*

Domingo, 21 de Enero de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¿Cómo defiende usted los derechos humanos?

Domingo, Diciembre 31, 2017 - 20:01
 
 
   

Fue en septiembre del 2006, cuando la Cátedra “Santo Tomás” organizó el Congreso Internacional “De Ávila a La Española: el descubrimiento de América, una pregunta a Europa desde la otra orilla” que se realizó en el Real Monasterio de Santo Tomás (Ávila, España), cuando conocí a Samuel Ruiz.

 

El Congreso reunió a un buen número de personas sumamente acreditadas en los temas a tratar  y representantes de ambos continentes. Los debates fueron tan intensos que se desbordaban las horas programadas. Las discusiones seguían en los tiempos de descanso, en los corredores, en los comedores. A pesar de las importantes pugnas, tensiones y diferencias que había entre cada una de las personas que asistieron al seminario, considero que hubo unanimidad, o al menos mayoría, en la necesidad, de exigirle no solo a los países occidentales sino también a los latinoamericanos el respeto a los derechos humanos, pues si bien Europa cometió barbaridades con América, ahora América comete también barbaridades con ella misma, pues temas como el de la migración o el de derechos indígenas, siguen siendo la evidencia palpable de una situación que amerita ser juzgada y sancionada.

 Estuvieron varias personas de México. Yo intentaba en cada momento seguir en sus debates y discusiones a una persona en especial: Samuel Ruiz. Durante todo el tiempo del Congreso, buscaba el momento de platicar con él. Pero siempre se le acercaban personas con nuevas ideas, nuevas interrogantes y no había un espacio. Sin embargo, ya casi al final y cuando ya había abandonado mis intentos, me senté en un banco del corredor secundario del Real Monasterio. No me di cuenta cuando alguien se aproximó y me dijo, bastante serio por cierto, ¿de qué parte de México es usted?; Alcé mí vista; era Samuel Ruiz. Respondí: de Oaxaca. Su rostro cambió de serio a fraternal. Me invitó a caminar. Durante unos minutos ambos nos quedamos callados. Intenté romper el silencio con una pregunta pero él se adelantó: ¿cómo defiende usted los derechos humanos? Titubié en mi respuesta. Se nos acercó un tercero y lo llamó. Nos despedimos provisionalmente.

Hoy, a varios años de su muerte me entero de que él escribió una Carta pastoral en el año del 2004 en la cual, desde su visión, una de las preguntas básicas de la vida espiritual sería: ¿a quién defendiste?

Más allá de compartir o no la visión espiritual de Samuel Ruiz, creo que el valor de las dos preguntas ¿cómo defiende usted los derechos humanos? O ¿a quién defendiste?  Está en su aplicación universal como valor de una filosofía humanística de respeto y hacer respetar a los derechos humanos. Significa sustituir la idea acuñada por Tito Maccio Plauto y popularizada por Hobbes  en el sentido de que “Homo homini lupus” (el hombre es un lobo para el hombre) por la idea de Séneca “Homo sacra res homini" (el hombre es sagrado para el hombre). Significa tener el máximo grado de civilización moral al que apeló Lawrence Kohlberg en su teoría de desarrollo cognitivo. Lawrence Kohlberg y Samuel Ruiz compartieron algo en común: el primero elaboró una teoría de civilización moral, el segundo exigió su realización.

 


Mañana sábado por fin se conocerá quienes serán los inminentes candidatos priistas que participarán en las elecciones federales y locales. Veremos si el grupo del gobernador de Tlaxcala Marco Antonio Mena Rodríguez aceptó amalgamarse con los marianistas que lo llevaron al poder y que poco a poco fueron echados de la administración estatal.

Encuesta