*

Lunes, 9 de Diciembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Y continuamos en la Lela.....

Sábado, Noviembre 23, 2019 - 08:28
 
 
   

¡Que Conste,…Son Reflexiones!

         NO HAY DUDA QUE EN ESTE PAÍS, DEMOCRÁTICO, LA DEMOCRACIA LES BRINDA A LOS MANDATARIOS, FUNCIONARIOS Y POLICÍAS, BANQUEROs, EMPRESARIOS Y COMERCIANTES, GRANDES MARGENES DE OPERACIÓN, DE TAL SUERTE QUE, IMPONEN SU “PERSONAL ESTILO DE GOBERNAR” O SU PERSONAL FORMA DE GANAR Y GANAR, HASTA CONVERTIRSE EN LOS MAGNATES MULTIMILLONARIOS QUE ACAPARAN LA FORTUNA DE LOS MEXICANOS. ESA ES LA REAL DUPLA DEL PODER… LO DEMÁS, SON HISTORIAS.

         En ese personal estilo de gobernar no se puede culpar  solamente a los que lo ejercen, la culpa es de los mismos mexicanos que con su indiferencia han permitido que se les manipule y se les imponga lo que los grandes políticos quieren, claro, al lado y cuidando, siempre, los muchos y grandes intereses de la “clase empresarial y financiera”, por aquello de que no te entumas, y saquen sus dineros del país, y entonces, sí, suman a México en una enorme crisis de credibilidad y de confianza que motivaría enormes y violentas manifestaciones de uno y de otro extremo. Y para que no le anden buscando muchas chiches a las gallinas ahí tenemos los ejemplo de lo que sucede en Chile, Colombia, Ecuador, Venezuela y Bolivia, donde manipularon, a pesar de los “estables gobiernos y desarrollo económico”, las cosas, de tal forma de que grupos importantes se movilizaron y dieron el pretexto, mientras los del poder se reorganizan, para que se pudiera provocar el golpe o generalizar las protestas demandando cambios que nadie sabe en qué consisten. Pero todos coinciden en que se quieren mejores servicios de transporte, salud, educación, vivienda y que dentro de este esquema, las políticas neoliberales, han evitado que se tengan esos bienes que generan los males en muchos países para la mayoría de las gentes.

HAY, SIN DUDA EJEMPLOS CLAROS DE DOGMAS O DE IMPOSICIONES, de necedades que aparentemente parecen ser parte de la formación y de las ideas de las gentes, no son simples posturas, no, son como en los teatros de vivencias donde toman muy en serio el papel que han mostrado, así, hemos tenido muchas y especiales formas de gobernar al país que van desde las más corruptas a las más dogmáticas y represivas, como en los tiempos de Díaz Ordaz, al que, ahora, muchos ponen incienso, cuando hablan de seguridad y de imponer la ley y el orden que, claro, solamente, beneficiaba a los poderosos y jodía a las mayorías. Así, sin duda, cambiaron las cosas por convenir a los tiempos y circunstancias y, aparece, Echeverría, y se toma muy en serio aquello del liderazgo del Tercer Mundo donde pretendía tener un poder más allá del infinito poder que tenía en el país, y claro, pues se equivocó y no lo creyeron en los otros países jodidos ni los grandes capitales que controlan los organismos internacionales ,de ahí, surgía el llamado “populismo” que nos llevó a una crisis enorme

Don José López Portillo, venido de la clase media alta, con una visión romántica del poder y llevada al extremo con sus amoríos, a pesar de su cultura, dejó guiarse más por sus sueños de grandeza que en ver la realidad y pensó en que “administraría la riqueza y bonanza del país, convertido en petrolero” y, pues ¡lástima Margarito! nos quedamos bateando y suspirando con sus amoríos y nombramientos de bellas damas en importantes puestos. Miguel de la Madrid, impuesto como el primer presidente educado dentro de los Estados Unidos, pensó en que seguir las líneas trazadas por los norteamericanos y los organismos financieros internacionales le garantizaría su paso a la historia, olvidando que su cobardía y temores le dejaron, después de los terremotos del 85, como a un pobre diablo manipulado por sus miedos y sus cuates, así, llega al poder un hombre de cojones y de valor que tuvo la visión de golpes importantes que le dieron la “gobernabilidad” al derrotar, en golpes certeros, a los magnates del sindicalismo mexicano y por medio de este esquema, dejar a un lado el fraude electoral, arrebatado al hijo del Tata Cárdenas que en sus idea romántica de la paz y del poder dejó que le arrebataran, sin luchar mucho, el triunfo electoral, con un juego de poder mostrado por Salinas de Gortari, donde la Quina, había jugado un papel importante al destinar muchos recursos sindicales a la campaña del hijo del Tata, y pues, ahí, se empantanó el asunto. Salinas de Gortari sabía que el esquema era ordenar la economía de acuerdo a los intereses de los Estados Unidos por medio del TLC, y así lo logró, pero, se equivocó, cuando dejó mucho de su poder en manos de su asesor Córdova Montoya quien manipulaba los hilos para que, en la crisis generada por el asesinato del candidato Colosio, del cardenal  Posadas Ocampo, de su cuñado Ruiz Massieu y otros muchos escándalos familiares, lo arrinconaran en el extranjero y se perdía el rumbo, por ello, Zedillo, controla el poder gracias a entregar los fondos suficientes para salvar Bancos y banqueros y endeudar a México con el programa del Fobaproa, que a la fecha nos mantiene endeudados y comienza el desmantelamiento de Ferrocarriles y las empresas del estado, que en realidad eran de los mexicanos, así se consolidó el neoliberalismo, y se pensó que, entonces, eran los tiempos de la derecha y salieron gentes como FOX que en forma de caudillo de derecha y guiado por los publicistas de la caca-cola, llevaron al país a una crisis que permitía llegar a Calderón, previamente negociado con los miembros del espionaje gringo, para imponer la Guerra contra el narcotráfico, por eso, retornamos con Peña y otras esperanzas frustradas por la corrupción y la frivolidad, y llegamos ahora, a un nuevo gobernante que impone, desde otra visión, su PERSONAL ESTILO DE GOBIERNO, y esperemos que nos vaya algo mejor o regresemos a las tragedias y las frustraciones, porque el gobierno de un solo mando es bueno en un momento, pero, debemos entender que no puede ser todólogo y especialista en manejo de gentes y de administración de recursos, y por ello, debe contar y controlar a sus cuadros, pero, por desgracia, sus gentes, andan en la lela…


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta