*

Lunes, 9 de Diciembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Prueba De Fuego Para Los Priistas

Lunes, Agosto 5, 2019 - 23:39
 
 
   

No más discursos Xenofóbicos

Espacio Político

 

 

Hay noticias que parecen ser intranscendentes para los tlaxcaltecas y para millones de mexicanos, como fue la masacre del pasado sábado en “El Paso” Texas, donde murieron 20 personas entre ellos,  ocho  mexicanos, pero esa noticia que enluto varios hogares, debe analizarse sin prejuicios y seriamente, ya que en el vecino país del norte, millones de compatriotas que viven y trabajan en distintos estados de la unión Americana  son los que sostienen con sus remesas a miles o millones de familias, quienes a su vez fortalecen la economía  del País con los millones de dólares que envían.

La masacre de un loco americano, que quizás tiene pensamientos “Hitlerianos”, por la retórica de un gobierno que incita a realizar actos xenofóbicos  contra  migrantes mexicanos no debe quedar sólo como una masacre más que se da en nuestro vecino país del norte, es necesario que el gobierno mexicano, no sólo  condene estos actos, sino que pida la intervención de la ONU y de Organizaciones de Derechos Humanos  Internacionales, para que el gobierno de las barras y las estrellas, paren la venta indiscriminada  de armas, que no sólo ha enlutado hogares de migrantes, sino también de  muchas familias americanas, los datos son duros, en 8 meses del 2019, en la unión americana se han realizado 253 tiroteos masivos, por parte de supremacistas blancos, que en su mayoría son jóvenes, y que realizan masacres con fusiles de asalto, que fácilmente comercializan, ya que no existen restricciones para adquirir armas, lo cual provoca  que jóvenes dementes atenten no sólo contra  migrantes, sino  contra sus propios connacionales. 

En el caso de nuestros migrantes tlaxcaltecas,  afortunadamente no se tuvo ningún caso que lamentar, pero no debemos perder de vista que hay miles de paisanos tlaxcaltecas, que viven y trabajan en los campos y en las industrias americanas, y que pueden sufrir discriminaciones o ataques que lastimen su integridad, de ahí que sería bueno que los diferentes órganos de gobierno manifiesten su apoyo a nuestros connacionales, ahí está el poder legislativo, los municipios y el mismo poder ejecutivo, quiénes a nombre de Tlaxcala, deberían hacer  público su apoyo a miles de tlaxcaltecas que a diario están en peligro de grupos racistas y xenofóbicos, que no entienden que la mano de obra de millones de mexicanos, sostiene la economía de ese país.

Pasando a otro tema, el próximo domingo los priistas tlaxcaltecas, a través de su proceso interno decidirán quién será su dirigente nacional, tres son las opciones: Ivonne Ortega, Alejandro Moreno Cárdenas y Lorena Piñón, tres  priistas que en sus discursos afirmaron  que de ganar van acabar con viejas prácticas y cacicazgos en su partido, sin duda que un verdadero reto, ya que el PRI, por muchas décadas se olvidó de sus principios, y olvidó a la sociedad mexicana, y ésta en el 2018 le cobró la factura. Hoy después de un  mes y días de campaña donde los tres candidatos  se dejaron apapachar por sus partidarios quienes los elogiaron de ser los más bonitos, los más  inteligentes y la mejor opción, tendrán su prueba de fuego  este 11 de junio, donde sólo habrá un ganador  y que según las encuestas del periódico Excelsior, un medio muy objetivo, las preferencias priistas las encabeza el gobernador de Campeche con licencia: Alejandro Moreno, 3 a 1, sobre sus contrincantes políticas: Ivonne  Ortega y Lorena Piñón, sí esto sucede el gran reto de Alito, será primero; buscar la unidad priista, y segundo; formar un comité nacional fuerte, con políticos de experiencia, pero que no sean los mismos de siempre, desmarcarse de la vieja guardia priista y de muchos dinosaurios como: Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa, Beatriz Paredes, Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto, entre muchos más.

En lo que corresponde a Tlaxcala, sin duda que el resultado contará mucho rumbo al 2021, principalmente para los dos operadores; Noé  Rodríguez Roldan y Ricardo García Portilla, uno de Alito; y el otro de Ivonne Ortega,  ya que el perdedor estará muerto en sus pretensiones gubernamentales, mientras que el ganador puede ser “el elegido”, siempre y cuando logre unificar una serie de intereses personales y de grupos, que al paso del tiempo llevaron al priismo tlaxcalteca a estar donde hoy  está, después de la elección del 2018, de ahí que hay morbo para este próximo domingo.    


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta