primer año en el puesto, el cual ocupó tras la precipitada salida de su antecesora, Josefa González-Blanco Ortiz Mena, integrante de una familia de prosapia política con vertientes en Chiapas y Tabasco.  

 

 

Ella es hija y nieta de dos exgobernadores de Chiapas y secretarios de Estado, por no mencionar que su abuela fue hermana de Tomás Garrido Canabal, polémica figura histórica del trópico mexicano, admirada por López Obrador. Por su lado materno resalta no solo el apellido Ortiz Mena sino el Salinas de Gortari.

 

 

La señora González-Blanco ya se había atorado en varios asuntos a su cargo cuando, el 24 de mayo del año pasado, el vuelo AM198 de Aeroméxico, que la llevaría de la ciudad de México a Mexicali, fue retenido más de 30 minutos “por orden presidencial”, según habría dicho el capitán de la aeronave, citado por pasajeros indignados. Esa misma noche presentó una pulcra carta de renuncia bajo el argumento de que en la 4T “no puede haber privilegios”. Todavía, claro, no surgían las historias de hijos codiciosos ni de mansiones no declaradas por parte de otros miembros del gabinete.

 

 

Por casualidad Mexicali representa también la mayor mancha en la hoja de servicios del aún secretario Toledo, quien convenció a Palacio Nacional de montar, con la operación de funcionarios federales, una aberrante consulta en la capital de Baja California contra una empresa cervecera que planeaba invertir 900 millones dólares.

 

 

Según comentaron a este espacio personajes cercanos al sector, el señor  Toledo, un científico de la UNAM, exhibió desde el inicio de su encomienda arrestos de preparatoriano con lecturas trasnochadas: a través de sus artículos en “La Jornada” lo mismo denunció que los campos de energía eólica “roban el aire a los indígenas”, describió a los empresarios como “el verdadero virus que daña al país”, o llamó “ambientalista de derecha” a lo respetada Julia Carabias y a otras voces autorizadas en la materia. Su operación administrativa es calificada como un desastre. Es probable que su cubículo universitario ya esté listo para recibirlo de regreso.

 

 

La segunda baja inminente en el gabinete será la del secretario Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, un destacado catedrático, también de la UNAM, que a sus 82 años se muestra desgastado y con varios males de salud.

 

 

Es sabido que por los pasillos de la SCT deambulan todos los días los intereses de los principales magnates del país, sean las telefónicas, las televisoras o las grandes constructoras. La decisión es que sea necesita un relevo ahí, con otro perfil.

 

 

A falta de espacio, por ahora solo le anticipo que Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, se irá en noviembre para buscar la gubernatura de Sonora, donde las encuestas muestran que tiene una ventaja clara. La única apuesta opositora sería ir coaligada, lo que es improbable. El que sigue deshojando la margarita es Esteban Moctezuma, de Educación, sobre si contender o no por San Luis Potosí.

 

 

  Apuntes: La Secretaría de la Función Pública, por conducto del Órgano Interno de Control del ISSSTE, recibió ayer la enésima denuncia contra el responsable del Instituto en Quintana Roo, el médico general Martín Perales Martínez, que acumula señalamientos de contrataciones fraudulentas y ligas con un mercado negro de medicamentos controlados en hospitales de la institución en la entidad. Todo indica que el director del organismo, Luis Antonio Ramírez Pineda, no desea o no lo dejan quebrar lo que a todas luces parece una mafia bien establecida. (rockroberto@gmail.com).  


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta