*

Domingo, 19 de Mayo de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Aquí Xicohténcatl… Transformación de cuarta olvida matrimonios igualitarios en Tlaxcala

Viernes, Abril 19, 2019 - 14:31
 
 
   

Al cumplirse 500 años del encuentro de dos culturas, en Tlaxcala prevalece el olvido y desinterés para que la entidad salga de la lista negra de las 20 entidades donde no ha sido legislada la unión entre personas del mismo sexo.

 

Mientras los diputados locales de la Transformación de Cuarta no se deciden a “entrarle al toro por los cuernos”, ya que solo el PRD ha presentado una iniciativa que se ha colocado en el congelador para hacer hielitos.

Diputados locales Morenistas y sus aliados metieron en la congeladora la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que declaró desde el 2015 inconstitucional aquellos códigos civiles en los que sólo se permite la unión matrimonial entre un hombre y una mujer.

Al mismo tiempo, los y las diputadas federales y mucho menos las senadoras por Tlaxcala se han preocupado por apoyar la unión entre personas del mismo sexo que en la entidad solamente puede concretarse a través de amparos judiciales.

La postura omisa sobre el tema prevalece a tres años de la declaratoria de la SCJN no ha enviado a los diputados locales iniciativa alguna que reforme el Código Civil sobre el tema.

La comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual y Heterosexual (LGBTTTIH) se ha manifestado en demanda del reconocimiento de sus derechos y prevenir la discriminación.

Pero sobre todo para exigir a los diputados locales que tomen en cuenta las dos propuestas de ley, para prevenir y erradicar la discriminación en el Estado.

 Integrantes de las sociedades LGBTTTIH, desde marzo del 2010, integraron 32 parejas lésbico gay se unieron en matrimonio de forma simbólica.

Al mismo tiempo pidieron a los diputados locales, “dejar su falsa y doble moral que los cubre, para legislar a favor de las sociedades de convivencias y contra la discriminación que vive este sector”.

Francisco Alberto Juárez Pereira, condenó a las autoridades y funcionarios públicos que se fundamentan en normas morales o religiosas, y los que han discriminado por tener una preferencia sexual distinta a la tradicional establecida.

En un gesto de apoyo para que en Tlaxcala se legalicen las bodas gay, Guillermo Valencia Rojas y Cesar Méndez Barbosa - primer matrimonio legal de tlaxcaltecas, entre personas del mismo sexo en la delegación Álvaro Obregón del DF, se unieron una vez más en forma simbólica.

Valencia Rojas dijo que no le interesa adoptar niños, sin embargo descalifico el hecho de que se rechace que un matrimonio compuesto por personas del mismo sexo pretendan formar una familia.

“Es mucho más malo ver a un niño tirado en la calle o cuando los sacerdotes los violan y eso es menos criticado” reprochó.

Lamentó que ningún diputado haya creado una casa hogar para encargarse de los niños de la calle, sin embargo la comunidad lésbico gay podrían brindarle el apoyo, el cariño y el hogar que les hace falta a los infantes.

Con un festival en la Plaza Juárez de la ciudad capital de Tlaxcala, y con el lema “El amor es de todos colores”, se llevaron a cabo las primeras bodas simbólicas lésbico-gay en el estado de Tlaxcala.

El evento estuvo amenizado con música rock en vivo, se partió un pastel de cinco pisos, se unieron en matrimonio simbólico 12 parejas de lesbianas 20 de gays.

De las 32 parejas de maridos y esposas recibieron un acta de matrimonio y un ramo de flores; todas las parejas fueron festejadas y convocadas a sellar con besos y abrazos su compromiso de amor.

CELEBRA TLAXCALA PRIMER MATRIMONIO IGUALITARIO

La ceremonia estuvo a cargo del oficial del Registro Civil, Fortino Altamirano Sosa, y al acto asistieron, como testigos, el ex ombudsman Francisco Mixcóatl Antonio, la diputada Eréndira Jiménez Montiel y personas afines a las contrayentes.

En breve mensaje, Jiménez Montiel celebró la realización “del primero de muchos matrimonios igualitarios” que tendrán lugar en Tlaxcala.

Mientras que Mixcóatl Antonio sostuvo que con la primera unión matrimonial entre personas del mismo sexo “se rompió un paradigma” a nivel estatal, por lo que reconoció el valor de la pareja de mujeres.

En junio de 2015, la CEDH tuvo conocimiento de este caso y brindó a las solicitantes asesoría jurídica y acompañamiento a fin de que requirieran la protección de la justicia federal para que les fuera concedido un amparo que ordenara llevar a cabo la unión matrimonial a la Coordinación del Registro Civil.

El pasado 27 de noviembre, el Juzgado de Distrito concedió el amparo a las quejosas porque consideró que el artículo 46 del Código Civil para el Estado Libre y Soberano de Tlaxcala es violatorio de los principios constitucionales de igualdad y no discriminación, en virtud de que hace una diferencia con base en la orientación sexual de las personas.

El citado artículo no contempla explícitamente la unión civil entre personas del mismo sexo, pues establece que el matrimonio debe llevarse a cabo entre un hombre y una mujer, con una visión que concibe a la procreación como finalidad única.

En este sentido, el Juzgado de Distrito determinó que el artículo 46 del Código Civil vigente es “claramente discriminatorio, pues las relaciones que mantienen las parejas homosexuales pueden adecuarse perfectamente a los fundamentos actuales de la institución matrimonial y, más ampliamente, a los de la familia”.

El 12 de junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que no existe ninguna razón constitucional para desconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En esa fecha, la Corte emitió una tesis jurisprudencial que declara inconstitucionales los códigos civiles de las entidades federativas donde el matrimonio sea entendido como la unión entre hombre y mujer.

Una semana después, el 19 de junio, esta tesis fue publicada, con el numeral 43/2015, en el Semanario Judicial de la Federación y se considera de aplicación obligatoria desde el 22 de junio.

El pasado 20 de diciembre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo pública la recomendación general 23/2015, dirigida a los poderes Ejecutivo y Legislativo de todas las entidades federativas, para que adecuen sus leyes con miras a permitir el acceso al matrimonio a todas las personas sin distinción de orientación sexual.

En julio del año pasado, el ex ombudsman local, Francisco Mixcoatl Antonio entregó al Poder Legislativo local una iniciativa para reformar el Código Civil, encaminada a crear la figura de matrimonio igualitario, la cual permite no solo la unión matrimonial entre parejas del mismo sexo sino también el acceso a las prestaciones que tal unión conlleva.

ARRECIAN REPRESALIAS CONTRA INICIATIVA

En Tlaxcala impera la intolerancia e intromisión de la Diócesis de Tlaxcala en temas inherentes al estado al convocar a marchas en contra de la iniciativa para matrimonios igualitarios, con lo cual violentarían los derechos de la comunidad homosexual.

Bajo la excusa de respaldar a la institución familiar conservadora conformada por un hombre, una mujer y sus hijos, el Frente Nacional por la Familia convocó a una marcha multitudinaria.

En conferencia de prensa, Romy García Barba, Raúl Neri Martínez Ramírez de Arellano, Aída Ordóñez Muñoz y Beatriz Obregón Romero, quienes dijeron ser integrantes de esa organización en Tlaxcala, aseguraron que se tratará de un “evento festivo y pacífico”.

Se sumaron a la petición nacional que se hizo en 100 ciudades del país de forma simultánea con una marcha para que sea respetada la voluntad popular a través de la aprobación de “la primera Reforma Constitucional Ciudadana en la historia de México”.

Propone reformar el artículo Cuarto de la Constitución “que exige el respeto del matrimonio entre hombres y mujeres, el respeto a la familia y que se garantice el derecho de los padres a educar a sus hijos”.

Dicha iniciativa fue presentada al Congreso de la Unión el 23 de febrero de este año con el respaldo de más de 240 mil firmas; “queremos que quede muy en claro que la marcha por la familia es una iniciativa que acoge a todos aquellos que reconocen en la familia a nuestro gran tesoro”, expusieron.

Dijeron que son respetuosos de la iniciativa presidencial que busca garantizar el matrimonio igualitario y eventualmente que parejas del mismo sexo puedan adoptar bebés.

“No se trata de discriminar, sino de sumar a organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos en general, a la defensa de la institución familiar, independientemente de otras posturas distintas”, concluyeron.

CATÓLICOS TLAXCALTECAS MUESTRAN SU RECHAZO

La Marcha por la Familia, convocada por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y el Frente Nacional por la Familia, se llevó a cabo el 11 de septiembre en la ciudad de Tlaxcala, se registró la participación de aproximadamente dos mil personas.

Se concentraron en la explanada de la Basílica de Ocotlán y marcharon hasta llegar a la Plaza Juárez para mostrar su rechazo al matrimonio igualitario y sentenciaron que esa unión legal solo puede darse entre un hombre y una mujer para seguir siendo “la base de la sociedad”.

De esa manera feligreses católicos, integrantes y representantes de organizaciones ciudadanas estatales y nacionales, así como integrantes de la Diócesis de Tlaxcala, a la voz de ¡la familia unida jamás será vencida!,  nutrieron la marcha.

Las y los participantes portaban pancartas y mantas que contenían mensajes a favor de la familia tradicional y en contra del matrimonio igualitario, de la adopción de menores entre parejas homosexuales y de la enseñanza de la ideología de género en las escuelas públicas.

Los marchistas dijeron estar en desacuerdo con el paquete de iniciativas presentado por el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 25 de mayo de 2016,  con las que buscan modificar el artículo 4 de la Constitución y el Código Civil para reconocer a las uniones entre personas del mismo sexo.

En Plaza Juárez, durante el mitin sentenciaron que la familia es la célula básica de la sociedad la cual se debe proteger y no atacar, además dejaron en claro que los responsables de la educación y seguridad de los hijos son y serán los padres de familia hombre y mujer, ya que –sentenciaron- todos están por la unión entre un hombre y una mujer, y todos forman parte de una familia natural. 

Entre porras para la familia natural, así como expresiones de rechazo a la unión entre personas del mismo sexo, los participantes dijeron que deben incluir en las reformas y políticas de gobierno a la perspectiva de familia  para ayudar al desarrollo del país y no la ideología de género que solo atenta contra el mismo.

EXHORTAN A CONGRESO DE TLAXCALA PARA LEGISLAR

A escasos días de haberse dado a conocer, la Cámara de Diputados federal, exhortó al Congreso del Estado, para legislar a favor de permitir el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo a través de una reforma al Código Civil vigente en la entidad.

Mediante oficio remitido al Poder Legislativo, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso Federal, Jerónimo Alejandro Ojeda Anguiano, convocó a los congresos locales de cada una de las 32 entidades federativas, a legislar con el objetivo de que no se prohíban el matrimonio entre personas del mismo sexo, en respuesta a la serie de medidas que envió el Ejecutivo Federal recientemente.

En el documento remitido, el cual le fue permitido la entrada en la pasada sesión de la Comisión Permanente, los legisladores federales, hicieron el llamado al Congreso Local para adecuar la normativa local, a fin de permitir este matrimonio igualitario, con el objetivo de que previamente, se analice, discuta y posteriormente se apruebe, de acuerdo al contexto local.

Con ello, cabe la posibilidad de que se retome la iniciativa presentada el año pasado por la diputada Eréndira Jiménez Montiel, en donde ya había propuesto estas iniciativas para modificar el código de procedimientos civiles, en materia de permitir el matrimonio igualitario.

EN TLAXCALA EXISTEN 120 MIL PERSONAS HOMOSEXUALES

Del total de la población en el estado de Tlaxcala, el 10 por ciento de ésta corresponde a la denominada comunidad lésbico gay LGBTTTIH, es decir, alrededor de 120 mil personas.

La ex diputada local perredista, Eréndira Jiménez Montiel, recordó que durante el segundo periodo ordinario de sesiones se estarcía presentando la propuesta de ley para la protección de los derechos de personas que pertenecen a este grupo poblacional.

La legisladora señaló que Tlaxcala requiere de un marco legal, incluso constitucional, que permita reconocer los derechos de la comunidad lésbico gay y evitar la transgresión de sus garantías individuales, ya sea en la sociedad o instancias gubernamentales.

Sostuvo que el reconocimiento legal a los derechos de personas homosexuales, permitiría incluso incluir en el catálogo penal local, el crimen de feminicidio que no está estipulado en Tlaxcala.

Denunció que este grupo de ciudadanos han sufrido de diversas vejaciones y actos discriminatorios en centros comerciales y plazas públicas, que no pueden ser denunciados penalmente por la falta de un marco jurídico adecuado a las necesidades de las personas homosexuales.

EXPECTATIVA EN TLAXCALA DE AMPAROS COLECTIVOS PARA CASARSE

Al menos diez parejas homosexuales, siete de hombres y tres de mujeres, han solicitado informes a la Oficialía número 01 del Registro Civil del municipio capitalino sobre los requisitos para poder contraer matrimonio.

Al obtener como respuesta que en Tlaxcala aún no se ha legislado materia de bodas igualitarias dentro del  Código Civil, los interesados están al pendiente de casos como el de Puebla, donde 30 ciudadanos interpusieron un amparo colectivo ante la justicia federal para que se les reconozca ese derecho.

En Tlaxcala, existe el caso de una pareja de mujeres a la que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha venido asesorando para lograr su objetivo de casarse, aludiendo a la misma jurisprudencia, con lo que se podría sentar una base para más acciones de ese tipo con posibilidades de éxito.               

No hay datos sobre si en otras oficialías del registro civil en los diferentes municipios ha habido solicitudes de uniones maritales entre personas del mismo sexo, sobre todo en los de mayor población.

La SCJN ya mantiene en revisión el amparo colectivo de los interesados poblanos, en virtud de que el máximo tribunal del país en junio pasado determinó que negar el derecho a casarse a una pareja homosexual supone un acto discriminatorio.

EL CONGRESO LOCAL AÚN NO SE LEGISLA AL RESPECTO

En octubre del año pasado el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, propuso incluir en Tlaxcala el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El perredista  sugirió reformas a varios artículos del Código Civil de la entidad, para especificar que el matrimonio debe ser la unión entre dos personas y no precisamente entre un hombre y una mujer.

Entre otras cosas, la iniciativa para modificar la norma propone que la promesa de matrimonio sea aquella que se hace mutuamente entre dos personas, quienes son los esponsales; que el matrimonio es la unión libre y con el pleno conocimiento de dos personas, cuyo objetivo es hacer la comunidad de vida en donde ambas personas se procuran; que el concubinato es cuando dos personas solteras se unen y que podrán contraer matrimonio quienes hayan cumplido 18 años.

Propuso lo anterior al argumentar que no se puede exceptuar a las personas del derecho fundamental del matrimonio solo porque las personas tienen diferentes preferencias sexuales.

Y regularlo -dijo- es una obligación de todas las autoridades, pues aseveró que deben salvaguardar los derechos humanos plasmados en las leyes del país y en tratados internacionales de los que México es parte.

Incluso, detalló que no permitirles el derecho a contraer matrimonio a homosexuales es un tipo de discriminación, pues incluso mencionó que las figuras alternas creadas para que las personas del mismo sexo puedan vivir juntas, como en Tlaxcala es las sociedades de convivencia, también dañan sus derechos.

Luego, se pronunció para que en Tlaxcala los matrimonios igualitarios puedan consolidarse sin que haya de por medio algún juicio de amparo, tal como sucede en la Ciudad de México, Quintana Roo, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Jalisco, Guerrero, Campeche, Michoacán, Morelos, Colima y Chiapas… ES SU TRANSFORMACIÓN DE CUARTA

 


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta