*

Sábado, 20 de Abril de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Aquí Xicohtencatl… Austeridad republicana en los bueyes de mi compadre

Viernes, Enero 4, 2019 - 10:55
 
 
   

Con el transcurso de los días, semanas y meses, los tlaxcaltecas poco a poco descubren una triste realidad, “votar parejo” no es la solución a los problemas sociales, por el contrario nos ha llevado a una dolorosa realidad en el caso concreto de las y los diputados locales.

 

 

Si nos remontamos un poco, hasta un mes antes de la elección del primero de julio el año pasado, tenemos que en verdad las y los candidatos de Morena eran y son unos perfectos desconocidos.

El caso es tan preocupante que al otro día de las elecciones, ni siquiera el expriista y ahora líder de Morena, Joel Molina Ramírez tenía el palmarés de sus flamantes diputados.

Es por eso que de inmediato les pusieron bozal, para que no hablaran hasta que recibieron una capacitación intensiva, o lo que es lo mismo los cocinaron en un mes y los resultados no se han hecho esperar.

Pero eso es lo de menos, ya al celebrar las integración de las comisiones, las y los diputados descubrieron que les hacían falta reflectoras para que sus electores los conocieran.

Pero no han tomado en cuenta que así como los reflectores alumbran su incipiente fama, también los pueden quemar ante sus crecientes fallas y errores, aunque hay contadas excepciones como todo en la vida no se puede medir a todos con la misma vara.

A final de cuentas y si nos ponemos en el papel de representados, ellos son quienes le deben de servir a los tlaxcaltecas y pareciera que vivimos en un estado al revés, donde e pueblo debe arrodillarse a su paso.

Dejemos a un lado sus aldeanas pretensiones de parecer nuevos ricos, dueños absolutos de la verdad y cada día y en cada sesión se parecen más a ese burro que les llevaron el día de la protesta de los trabajadores del sector salud.

Ahora apoyados por sus trajes y vestidos y joyas y transformación al estilo “fifí” de las chicas y los chicos totalmente palacio, afloran sus carencias en todos los sentidos.

De esto apenas se están dando cuenta algunos partidos de oposición, fue tal el grado de sometimiento que hay miedo entre los políticos de huarache que es la hora que no retoman el rumbo, ni hay intentos por revivir.

Solo en el caso de los panuchos, su dirigente ya se dio cuenta de la realidad de lo que pasa en el Congreso de Tlaxcala y nos regaló esta perlita a fines del año pasado:

Y declaró por escrito que con el voto a favor de la mayoría de los integrantes del Congreso del Estado de Tlaxcala, específicamente de Morena y sus aliados, PT-PES-PRD, quedó aprobado el Presupuesto de Egresos del 2019 que será de 18 mil 705 millones de pesos, pero con recortes a provisiones económicas en materia de educación, seguridad, pensiones civiles, desastres naturales, entre otros.

Lo anterior fue así, a pesar de las inconformidades fundadas por los diputados del bloque minoritario, PRI-PAN-PANAL-MC-PVEM, quienes presentaron un dictamen de minoría en el que consideraban algunas modificaciones en los conceptos donde hubo cambios a la propuesta original del Ejecutivo.

Además de reprochar que esas modificaciones hechas al presupuesto solo fueron realizadas con miras partidistas para ser utilizadas como “botín político”; no obstante fue desechada.

Los diputados locales definieron que el Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal 2019, será de 18 mil 705 millones 109 mil 588.91 pesos, monto que representa un incremento del 3.14 por ciento en referencia a lo que se ejerció este 2018.

Los diputados realizaron modificaciones a la propuesta original enviada al Congreso por el gobernador, Marco Antonio Mena, entre las que están la disminución de recursos a diversos rubros y la creación de dos fondos que operarán los diputados locales por un monto superior a los 425 millones de pesos.

Respecto a los recortes que se efectuaron están: la eliminación del Fondo de Apoyo para Educación Básica que contemplaba un monto de 130 millones de pesos; recorte en Oficialía Mayor de Gobierno por 70 millones de pesos.

Recorte de 25 millones al Fondo para Desastres Naturales que estaba previsto en 50 millones de pesos; disminución de 12 millones de pesos para el Fondo para el Fortalecimiento de Pensiones Civiles para quedar con 38 millones.

Además quitaron 35 millones de pesos al Fondo para Familias de Oficiales Caídos y Beneficios de Carrera Policial para quedar con 15 millones de pesos; y el recorte de 150 millones de pesos al Fondo para el Fortalecimiento a la Seguridad Pública para quedar únicamente con 50 de los 200 millones considerados en la propuesta original.

No obstante, los diputados crearon un Fondo para Beneficios de Carrera Policial y ministerial por 35 millones de pesos, el cual será para incrementar el sueldo base de ministerios públicos, policías ministeriales y servicios periciales y de investigación en proporción a las responsabilidades que correspondan, siempre y cuando hayan aprobado los exámenes de confianza, con excepción de los mandos medios y altos.

También incrementaron el monto para el Fondo para el Fortalecimiento de Obras y Acciones a municipios de 100 a 250 millones de pesos, el cual contempla un total de 136 acciones en más de la mitad de los ayuntamientos; crearon un Fondo de Acciones para el Fortalecimiento al Campo por un monto de 175 millones, 954 mil, 131.58 pesos, distribuido en 158 acciones específicas; en ambos casos, tendrán la particularidad que el Gobierno del Estado y los municipios suscribirán un convenio para el otorgamiento de los recursos, pero las reglas de operación y la coordinación de estos dos fondos estará a cargo de los 25 diputados locales.

Respecto a los fondos que no sufrieron modificaciones fueron: Fondo para Abatir la Pobreza Extrema con 195 millones de pesos y Sistema Estatal De Becas con 100 millones de pesos. Sin embargo, los diputados contemplaron que las reglas de operación serán avaladas por el Congreso del Estado durante enero y se alinearán con los programas del Gobierno Federal a fin de evitar que haya duplicidad de acciones.

Sobre la distribución entre Poderes, el Ejecutivo ejercerá 14 mil 531 millones 82 mil 314.94 pesos; el Legislativo registró una ampliación de recursos al pasar de 301 a 307 millones 504 mil 800 pesos, de los cuales 235 millones 144 mil 800 pesos serán para el Congreso del Estado, y 72 millones 360 mil pesos para el Órgano de Fiscalización Superior (OFS), además se contempló un monto de 40 millones para apoyos sociales de los diputados locales.

Mientras que el Poder Judicial ejercerá 290 millones de pesos, lo representa un incremento con relación a los recursos de este año; de esos recursos el Tribunal Superior de Justicia del Estado pasará de 223 millones a 275 millones de pesos; mientras que el Tribunal de Justicia Administrativa quien será el encargado de atender los casos del Sistema Estatal Anticorrupción, sufrió un recorte de 28.9 millones a 15 millones de pesos.

La Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) ejercerá 103.4 millones de pesos; la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) 21.3 millones de pesos; el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) 80 millones de pesos; el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) 13.2 millones de pesos; el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, 13 millones de pesos; y el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), 25.2 millones de pesos; dichos montos no sufrieron cambios con relación a la propuesta inicial del Poder Ejecutivo.

Mientras que los municipios ejercerán en su conjunto tres mil 320 millones, 166 mil 077.27 pesos.

Al respecto el aún dirigente estatal del Partido Acción Nacional en Tlaxcala, Carlos Carreón Mejía, dijo que la propuesta de aumento de más de 56 millones de pesos (mdp) que se auto asignarían los diputados locales, responde a una burla al pueblo tlaxcalteca, y un abuso de poder flagrante.

Pese a que la última reforma electoral redujo a 25 el número de diputados que integran el Congreso del Estado, el presupuesto inicial de 178 mdp se continuó ejerciendo sin ninguna modificación.

“Se trataría de una burla y un claro abuso de poder de los diputados locales, quienes pese a que ejercen un presupuesto creado cuando la cámara de diputados era integrada por 32 representantes.

Hoy quieren aumentar 56 mdp, lo que arrojaría un presupuesto de 234 mdp; de hacerlo, sería un insulto a la inteligencia de los tlaxcaltecas” refirió el presidente del PAN Carlos Carreón Mejía.

El dirigente estatal expresó que Acción Nacional debe rechazar la propuesta de este incremento vergonzoso, y no debe caer en el juego y doble discurso de los diputados de Morena, a quienes también reprochó la falta de seriedad en sus propuestas.

“Ya conocemos la bipolaridad e hipocresía de Morena, en el discurso de las plazas públicas y los medios de comunicación, se llenan la boca de frases atractivas como esa de la austeridad republicana; nada más falso, Morena es quien está impulsando este incremento vergonzoso de 56 mdp, para hacer más gordo a un Congreso que inició con una alta expectativa de ser protagonista de lo que llaman cuarta transformación, y en los hechos se está comportando como un congreso de cuarta” arremetió el líder panista.

En el mismo sentido Carlos Carreón condenó la propuesta de creación de una figura parecida a lo que fue el ramo 23, con lo que se pretende otorgar a cada diputado local 10 millones de pesos, para que sean los legisladores locales quienes entreguen a los municipios dicha cantidad con la finalidad de generar gestión.

El también diputado federal manifestó que para el caso se deben crear reglas claras de operación, pues de no hacerlo, advirtió que generará más dolores de cabeza, corrupción y opacidad en un congreso que ha dejado mucho que desear a la sociedad tlaxcalteca.

“Que Morena deje de engañar a los tlaxcaltecas, es su mayoría arbitraria la que pretende incrementar el presupuesto en un congreso opaco, y lo van a hacer con su autoritarismo y demagogia. El PAN debe ser firme opositor frente a este insulto de propuesta de presupuesto, que en total ascenderían a casi 500 millones de pesos” concluyó el líder.

Caray, esto nos lleva a una sencilla reflexión, de verdad las y los diputados con sus faltas, errores y pifias merecen un presupuesto superior por ejemplo al que va a recibir la Universidad Autónoma de Tlaxcala, si tomamos en cuenta que con la mitad va a titular a profesionistas titulados para enfrentar la vida diaria.

No cabe duda que en este naciente 2019, por muchas razones, nos vamos a dar cuenta que quienes votaron parejo en Tlaxcala la regaron y feo, con su voto le dieron alas a los alacrant3s, perdón a las y los diputados.

Ellos y ellas muertos de risa ya festejan en sus curules las mieles anticipadas de un jugoso presupuesto que se han ganado con su disfraz de “luchadores sociales” que les valió para iniciar una vida de ricos.

Y como en Tlaxcala no hay quien los detenga y menos sancione, bajo el amparo del nuevo gobierno federal aceptan la austeridad republicana, la rendición de cuentas, la transparencia, la honestidad y que todo eso se cumpla como dirían nuestros abuelos… EN LOS BUEYES DE MI COMPADRE.

 


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta