*

Jueves, 21 de Noviembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡¡Morena, manzana de la discordia de políticos corruptos y oportunistas!!

Lunes, Octubre 28, 2019 - 21:54
 
 
   

La verdad no peca pero…

 

El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) fue creado el 2 de octubre del 2011 como una expresión política y social impulsada por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, de cara a la campaña presidencial de las elecciones federales de 2012. 

Más tarde, este movimiento se constituyó en una asociación civil el 20 de noviembre de 2012. Y fue el 9 de julio de 2014 cuando el Instituto Nacional Electoral emitió la resolución que le otorgó su registro como partido político nacional, el cual tendría efectos constitutivos a partir del día primero de agosto del 2014. Para agosto del 2017, ya contaba con 319 mil 449 militantes.

En el proceso electoral de 2018, el candidato de MORENA a la presidencia de la República fue LÓPEZ OBRADOR, quien encabezó la coalición “Juntos haremos historia” con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES).

Tras los comicios celebrados el primero de julio de 2018, MORENA se convirtió en la primera fuerza política del país, obteniendo no solo la Presidencia de la República de forma contundente, sino también la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y la primera minoría en la Cámara de Senadores.

El triunfo obtenido por AMLO, con más de 30 millones de votos, fue un grito desesperado del pueblo de México mediante el que quedó de manifiesto el hartazgo y cansancio respecto de gobiernos corruptos e incapaces de brindar resultados tangibles para una sociedad sedienta de justicia social.

El rechazo de los mexicanos por los gobiernos del PRI y del PAN fue claramente expresado en las urnas. La victoria de MORENA se debe entender como el repudio a un sistema que privilegia a los potentados en detrimento de las clases más desfavorecidas.

La ruptura de la continuidad de los gobiernos priistas y panistas significa un distanciamiento del pueblo de México con una clase gobernante que entiende al poder como un medio para el beneficio personal y no colectivo, o como un vulgar fin para satisfacer sus apetitos particulares.

Por eso hoy los conflictos al interior de MORENA resultan no solo reprobables sino también ofensivos para quienes votamos por una transformación, ya que en ellos se retratan las peores prácticas de la lucha intestina del poder por el poder. Hoy MORENA es la manzana de la discordia que se puede pudrir por la codicia de los oportunistas.

Como sabe, estimado lector, a casi un año de gestión de LÓPEZ OBRADOR, MORENA está a punto de renovar su dirigencia a nivel nacional y en los estados, para lo cual convocó a sus militantes a participar en asambleas distritales a fin de nombrar a los consejeros que elegirán a los dirigentes nacionales y estatales.

Sin embargo, como es de todos conocido, las asambleas distritales tuvieron que ser canceladas en algunas entidades del país por presentarse diversas irregularidades y una pésima organización; lo que desencadenó actos de violencia que pusieron en riesgo la vida de varias personas.

En Tlaxcala, por ejemplo, de las tres asambleas convocadas no pudieron llevarse a cabo las de los distritos I y III “por falta de condiciones políticas y de seguridad”. Y aunque la correspondiente al distrito II sí tuvo lugar, un sector de la militancia de MORENA ya anticipó que será impugnada ante el Tribunal Electoral de Tlaxcala por “las anomalías que se registraron en el proceso”.

Lo anterior, estimado lector, es una clara muestra de que en MORENA desafortunadamente se están llevando a cabo prácticas a las que nos tenían acostumbrados los militantes del PRD, el PRI y el PAN, quienes en una encarnizada lucha por el poder utilizaron métodos de todo tipo para lograr sus objetivos.

Además, aquí en Tlaxcala estamos pagando las consecuencias de tener a indeseables oportunistas e ineptos que ocupan una curul en el Congreso del Estado solo por haber sido postulados por MORENA. Tal es el caso de Rafael Ortega, Michelle Brito, Víctor Castro y María Félix Pluma, entre otros, que han decepcionado, con su pésimo trabajo, a quienes les dieron su voto.

Como siempre, mi total agradecimiento y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Hasta la próxima, si Dios lo permite.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta