*

Martes, 22 de Octubre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Soñar En Grande.....

Miércoles, Octubre 9, 2019 - 09:41
 
 
   

¡Que Conste,…Son Reflexiones!

El día de ayer, miércoles, tuvimos el honor de ser invitados por el Club Primera plana a un desayuno para escuchar una interesante plática con el Lic,  Ignacio Morales Lechuga, en esa nos comentaba la historia de Esopo, cuando el venado y el caballo eran enemigos y buscaban matarse el uno al otro, entonces llego y un humano y le propuso al caballo colocarle las bridas y la silla para ayudarlo a matar al venado, lo lograron, pero cuando el caballo pidió que le quitaran el bozal y el freno y la silla para retomar su libertad, el hombre le dijo que no, porque ese era el precio de eliminar a su enemigo, y esto es al parecer lo que pasa a muchos en el proceso político nacional actual y no nos damos cuenta que, buscando el cambio, encontramos el paso a un contrel amparados en la mafia del poder y con una política que protege a los grandes capitalistas, a las inversiones extranjeras, apoya suavemente a los necesitados que jamás tuvieron nada y aprieta el cuello a las clases medias que bufan, exigiendo que les quiten el bozal, el freno y la silla, y no entienden que este es el precio de eliminar a su enemigo y de estar ahora ligado a la nueva transformación…

Algunos piensan que se tiene que establecer o restablecer los mesianismos de equilibrio y este debe comenzar por medio del control, cuando menos, de un grupo importante de diputados independientes que puedan ser el contrapeso de lo que ahora no se tiene, y bueno, es una extraordinaria ilusión, no se trata de que no se sueñe, de los sueños vienen algunos cambios, pero de la realidad se logran los mismos, y cuando vemos que hay una inconformidad real en contra de los políticos y que existe una campaña de los grupos afines a AMLO en contra de cualquier intento de organización independiente, pues es difícil que este logro se concrete, a menos pues que se cuente con los recursos suficientes y la calidad moral y la confianza de los votantes en favor de los independientes, si es que logran algunos, colarse a los procesos electorales que estarán bloqueados en todos lados. Del resentimiento, la desconfianza y el encabronamiento se logró ese apoyo masivo en favor de AMLO y, no hay duda de que, por las mismas razones, se prevén que así surjan las nuevas “dirigencias”, pero su capacidad de maniobra será muy reducida y tendrán que enfocarse a un grupo consolidado que los apoye, no solamente con votos, sino con la organización y el tiempo y los recursos que requieren esos cambios, lo que se ve muy difícil de lograr cuando sabemos que, los clase medieros, son “culebras y víboras cuatas” como diría Fox, o bien, no tienen la fuerza y el valor para realizar los cambios que se requieren, gritan pero no arriesgan ni su libertad ni sus intereses, quieren, al igual que todos, que les lleguen beneficios sin pelear, olvidando que la libertad se conquista no se demanda solamente.

Existen momentos reales en donde la indignación y el horror y terror se impusieron con base a la violencia oficial: en Tlatelolco, el dos de octubre de 1968, cuando creíamos que muchos padres de familia saldrían a las calles a protestar y demandar el esclarecimiento de esos hechos, la libertad de sus hijos, el cese de la represión, y al contrario, se escondieron y se afiliaron al grito de MÉXICO, MÉXICO al inicio de los juegos Olímpicos, dejando sin defensa ni apoyos a los detenidos, los muertos, ni desaparecidos, el otro, el diez de junio de 1971, donde los espacios políticos se ganaron, gracias al sacrificio de los jóvenes que fueron reprimidos por la autoridad, y los partidos políticos, en la “clandestinidad” lograron, con eso, su legalización e incorporación a los puestos y presupuestos, es la realidad. Entró el silencio y la sumisión.

Ahora, el proceso electoral donde gana AMLO el poder, se da no por la organización de Morena, sino por el encabronamiento y la desconfianza en contra de todos los políticos y organizaciones, y esto provoca que, el momento político unipersonal de AMLO sea una realidad, algunas ocasiones, con visión y, otras, con ilusión, y en este juego del dar y dejar, pues muchos, dejan hacer, sin pensar ni luchar, esperan como si del cielo les cayeran los apoyos y privilegios, cuando en la realidad, no nos damos cuenta que traemos el bozal, el freno y la silla de montar, apaleados con el fuete y las espuelas del poder, esto no es vergonzoso, simplemente es la realidad de donde tenemos que partir para apoyar o dejar el cambio o buscar una proposición ligada al mismo.

Tendremos que entender que, a pesar de que algunos cercanos al presidente el sugieren que “le baje” al ritmo , no entienden que su prisa está ligada a los actos de poder y de manejo, si frena el ritmo, puede perder el control, no se pude frenar en la curva cerrada cuando vienes a una velocidad que te obliga a sortear la dificultad. AMLO llega para quedarse, no solo es parte de Morena, es AMLO mismo la fuente de poder, y si esta se pierde, se pierde el poder,  por ello, lo importante será ver cómo interviene para sostener el control de la organización, porque sin organización no hay una media democracia, sino una forma de poder unipersonal, y esto, sucede en casi todos los grupos de la izquierda en América Latina que tienen un poder que, ahora, les disputan, con violencia, las derechas y los gringos… así que aguas, estamos cerca de la crisis si no entendemos lo que pasa.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta