*

Lunes, 23 de Septiembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Aquí Xicohténcatl… El PRD en vía de extinción en Tlaxcala

Viernes, Septiembre 6, 2019 - 12:15
 
 
   

LADIES PRD

II de III partes

LADIES PRD

Dos clavos ardientes de poder fueron clavados en el corazón del PRD, enmedio del surgimiento de las llamadas “corrientes ideológicas”, que para los tlaxcaltecas y lo poco que quedaba del perredismo se llamaron y les siguen llamando “tribus”.

Es claro que el mayor temor de los militantes es que los dejen  colgados de la brocha como lo hicieron sus dos últimas candidatas al gobiernos del estado, la toluqueña y consorte de ASA, Maricarmen Ramírez García y la ahora panista Minerva Hernández Ramos.

 La primera deja el PRD y se va a Morena, acompaña la formación del Frente por Tlaxcala, y reaparece en MC.

La declinación de la panista Minerva Hernández le gana ser diputada federal plurinominal por el PAN, ante lo que la ex candidata al gobierno, Adriana Dávila Fernández dijo: “cuando me dijeron que ella sería impulsada por esa circunscripción, lo que yo dije es que no conocía a ninguna Minerva Hernández Ramos que tuviera residencia de al menos seis meses en el Estado de México”

El salto de Maricarmen Ramírez era también por una diputación, sólo que más pequeña, su afiliación al MC le permitiría ir en primer lugar de la lista de plurinominales y garantizar su entrada a la mini Cámara durante un año y ocho meses.

Pero no logró su objetivo y la política toluqueña va de derrota en derrota, sin sumarse abiertamente a su marido Alfonso a las filas de Morena.

Recientemente y a la callada la ex primera dama de Tlaxcala,  dejó la dirección de un Cobat en Apizaco y han pasado 20 años desde que en una dudosa elección arribó Alfonso Sánchez y su esposa María del Carmen García Ramírez al gobierno del estado

 La pareja que quiso eternizarse en el poder en Tlaxcala continúa recibiendo canonjías, ahora del gobierno de la Cuarta Transformación del País que paga a la dupla un total de 267 mil 76.16 pesos de manera mensual.

La familia que conforma ASA y Ramírez García mejor conocida como “la Hilaria Tlaxcalteca” a pesar de ser oriunda de Toluca, ha sido una de las más beneficiadas y aunque no había trascendido que ambos son funcionarios federales, el portal de transparencia del gobierno federal muestra que el exgobernador perredista y su cónyuge trabajan para la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo con la información que proporciona el gobierno federal, Ramírez García quien aspira a ser la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a la gubernatura en 2021, tiene un salario bruto de 122 mil 512 pesos al desempeñarse como la directora general para el Diseño de Políticas Públicas y Estrategias que forma parte de la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur.

Mientras tanto su esposo, percibe 144 mil 564.16 pesos al desempeñarse como jefe de unidad de Servicios y Formación Policial dentro de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, cargo que tendría que ser especializado y que ostenta a pesar de ser un médico veterinario.

Es así que la familia que gobernó Tlaxcala durante el periodo 1999-2005, sigue siendo beneficiada a pesar de que sus perfiles no cuadran con los cargos que tienen dentro del gobierno federal, no obstante, amenazan con regresar a la entidad para disputar la candidatura para la Hilaria tlaxcalteca y ahora sí imponerse en 2021.

El mote de “Hilaria Tlaxcalteca” se lo puso ella misma cuando en ese tiempo el presidente de Estados Unidos de América era Bill Clinton y su esposa Hillary Clinton se desempeñaba como senadora, mientras que el gobernador de Tlaxcala era ASA.

Así, casi sin gente Sánchez Anaya se convirtió en “Caballo de Troya” que con el canto de las sirenas de la función pública engolosino a los llamados perredistas de las vieja guardia.

Les dio a probar las mieles del poder y como funcionarios los alejó de la lucha social y el resultado fue que este priista perredista morenista logró el objetivo trazado que fue desmantelar a un partido que amenazaba seriamente al eterno tricolor, pero de nada sirvió toda esta estrategia.

Al final perdieron todos los que se dejaron engatusar y como es visible pocos tlaxcaltecas gozan de las mieles de la 4-T como es esta singular pareja que siempre gana y los que pierden son los otros.

La fuga de militantes perredistas hacia Morena no para, solo una que otra fémina perredista permanece congruente, como sería el caso de la exdiputada local Eréndira Jiménez Montiel, quien sigue en la lucha social.

Pero en términos generales, la participación de la mujer actualmente en las filas del otrora poderoso PRD es por decir lo más, intrascendente, ya terminó la campaña de filiación y solo en recuerdos del pasado vive la dirigencia estatal.

LAS TRIBUS CANÍBALES

Desde el inicio del PRD las tribus se han agrupado en tres grandes fracciones: PRD–PAN, PRD–PRI y PRD–PRD, las que se alinean conforme soplan los vientos, pero la verdad es que se van con el canto de las sirenas y sobre todo de los presupuestos.

Antes del 2018, el grupo de mayor visibilidad es el del PRD–PRI, que cuenta con varios funcionarios públicos en la administración del gobierno.

De la fracción PRD–PAN saldrán candidatos a diputaciones federales, aunque la senaduría es la quimera de quienes permanecen fieles y que en cada elección ven como desde el centro les imponen a candidatos y candidatas.

Pero todo se derrumbó, las pérdidas fueron dolorosas y devastadoras en todos los frentes y para todos los partidos, aunque lo nieguen ya no podrán volver a ser los de antes cuando amarraban a los perros con longaniza.

Prevalecen las tribus de Nueva Izquierda (NI), Izquierda Democrática Nacional (IDN), Unidad Democrática Nacional (UDN), Unidad Nacional de las Izquierdas, Mejores Cuentas, Frente de Izquierda Democrática (FIP), Red Joven, Frente de Izquierda Democrática (FIP),  Foro Nuevo Sol, Red Joven y la más reciente es la de Los Social-Demócratas.

El ex diputado y ex alcalde recientemente desaparecido, víctima de un infarto, Rafael Molina Jiménez renunció al PRD, partido en el que militó durante 20 años, porque no estaba a favor de la imposición de candidatos.

En su momento reveló que estaba desilusionado por la traición a los ideales que dieron origen al PRD, además por el agandalle que persiste en los grupos y la falta de liderazgo que permita cohesionar a la militancia antes de pensar en saciar sus intereses personales.

El también ex presidente estatal del sol azteca, Molina Jiménez  confesó que su salida obedecía a una serie de acontecimientos como la firma y participación del PRD en el Pacto por México.

En el que “se fraguaron las reformas a las que el partido estuvo en contra, mismas que los salinistas no habían podido concretar y que son las políticas en contra de las cuales nace el sol azteca en 1989”.

Además, “está la permisiva intromisión del narcotráfico en la imposición de candidatos y que “derivaron en la muerte de estudiantes de Ayotzinapa y lo peor es la respuesta ante esa realidad del presidente del PRD, Carlos Navarrete, que fue nefasta, por eso tiene uno que plantearse no permanecer más al partido que traiciona los principios que le dieron origen”, dijo a los medios de comunicación.

Refirió que en el PRD se ha priorizado el agandalle, la imposición y sumisión de parte de los grupos hegemónicos, como Nueva Izquierda, que lidera Jesús Ortega, y que ha llevado al sol azteca a una vida alejada de la institucionalidad.

Además las conveniencias y de las cuales Tlaxcala no está ajena, porque “quienes tienen el control deciden candidaturas, la integración de los órganos de dirección, el reparto de espacios y componendas”, agregó.

“Esperaba que la llegada de Manuel Cambrón trajera un cambio, es una persona preparada y eso podría dar la posibilidad de tejer en torno a la unidad interna”, pero no es así.

Los resultados de los comicios pasados generó sicosis en los liderazgos del PRD que les hace tomar decisiones poco meditadas y cometen errores estratégicos porque en lugar de optar por la cohesión y generar proyectos incluyentes, quieren imponer candidatos, como fue con la ex priista Lorena Cuéllar Cisneros a la gubernatura.

Eso a la postre fue muy grave, por eso “no puedo esperar a que sucedan las cosas y trabajar para grupos que de manera sistemática han traicionado los principios del PRD y que lo van a llevar a convertirse en un partido marginal. Ideológicamente ya no me siento identificado con el PRD”, abundó Molina Jiménez.

“Todos los partidos están en crisis, pero en el PRD la crisis va en decadencia, en Morena su crisis es de nacimiento, y en ningún partido es fácil, puedo contribuir en Morena e ideológicamente me siento identificado con éste, más allá de las personas”, dijo el político que lamentablemente falleció inesperadamente.

Algo similar pasó con otro cuadro valioso del PRD, Ubaldo Lander Corona fundador del PRD-Tlaxcala, murió tras un accidente automovilístico, ya no trabajaba con el PRD, estaba como operador de precampaña del priista Noé Rodríguez Roldán.

Sin embargo el político de Papalotla murió sin ver en campaña a su candidato, quien tras esta muerte decidió alinearse con el PRI, su partido.

Mientras, encabezados por el ex presidente estatal del PRD Hugo Mexicano Salvador, el ex diputado local y federal José Humberto Vega Vázquez, el ex diputado local Juan Calyecac Cortero, la secretaria de Equidad de Género del CEE del PRD Lucía Hernández, la dirigente de la organización civil “Mujeres con el sol en el corazón”, Sotera Vázquez y Ebert Silva; crearon una nueva Corriente al interior del PRD-Tlaxcala, denominada Corriente Social Demócratas.

Al respecto el líder estatal, Manuel Cambrón hizo énfasis en que el PRD es un partido de inclusión y convergencia de opiniones, y al compararlo con otros partidos, resaltó que la forma de organización en el PRD es horizontal.

Donde todos tienen la oportunidad de participar; así mismo felicitó a los integrantes de la nueva corriente y dejó claro que la participación de la militancia es la mayor virtud del partido amarillo, ya que refuerza desde su interior al PRD.

Juan Calyecac dejó claro que la nueva Corriente no es un “refugio político”, después de los resultados en el pasado proceso electoral y aseguró que las ideas de inclusión y fiscalización ciudadana del nuevo grupo.

Humberto Vega se mostró a favor de empoderar a la ciudadanía e hizo un llamado a los  gobiernos Federal y del Estado, para que “voltearan a ver un poco a la ciudadanía, ya que no todo es el libre mercado”, y propuso que se deben crear más programas sociales sustentables para combatir el desequilibrio muy  pronunciado en México, por tener muchos pobres…Y POCOS RICOS.

Sigue parte III


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta