*

Jueves, 21 de Noviembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Está pelón el tema de límites territoriales

Viernes, Noviembre 1, 2019 - 09:39
 
 
   

Aquí Xicohténcatl…

 

“Sol Rojo” se convirtió en “La Perica” tras ser enviado como embajador de México en  Colombia en los años 1985 a 1987,  se trata del exgobernado4r del PRI en Tlaxcala y ahora senador Morenista, José Antonio Álvarez Lima, que también  fue padre de los municipios de la ya no tan reciente nueva creación durante su gestión.

Fue entre 1195 y 1996, cuando en complicidad (como ahora) y mediante el Congreso local, emitió los decretos aprobatorios para la creación de 16 nuevos municipios, con lo que el estado cuenta  en la actualidad con 60 municipios en conflicto.

Sol Rojo era un sujeto muy activo en el salinismo, era “operador político” que en mi pueblo los identificamos como “mapaches” y proveedor de soluciones en caliente.

Eran tiempos también de la militancia priista del ahora dizque  “acérrimo enemigo del salinismo” y quien rescató a La Perica del ostracismo y el olvido para convertirlo en su senador.

En esos tiempos al nuevo morenista,  lo convencieron de que al aumentar el número de municipios, se mataban dos pájaros de un solo tiro, uno era acabar con los problemas en donde algunos pueblos eran más grandes que las cabeceras municipales,  pero por es eso eran castigados por los presidentes municipales.

El otro beneficio era el de aumentar la recaudación de impuestos, vía fragmentación del esquema original, situación que por un lado resolvió los problemas, pero aumentó otros como el del establecimiento de los límites territoriales.

Un ejemplo del desaseo con que actuó este exgobernador de buenos recuerdos para unos y auspiciador de la camada de nuevos ricos que surgieron a la sombra de su administración, sus exfuncionarios hasta chamarras, gorras y cinturones vendían con el logotipo del gobierno y era el de “Viva Tlaxcala!

Así las cosas, La Perica tiene un ejemplo real y constatable de su desorden territorial y basta darse una vuelta por su lujosa y ofensiva propiedad ubicada fácilmente por propios y extraños en la comunidad de Santa María Atlihuetzía.

En ese lugar existe una monumental barda de adobe y piedra que rodea la mansión que por cierto está ubicada en un lugar estratégico desde donde la montaña de La Malintzi se observa en paisaje bucólico y espectacular, tonto no fue.

Fueron muchas las presiones a las familias vecinas que no entraron al negocio de vender sus tierras y como JAL no logró su objetivo, su enorme barda abraza por partes las propiedades y eso es una muestra del problema que heredo en los 16 nuevos municipios que no ven la luz al final del túnel y ven crecer las invasiones y los problemas.

Cabe destacar que dentro de esa enorme barda y solitario como chícharo en cazuela, el exgobernador ha visto con preocupación el derribo de parte de su enorme barda, merced de los materiales de pésima calidad con que la construyeron… ¡Castigo de Dios!, dicen sus vecinos.

Desde antes de esa acción, las invasiones de tierra no se han detenido, sobre todo en los limites estatales entre Puebla y Tlaxcala, se obliga a ciudadanos tlaxcaltecas a pagar impuestos en Cholula, sin que importe que sus propiedades se encuentren en Tlaxcala.

Mientras estos graves problemas de límites territoriales crecen los 25 diputados locales cierran sus puertas y se enjaulan como pericos, desde hace un año lo han hecho, ante la queja de los ciudadanos.

Incluso quienes solicitan su intervención para esta petición es razonada debido a que mediante decreto se establecen los límites entre municipios, pero antes deben mediar con las partes, pero es la hora en que desde hace más de un año las y los diputados locales han mostrado total incapacidad.

Al respecto, Héctor Joseph Cid, presidente del Consejo Ciudadano Intermunicipal en Defensa del Territorio Tlaxcalteca, ha denunciado reiteradamente que la invasión del territorio de Tlaxcala en San Pablo del Monte sigue igual o peor, desde hace tres años, cuando poblanos invadieron los predios de 45 hectáreas del predio Tepexco, en los límites territoriales entre Tlaxcala y Puebla.

Indicó que en noviembre ya se cumplen tres años, sin que haya visos de solución, y que en éstos dos años se ha demostrado con documentación fehaciente la propiedad que los ostenta como dueños.

Y que por otro lado, ha disminuido el número de  “paracaidistas”, que están posicionados del predio y que ello han utilizado una nueva táctica, por medio de brigadas.

Están cuidando alrededor de 30 o 40 personas, y en el momento en que alguno de los propietarios tlaxcaltecas intenta ir a ocupar su predio, o hacer uso del mismo, inmediatamente lanzan cohetones.

De ésta forma conjuntan a la gente de Barranca Honda, y agreden  a los tlaxcaltecas, lo que indica que aunque no tienen viviendas construidas,  o covachas, como se había dado desde el inicio de la invasión, lo cierto es que mantienen el control al respecto.

La otra táctica que están utilizando los invasores, es que a través de Cuahutlancingo, otorgan  constancias de posesión con el argumento o promesa de que les va a escriturar.

Aseguró que incluso ya algunas personas están tramitando su escrituración en Puebla directamente, para que se antepongan a los documentos de los tlaxcaltecas.

Todo esto bajo el argumento de que hay dos documentos de un mismo lugar, tanto de Puebla como de Tlaxcala, y hay que recurrir al litigio, para que sea la autoridad quien determine quién tiene la razón.

Consideró que ésta es parte de la estrategia que han aplicado las autoridades poblanas, en cuanto a permanecer en esa área y recordó que hace unos meses se recurrió al gobierno federal.

Indica que les dijeron que el gobierno de Puebla es el que se ha negado a abrir el diálogo, incluso con la propia Secretaría de Gobierno federal. Por lo que advirtió que se ha decidido, junto con los abogados, partir del sustento jurídico para irse al proceso legal, y que es en esa situación en la que se encuentran en éste momento.

Se ha tenido que lamentar la pérdida de una vida, del líder de los paracaidistas, quien como se sabe fue acribillado a balazos en Barranca Honda y nosotros desconocemos el asunto.

Simplemente por lo que nos informaron, los propios vecinos, un grupo de personas que se ostentaba básicamente como contrarios a la persona ésta, por un

Héctor Joseph Cid puntualizó que siendo objetivos, el problema finalmente es el agua que se mantiene en toda esa área y que de alguna manera, desde que estuvo como expresidente y exdiputado local, Lázaro Méndez Acametitla se autorizó la perforación de cuatro pozos, prácticamente para Puebla.

Pero éstos fueron perforados en territorio de Tlaxcala, en San Pablo del Monte, hoy se tienen noticias que la intención es perforar varios pozos en la zona limítrofe, debido a que en la zona sur de Tlaxcala hay mucha agua.

Y por otro lado, el proyecto que ellos plantean es pasar de la autopista, que es el Arco Norte en la ciudad de Puebla,  pasando por territorio tlaxcalteca, da como resultado la postura de Puebla de quedarse a la fuerza con ese territorio de Tlaxcala.

Entonces se quedan con el agua, se quedan con el proyecto del Arco Norte y e quedan con la tierra Consideró que finalmente es evidente que entre los gobiernos hay un acuerdo político, que tiene que ver con la lejanía que se tiene de Tlaxcala y que para la dotación de servicios es más factible que Puebla, por la cercanía otorgue los servicios.

Llama la atención que ni los diputados y ahora el edil de San Pablo del Monte se preocupen por los servicios, y se ha dicho que Tlaxcala no cuenta con recursos, es lógico que si se tienen del oro lado de la calle, la gente busque solucionar sus problemas, aunque sea recurriendo al gobierno de Puebla.

Lo mismo pasa con la electrificación, se le dice a la gente que le dan los servicios, pero que se vuelvan poblanos por eso se están otorgando constancias de posesión.

Sobre todo y a pesar de que existen escrituras, con la intención básicamente de tener otro documento que para los convalide con los documentos de los tlaxcaltecas.

Lo que viene es un problema legal, la SCJN debe dar la razón a los tlaxcaltecas, e ha presentado toda la documentación  que corresponde a los planos antiguos donde se marcan los límites territoriales de ambas entidades.

Los poblanos no pueden alegar que esos documentos no tengan valides, por otro lado la escrituración que ostentan los tlaxcaltecas, están registradas en Tlaxcala y Puebla no puede decir que carecen de valides, mientras son afectados 400 tlaxcaltecas, concluyó.

En tanto las y los diputados tlaxcaltecas, en su mayoría de Morena y que fueron resultado del “voto parejo”, ni atan, ni desatan en este y otros temas que lastiman a los tlaxcaltecas.

Insaciables en su afán de mantener el poder económico, faltan a su palabra al abandonar su trabajo en el Congreso de Tlaxcala y tiran de a loco el llamado de su líder moral en el tema de la no reelección.

Como en Tlaxcala sigue vigente esa nefasta posibilidad , ahora tenemos que las y los diputados se desviven por repartir el dinero que no es suyo a fin de que los grupos que controlan los sigan manteniendo en el cargo vía dádivas.

Tenemos casos emblemáticos y ridículos por ejemplo de quienes han cambiado el traje de luces por botitas y sombrero para parecer y solo parecer campesino rmuy educido de tamaño, pero no de sus traicioneras ambiciones.

Ni se diga de los casos en que proponen reformas y declaratorias sin son, ni son, al más puro estilo de sus nuevos líderes locales y nacionales, quienes cada día se esfuerzan porque aquellos que “votaron parejo” sufran la penitencia del arrepentimiento…  ¿O NÓ?


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta