*

Viernes, 17 de Agosto de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



El INE frente a MORENA

Domingo, Julio 29, 2018 - 20:24
 
 
   

A manera de un grito Post Mortem , el INE, en la resolución del Consejo General INE/CG638/2018, en su resolutivo tercero emitió la siguiente disposición:

 

 

“Se impone al Partido Morena una reducción de hasta  el  50% (cincuenta  por  ciento)  de  las  ministraciones  mensuales que  correspondan al partido,   por   concepto de Financiamiento   Público   para   el   Sostenimiento   de Actividades   Ordinarias   Permanentes hasta   alcanzar   un   monto   líquido   de  $197,046,415.92   (ciento   noventa y   siete   millones   cuarenta   y   seis   mil  cuatrocientos  quince  pesos  92/100  M.N.) , por  las  razones  y  fundamentos expuestos…”

 

López Obrador respondió de inmediato y llamo a esto “una vil venganza”. El consejero Ciro Murayama no tardó en replicar y dijo “en democracia, el poder político siempre es limitado y se sujeta a la ley”[1].

Ahora bien, para entender la anterior escena es importante remontarse a sus antecedentes. En los sismos del 2017, la mayoría de las y los mexicanos se inconformaron por lo exuberante del financiamiento a los partidos políticos[2]. Un ciudadano inició en la plataforma change.org la propuesta para que los partidos políticos, renunciaran a su financiamiento y lo canalizarán a las personas damnificadas. Twitter la acogió con simpatía; Facebook, le aplaudió. Las redes hicieron lo suyo y se consolidó la petición. La mayor parte de los representantes de los partidos políticos se unieron a favor de la propuesta, algunos alegaron que era necesario dar 10%, otros que un 25% y hubo quien dijo que hasta un 50%. El INE puso un alto y dijo, en un primer momento, que el dinero no podía cambiar de destino. Pero fue tanta la presión, que después se retractó y señaló que ya habían encontrado el camino legal para hacerlo. Cada partido inició sus propias aportaciones, conformé a los emitidos por la SHCP y retomadas por el INE[3]. Sólo hubo uno que al parecer se separó de esos lineamientos: MORENA.

Efectivamente, MORENA, constituyó un fideicomiso con el nombre de “POR LOS DEMÁS”, con número 73803. Cabe destacar que los representantes de MORENA han dicho que una cosa es el fideicomiso y otra el partido. El INE documentó que coinciden las personas y por ello da por hecho que se trata de los mismo. Más a allá de las sutilices técnicas que pueda originar esta controversia (si es o no es lo mismo) considero que hay un punto muy claro: no es viable sancionar a MORENA. Veamos las razones.

Antes un preámbulo: para teóricos como Luigi Ferrajoli, en la imposición de la pena hay que distinguir claramente entre validez (razones por las cuales se sanciona) y vigencia (norma establecida). El razonamiento de sanción equivocado (que no considera la validez) es la siguiente: A.- La norma prohíbe una conducta; B.- un sujeto incurre en la conducta prohibida; C.- el sujeto merece ser sancionado. Por su parte en el sistema garantista, el razonamiento debe ser el siguiente: A.- La norma prohíbe una conducta; B.- un sujeto incurre en la conducta prohibida; C.- el sujeto merece ser sancionado sólo sino existe una situación de validez que justifique la conducta. Ahora veamos como razonó el INE.

A.- los partidos políticos tienen derecho a recibir financiamiento público; B.- los partidos políticos no pueden cambiar el destino de dichos recursos pues de lo contrario serán sancionado; c.- Morena cambio el destino de los recursos, en consecuencia, tiene que ser sancionado.  Por el contrario, el razonamiento debió de haber sido de esta manera: A.- los Partidos Políticos tienen derecho a recibir financiamiento público; B.- Los Partidos Políticos no pueden cambiar el destino de dichos recursos pues de lo contrario serán sancionado; C.- MORENA cambio el destino de los recursos, pero ¿hay razón de validez? D.- MORENA solo debe ser sancionado si no existió razón de validez y no debe ser sancionado si existió tal.

Ahora bien, sobre la razón de validez hay dos principales que anulan, desde una óptica garantista, cualquier posibilidad de sanción a MORENA. La primera es reconocer que todas las instituciones involucradas (SHCP, INE y partidos políticos) aceptaron que era un criterio de validez renunciar al financiamiento público. Las diferencias comenzaron cuando hubo que encontrar el camino. Para la SHCP y el INE el camino era que ellos habían dictado unos lineamientos, sin embargo, en dichos lineamientos no se dijo nunca cuál sería la sanción a la que se harían acreedores aquellos que no cumplieran con los mismos. Es decir, no se podría sancionar por faltar la tipicidad respectiva. La segunda razón consiste en que el apoyo a damnificados constituyó una razón suficiente para poner en tela de juicio la vigencia de la norma que indicaba que no podía cambiarse el destino del financiamiento.

Veamos y estemos atentos a lo que resuelvan nuestros tribunales.

 

 

[1] Vid. México:política, dinero y legalidad por Ciro Murayama.

[2] Vid. La lección de #PartidosDenSuDinero por Rodolfo Moreno Cruz

[3] "Informe  Respecto  de  la  renuncia  al  financiamiento  público  por  los partidos políticos nacionales, en virtud de los sismos del mes de septiembre de 2017",


Señorío Tlaxcalteca.

Trascendidos de fin de vacaciones

A más de un mes de que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez anunció ajustes en su equipo de trabajo y el relanzamiento de su administración, hasta ahora sólo ha existido una rotación de funcionarios y un cambio visible entre los integrantes del círculo cercano del mandatario que fue notorio en Huamantla durante la cena previa a “la noche que nadie duerme”.

Encuesta