*

Sábado, 23 de Marzo de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Aquí Xicohténcatl… Cambio de piel

Viernes, Noviembre 23, 2018 - 10:51
 
 
   

Sin duda para miles de tlaxcaltecas el primer día de diciembre tiene un gran significado, un sueño se va a hacer realidad tras casi dos décadas de que el ahora presidente electo Andrés Manuel López Obrador pisó por primera vez tierras tlaxcaltecas.

 

Venía de su natal Tabasco en esa marcha de la dignidad petrolera, casi nadie lo conocía y llegaba al frente de la columna con ese gesto de indignación, le habían atropellado a su gente y hubo muertos.

De ahí vinieron muchas visitas, a los municipios, en sus campañas y así se fue identificando con los tlaxcaltecas, quienes vieron pasar y padecieron la alternancia en sus gobiernos, pero significaba solo cambio de piel.

Esto no ha pasado desapercibido para el político tabasqueño, sabe que en Tlaxcala la lucha ha sido ancestral por conservar la independencia, pero las imposiciones se sucedieron,  ahora viene un cambio.

López obrador ya lanzó la advertencia, vamos por la democracia participativa, no habrá imposiciones y habrá castigo para quien utilice las estrategias y los recursos que le pertenecen al pueblo.

Fue un claro mensaje para quienes cifran sus ambiciones personales y se quieren aprovechar como antes del poder, se ha pintado una raya y hay que ver si de verdad quienes se ostentan como “servidores de la nación”, van a trabajar sin jalar agua para su molino.

Será por eso que en algunas tribus hay silencio y sabedores de que viene una lucha contra la corrupción, por las dudas no asoman su cabeza, en Tlaxcala los conocemos y sabemos quienes son las y los chapulines de la política.

Ahora, la visión que tiene Andrés Manuel López Obrador sobre su futuro gobierno y de cómo quiere ubicar a su sexenio al nivel de otros tres momentos clave de la historia de México

La Independencia: movimiento armado para liberarse del dominio español que había durado 300 años y que se llevó a cabo de 1810 a 1821.

La Reforma: la guerra entre liberales y conservadores de 1858 a 1861. Tras este conflicto surgieron las "Leyes de Reforma", entre las que destaca la separación de la Iglesia y el Estado. Benito Juárez, el personaje que más admira López Obrador, fue el protagonista central de este momento.

La Revolución: conflicto armado contra la dictadura de Porfirio Díaz entre 1910 y 1917. Al final de la Revolución se promulgó la Constitución que rige actualmente en México.

Al igual que estos eventos históricos, AMLO quiere que su presidencia conlleve un cambio profundo para el país.

"Dijimos que se habían llevado a cabo en la historia de nuestro país tres transformaciones: la Independencia, la Reforma, la Revolución, y que nosotros íbamos a llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de México", señaló AMLO durante un mitin en la capital tlaxcalteca.

"Dijimos también que íbamos a lograr esta transformación sin violencia, de manera pacífica. Dijimos que iba a ser una transformación ordenada, pero profunda y radical", aseguró el ahora mandatario electo.

 ¿Qué es la “Cuarta Transformación” que propone AMLO para México?

Hacer historia

La idea es que el 1 de diciembre por la tarde, después de la ceremonia de toma de posesión, haya un festejo en el Zócalo de la Ciudad de México para marcar el inicio de esta nueva etapa política.

"Están todas y todos invitados a la fiesta por el inicio de la Cuarta Transformación de la vida pública del país", dijo AMLO  recientemente en un evento público en el estado de Tlaxcala.

EL OTRO LADO DE LA MONEDA

Mientras muchos de los seguidores de AMLO ven la idea de una "Cuarta Transformación" con optimismo, otros tantos dudan del alcance que pueda tener esta visión.

Mientras el hashtag #Cuarta Transformación ha sido tendencia en Twitter, también ha cobrado popularidad su opuesto - #TransformaciónDe4a (Transformación de Cuarta) - un juego de palabras con el que algunos expresan su escepticismo ante los cambios prometidos.

"Austeridad republicana", una forma de gobierno aplicada por el expresidente Benito Juárez en el siglo XIX, es también una de las propuestas centrales de López Obrador.

Será que los analistas de poderosa televisora escuchan con preocupación el momento en que AMLO les dijo que solo con suspender la publicidad oficial en el tema de promoción turística se recuperarían ocho mil millones de pesos.

Ni se diga en las representación estatales de las dependencias federales, que como en el caso de Tlaxcala duplican funciones como en el tema de la ecología, el desarrollo urbano y hasta en la seguridad.

Pero no hay resultados, tenemos un río Zahuapan altamente contaminado, la deforestación de nuestra riqueza boscosa, en particular de la montaña de la Malintzi, los delitos y la violencia aumentan cada día.

Y esas alrededor de 40 representaciones, administraciones y delegaciones federales cuestan un dineral y de ahí vendrán los recursos para las becas, la ayuda para los viejitos y personas con capacidades diferentes.

Por eso la Cuarta Transformación ya está en marcha, va a ser dolorosa para los miles de ciudadanos y ciudadanas que durante años se han beneficiado de los altos sueldos, los puestos y los programas.

Para nadie es un secreto que como ya lo ha dicho el propio AMLO, por ejemplo en el sector salud hasta políticos y funcionarios son proveedores de medicinas y ni se diga en donde se realizan obras, hasta se inventan sus constructoras para “jalar” recuso.

La corrupción somos todos ustedes, quienes realizan obras que no tardan ni un año, como en el caso de pavimentación de calles o construcción de carreteras con materiales que obligan a rehacerse cada año.

Es una mina de oro.

Lo más importante es que AMLO sostiene contra viento y marea que habrá amnistía, pero no como la interpretan algunos, sabe que luchar contra ese gigante de mil cabezas es una lucha inútil.

Por eso quiere ver para adelante, con la ley en la mano, para que los corruptos y quienes se aprovechen de los recursos y la gente sean metidos a la cárcel, por eso los apoyos sociales van a ser directos.

Ya tiemblan y se arrepienten los “luchadores sociales”, quienes se asumen como “defensores del pueblo”, paladines de la lucha por conseguir programas y sobre todo para todos aquellos que simulan ser quienes defienden la transparencia y la rendición de cuentas.

Por eso desde tierra tlaxcalteca, es de reconocer y apoyar esa Cuarta Transformación que es hacer historia al erradicar el cáncer de la corrupción y la transa que nos tiene entrampados en el subdesarrollo y la simulación…EN TODOS LOS NIVELES.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta