*

Miércoles, 19 de Diciembre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Cambios En El Gabinete: Un Reto

Martes, Noviembre 20, 2018 - 20:06
 
 
   

Espacio Político

Se confirmó lo que era un rumor… los cambios en el gobierno del estado se dieron,  a unos días de que el Gobernador Marco Mena cumpla dos años de gestión gubernamental, fueron un total de siete;  unos rolaron posiciones y otros entraron al relevo de funcionarios que ya habían cumplido sus ciclos, tal fue el caso del Rector de la UPT de Zacatelco: Narciso Xicohténcatl, de quien, desde el pasado gobierno fue muy cuestionada su administración, ya que por ahí se dieron algunos señalamientos de malos manejos financieros, aunado al señalamiento de prepotencia e indiferencia que el ex Rector utilizó tanto con catedráticos, administrativos, alumnos y padres de familia, de ahí que esta institución de nivel superior estaba estancada en su proceso de  enseñanza- aprendizaje, en cuanto a lo administrativo, Narciso Xicohténcatl,  debe ser investigado una vez que la contraloría y la función pública analicen la: entrega-recepción de esta institución educativa, la llegada de Enrique Padilla, debe darle un giro de 360 grados a esta Universidad, ya que el ex diputado local conoce el sistema educativo,  otro  cambio que era más que necesario, fue el del COBAT, donde la poblana;  Josefina Millán, solo vino a cobrar y a crear una serie de problemas  administrativos, con el personal docente y administrativo, así como con los alumnos y padres de familia, ya que durante su gestión se dieron señalamientos muy fuertes  como son hostigamiento sexual a las alumnas de parte de algunos maestros, acto que no investigo ni mucho menos castigo, ya que los docentes señalados siguen ahí, también se dieron  señalamientos  de que en algunos plantes del COBAT, se da el narcomenudeo, de que las cooperativas escolares y la venta de uniformes son negocios redondos, de que la ex directiva en contubernio con los sindicatos realizaron despidos injustificados, asignación de horas a recomendados e incondicionales, sin respetar los lineamientos de la Reforma educativa y del Servicio Profesional Docente, toda una serie de actos de corrupción que tienen al COBAT, como una de las peores instituciones de nivel medio superior a nivel estatal, aunque la designación de Victorino Vergara, puede cambiar las cosas ya que su experiencia y su formación docente, seguramente permitirá a este subsistema salir de la mediocridad donde se encuentra, para ello el ex director de planeación de la USET, debe actuar como lo hizo en el CECYTE, con mano dura y anteponiendo intereses personales y de grupos, por una formación educativa de miles de jóvenes que forman esta comunidad educativa. 

Otro cambio fue la llegada de Florentino Domínguez, al SEPUEDE, donde el oriundo de Xochiteotla, puede hacer una serie de actividades que permitan que esta institución sea más dinámica y con objetivos que permitan que los programas que ahí se manejan lleguen a quienes verdaderamente lo necesitan, “el profe” como se ha hecho identificar tiene capacidad y es muy dedicado a su trabajo, aunque a veces pierde el piso y cambia su actitud por la prepotencia y altanería olvidando sus orígenes y su formación docente. En los CECYTES, llego Luis Vargas, quien tendrá  el reto de acabar con una serie de vicios que se han creado en este subsistema, ya que su anterior directivo no tuvo la capacidad de separar la rectoría de la educación con el ámbito sindical, por lo que Zenon y Cía. hicieron lo que quisieron, toca a Vargas González, tomar como prioridad la formación educativa de miles de jóvenes y no caer en la política pueril del líder sindical quien solo ve por intereses personales y del grupo de incondicionales que le siguen, otro cambio fue la llegada de José Luis González Cuellar, a la Universidad Tecnológica de Tlaxcala, donde al igual que la Politécnica de Zacatelco, hay serios problemas tanto  en lo educativo como administrativamente, por lo que González Cuellar, ahora sí debe ponerse a trabajar, ya que estar al frente de una Universidad no sólo es un reto, sino un compromiso de formar profesionistas competitivos, sí se quita sus aires de prepotencia y altanería puede dejar huella, sino los docentes y directivos de esta Universidad le pueden dar pronto salida,  sin duda que estos cambios en el sector educativo son los de más relevancia,  ya que los nombramientos de Anabel Alvarado y Dimpna Macías, son intranscendentes, aunque en el caso de Anabel, buscara reflectores con miras futuristas, ya sea para Presidencia Municipal de la capital o para una diputación local, lo que sí es un hecho, que a dos años de gestión gubernamental ninguno de los nuevos funcionarios tiene los tamaños para aspirar al 2021.

Por cierto, me llamo la atención que Beatriz Paredes, regrese a Tlaxcala y se reúna con el sector educativo, ya que la senadora solo aparecía en los procesos electorales para tratar de demostrar control político a los gobiernos federales en turno, pero hoy con la derrota del PRI, la Tizatlense, sabe que está en el ocaso de su carrera política, y seguramente tratara de ser tomada para la decisión 2021, y por eso su reaparición,  ya  que los grupos que hace años creían en ella, hoy la ven con indiferencia, los jóvenes no la conocen y la sociedad tlaxcalteca  con el paso del tiempo la han ido olvidando, ya que ella por décadas ha dado la lectura que solo le interesan sus intereses personales y de un reducido grupo, de ahí que los campesinos que eran su fuerte, hoy la ignoran, por lo que quiere incursionar al sector educativo, donde será muy difícil posicionarse, ya que los maestros no se dejan fácilmente impresionar y menos ahora que la mayoría simpatizan con MORENA.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta