*

Jueves, 14 de Noviembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡¡Marco Mena, gobernador de Tlaxcala, entre los cinco peor evaluados del país!!

Lunes, Marzo 18, 2019 - 20:26
 
 
   

La verdad no peca pero…

 

El pasado once de marzo, en el noticiero que conduce el periodista CIRO GÓMEZ LEYVA en Grupo Fórmula, se dieron a conocer los resultados de la más reciente encuesta nacional de MÉXICO ELIGE, que entre otras cosas evaluó a los 32 gobernadores. Los datos difundidos por Aldo Campuzano, director de la consultora, revelaron que MARCO ANTONIO MENA RODRÍGUEZ está calificado como uno de los cinco peores del país. 

La calificación de MARCO MENA como primer mandatario, según el estudio, es de apenas 19.9%, solo por debajo de JAIME RODRIGIEZ “EL BRONCO” que tiene 20.3% de aceptació,n los resultados y la metodología de la encuesta pueden ser consultados en http://www.mexicoelige.com/10mar19/.

Estos datos, estimado lector, solo confirman lo que no pocos ciudadanos del estado creen: que en Tlaxcala padecemos de un mal gobierno. Tal parece que MARCO MENA no ha logrado entender que la labor de un mandatario no consiste solo en asistir a informes de gobierno en otros estados, o en participar en reuniones de seguridad nacional, o en aparecer en fotografías rodeado de personajes de la alta esfera política del país. 

Difundir esa imagen, y solo esa imagen, lo único que proyecta es una frivolidad que poco tiene que ver con aquel candidato a la gubernatura que, en el año 2016, se presentó ante los tlaxcaltecas como un académico respetado, estudiante de escuelas públicas e hijo de maestros de primaria. 

La cosa empeora cuando hasta hoy, rondando la mitad de su mandato, no se perciben resultados tangibles del trabajo de MARCO MENA en beneficio de los tlaxcaltecas. Por desgracia, continúa el estancamiento en el desarrollo económico que vivimos en el estado desde hace décadas; mientras en otras partes, como en la entidad vecina de Puebla, observamos un crecimiento sostenido. 

Ejemplo de lo anterior son los cercanos municipios de CHIGNAHUAPAN y ZACATLÁN, donde se ha observado una transformación en los últimos años que los ha convertido en un atractivo tanto turístico como de inversiones, y que ha permitido mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Este estancamiento económico que padece nuestro estado, provoca que los tlaxcaltecas que tienen la posibilidad monetaria de consumir bienes o servicios de salud, educación, esparcimiento, etc., acudan de manera cotidiana a la ciudad de Puebla para adquirirlos, generando una derrama económica para la vecina entidad que bien podría activar la economía local y beneficiar a los habitantes de Tlaxcala.

No se puede negar que obras como la modernización de la carretera Apizaco–Tlaxcala están encaminadas a impulsar el desarrollo del estado; sin embargo, tampoco se puede ocultar que los trabajos han causado una serie de incomodidades y afectaciones a quienes obtenían sus ingresos en alguno de los negocios ubicados en las laterales de la carretera o a quienes tienen la necesidad de transitar por esa importante vía. Desde un inicio se observó la falta de planeación por parte de los responsables de la obra, dado que fueron muy deficientes los trabajos de señalización y acondicionamiento de vías alternas.

Algo que ha caracterizado al actual gobierno estatal es la pasividad y mediocridad con la que se han desempeñado, tanto el gobernador como algunos integrantes de su gabinete, en áreas tan importantes como SALUD, EDUCACIÓN, PROCURACIÓN DE JUSTICIA  Y SEGURIDAD, ya que no se observa una actitud que permita ganarse la confianza y el respeto de la ciudadanía. Quizá esta sea una de las razones por las que MARCO MENA está catalogado como uno de los cinco peores gobernantes de las 32 entidades del país.

Otra causa que considero importante para tener esta calificación es la actitud que asumen quienes tienen un cargo en el gobierno local, al sentirse superiores a cualquier persona. Al gobernador MARCO MENA poco se le ha observado cercano a la gente con la humildad y la sencillez que, en el imaginario colectivo, debe caracterizar a un buen mandatario. El ejemplo de LÓPEZ OBRADOR es digno de tener en cuenta, pues tiene los más altos índices de popularidad que jamás un presidente ha tenido desde que se hacen este tipo de mediciones.

Como siempre, mi total agradecimiento y respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Hasta la próxima, si Dios lo permite.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta