*

Viernes, 10 de Julio de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡¡La realización del baile de Contla, error que exhibe a un gobierno de Tlaxcala incapaz e irresponsable!!

Lunes, Marzo 23, 2020 - 20:43
 
 
   

La verdad no peca pero...

 

La capacidad y el temple de nuestros gobernantes se mide en épocas de crisis. Y lo que hoy vivimos con la creciente propagación del coronavirus Covid-19 es claramente la antesala de una crisis sanitaria que nuestras autoridades parecen no saber cómo enfrentar.

Pese a la gravedad que en países más desarrollados ha alcanzado la pandemia, en Tlaxcala es evidente la inacción o incapacidad del gobierno estatal y de los gobiernos municipales y de comunidad para suspender por completo eventos masivos.

En plena contingencia por el Covid-19, la madrugada del pasado 19 de marzo, en la comunidad de Aztatla del municipio de Contla de Juan Cuamatzi, se llevó a cabo el baile anual de “mañanitas” en honor a San José, patrono de esta población. Se habla de que a dicho evento acudieron MÁS DE 5 MIL PERSONAS.

Ninguna autoridad estatal, municipal o de comunidad fue capaz de evitar que  se realizara este baile a pesar de los riesgos que podría implicar para la propagación del coronavirus. La Diócesis de Tlaxcala también fue ignorada por los organizadores porque el pasado 17 de marzo emitió un comunicado oficial en el que informó sobre la suspensión de festejos patronales.

Desde que se dio a conocer el grave riesgo que significa para la población la presencia del coronavirus Covid-19, el gobierno federal empezó a tomar medidas para enfrentar la pandemia. 

Una de esas medidas fue la reunión que se llevó a cabo entre el Presidente de la República y su gabinete con todos los gobernadores de los estados, en la que se establecieron los compromisos y las medidas que se debían de tomar en cada entidad del país, para enfrentar y contener la expansión del virus de forma coordinada.

Por supuesto que a dicha reunión acudió el gobernador MARCO ANTONIO MENA, quien se caracteriza por ser de los primeros en estar presente en todas y cada una de las reuniones de todo tipo que se llevan a cabo a lo largo y ancho del país. Así lo documentan las fotografías que aparecen en los diferentes medios de comunicación, en las que el mandatario tlaxcalteca posa acompañado de sus homólogos o de altos funcionarios del gobierno federal.

Y aunque MENA RODRÍGUEZ estuvo presente en la mencionada reunión, la realización del baile en Contla es una clara muestra de que su gobierno no cuenta con la suficiente capacidad ni la autoridad para imponer las medidas necesarias para evitar la eventual propagación masiva del coronavirus en Tlaxcala.

Hoy, después de esa grave omisión y como ha sucedido siempre, todos “se echan la bolita” y la pregunta que nos hacemos es: ¿por qué no cumplieron con su labor la Coordinación Estatal de Protección Civil y la Secretaría de Salud, así como otras dependencias estatales?

Respecto de la participación del gobierno municipal, es evidente que el ayuntamiento de Contla ignoró desde un principio las recomendaciones para cancelar el evento. Se habla de que fueron intereses económicos los que impidieron la cancelación del baile, haciendo realidad aquel dicho que reza “con dinero baila el perro”.

Lo más preocupante de todo, estimado lector, es la noticia confirmada de que entre los asistentes al mencionado baile se registraron tres casos sospechosos de ser portadores del Covid-19. Independientemente de que estos casos se confirmen o se descarten, la experiencia debe servir para que nuestras autoridades actúen con mayor responsabilidad.

El gobernador MARCO MENA debe ser consciente de que la pandemia del coronavirus puede colapsar un sistema de salud con las carencias y deficiencias del nuestro y de que en México la tasa de mortalidad será previsiblemente más alta por los niveles de diabetes y obesidad de nuestra población.

Como siempre, mi total gratitud y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Hasta la próxima, si Dios lo permite. 


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta