*

Miércoles, 26 de Julio de 2017     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Meade, una carta más en la baraja alternativa de EPN rumbo a la elección presidencial / Tiempos de Democracia

Domingo, Julio 16, 2017 - 21:07
 
 
   

Pese a la calidad de su preparación académica y a su notable carrera administrativa, Meade no la tiene fácil

 

Tendenciosas e infundadas, la mayoría de las críticas lanzadas contra el Nuevo Sistema de Justicia Penal

El actual marco jurídico, primer paso a la inserción de México en el concierto de las naciones civilizadas      

  Siguiendo con el análisis de quien podría ser el candidato priísta a la Presidencia de la República, y tras haber valorado las expectativas de Luis Videgray, de Miguel Ángel Osorio y de Aurelio Nuño, toca seguir la huella de otros tres políticos que, aun cuando permanecen en una discreta segunda línea, no deben descartarse. Ellos son -citados según su orden de aparición en la escena sucesoria- José Antonio Meade, José Narro y Enrique de la Madrid. Esa baraja alternativa de aspirantes de la que eventualmente podría echar mano Peña Nieto, la encabeza José Antonio Meade, economista y abogado de 48 años, egresado del ITAM, de la UNAM y de Yale. Al haber sido titular de la cartera de Hacienda -dos veces-, de Relaciones Exteriores, de Energía y de Sedesol, no cabe discutir una realidad: la trayectoria como servidor público de Meade es, con ventaja, la más completa de los enlistados en la competencia por la nominación tricolor.

Meade, desconectado del priísmo

  No obstante la calidad de su hoja curricular, las posibilidades de Meade se reducen al advertirse que sirvió en el gabinete del presidente panista Felipe Calderón y que, ya en el actual sexenio, nunca solicitó afiliarse al PRI. Al incumplir ese requisito estatutario, Meade es inelegible, a menos que la Asamblea General de agosto anule el impedimento. No será fácil que lo logre, en el supuesto, claro, de que él, Meade, sea finalmente la apuesta del presidente. Y como anticipo de lo cerrada que será la oposición a que Peña Nieto manipule el cónclave priísta, basta saber lo que dijo Manlio Fabio Beltrones, un priísta al que siguen no pocos miembros de la nomenclatura del partido. Estas fueron sus palabras: “…ya tenemos reglas. Respetémoslas y no andemos haciendo trajes a la medida…”. La inferencia a Meade es obvia, y lo que queda claro es que, de Manlio, ni siquiera al presidente le será sencillo librarse; ahí va a estar… para bien o para mal.

Gasolinazo, inflación y recortes

  Otra cuestión cargada de significado político apunta en dirección opuesta a la aspiración de José Antonio Meade. Sin que se supiera el porqué, Peña Nieto decidió que el titular de Hacienda asumiera, ante una indignada opinión pública, la ingrata tarea de justificar el gasolinazo, así como el consecuente impacto inflacionario que incide en la economía de los estratos más pobres de la población. ¿Porque ordenó el presidente que recayera en Meade la culpa virtual del aumento del precio de los carburantes? ¿porqué no la repartió con Pedro Joaquín Coldwell, el secretario de Energía, y con José Antonio González, el director de Pemex? Si la causa fue la profunda crisis que padece la hacienda, ¿porqué no involucró a Luis Videgaray, responsable del desorden que impera en las finanzas del gobierno? ¿será acaso por que Meade no va a ser el elegido? Y para afear aún más su imagen pública, tiene por delante la aplicación de más recortes presupuestales. En suma, un futuro muy cuesta arriba para alguien que aspira a la candidatura presidencial.

ANTENA ESTATAL

El Nuevo Sistema de Justicia Penal

  La celebración en Tlaxcala del Día del Abogado arrojó luz sobre las razones ocultas por las que el Nuevo Sistema de Justicia Penal -NSJP por sus siglas- está siendo objeto de críticas. Algunas tienen algo de razonables pero otras, las mas, son claramente tendenciosas y están inspiradas, por un lado, en la sesgada conveniencia política de atribuirle el aumento de la criminalidad, y por el otro, en el interés de ciertos sectores de la abogacía en preservar las prácticas viciadas de antaño. Arturo Justino Montiel Portilla, es un licenciado en Derecho de la Asociación de Profesionistas del Sur del Estado que, al quejarse de que -según él- el 95% de los casos en Tlaxcala no se judicializan, pierde de vista que es esa justamente una de las metas del sistema oral, acusatorio y adversarial. Se trata de que los querellantes -con la asistencia de un conciliador- alcancen acuerdos que resuelvan sus desavenencias, sin necesidad de tener que acudir a los inacabables y costosos procesos judiciales del pasado.

Resistencias explicables

 En su declaración, Montiel Portilla dejó ver el motivo real de su inconformidad cuando señaló que son “…más de 10 mil litigantes…” los que ejercen en Tlaxcala. Lo que ya no dijo es que, en el obsoleto sistema anterior en el que todo se ventilaba en la obscura secrecía de los juzgados, buena parte de esos litigantes hallaban la forma de prolongar en su provecho asuntos que hoy encuentran rápida, barata y sencilla solución, gracias a las disposiciones del NSJP. El citado jurista enfatizo que, en Tlaxcala, sólo hay 320 especialistas en Derecho que están capacitados para aplicarlas. Cabe preguntarle: ¿por qué esos 10 mil litigantes no aprovecharon los ochos años que el Estado les concedió para hacer lo propio? ¿O es que no les interesa que al fin en México se respete la presunción de inocencia, la transparencia y el debido proceso, principios en los que descansa el estado de Derecho de toda nación que se pretende civilizada y moderna?

Entre abogados te veas…

  Las cárceles de México -incluidas las de Tlaxcala- están atestadas de “presuntos culpables” a los que, mediante la aplicación acrítica de la ley, se les penalizaba con prisión preventiva sin que antes un juez hubiese acreditado su culpabilidad. Así, en esa dramática situación que implica para todo ser humano la pérdida de la libertad, pasaban meses -a veces años- en espera de ser sometidos a juicio. Me refiero, sí amigo lector, a esa legión de desgraciados que se hacinan en los presidios del país, a los que leguleyos sin escrúpulos y jueces inmorales  decretaban su confinamiento indefinido si no disponían de argumentos ($) convincentes para probar su inocencia. No, licenciado Montiel Portilla, no coincido con usted: el Nuevo Sistema Penal Acusatorio no es “…ni un fracaso ni es torpe…”, como usted lo calificó; es sólo perfectible, y a ese afán de mejorar sus contenidos debieran ustedes, los abogados de buena fe del estado, dedicar sus habilidades y conocimientos.

Críticas arrebatadas

  El mismo día, y también en Tlaxcala, Jorge Eduardo Pascual López arremetió contra el NSJP y vaticinó que… ¡en tres años habrá desaparecido! El abogado Pascual López es presidente de una institución que se dice de alcance nacional y cuya única función -aunque sea difícil de creer- es la de organizar “…la celebración del Día del Abogado…”. En una reunión en la que nadie se atrevió a poner límites a tanta insensatez -hubo hasta quien calificó al sistema de “aberrante”-, el abogado Pascual López exigió la inclusión de una larga lista de delitos que, según él, deben castigarse con prisión preventiva. Pero, asómbrese usted, amigo lector, pidió que en ella se incluyera al aborto, y ni por asomo mencionó al peculado. ¡A la cárcel pues con la mujer que decida sobre su cuerpo, y a la calle el funcionario que roba los dineros del pueblo!

Apreciaciones equilibradas

  Hubo más pronunciamientos el Día del Abogado, por fortuna más equilibrados. El gobernador Marco Mena, por ejemplo, explicó que toca a las áreas del Ejecutivo competentes integrar expedientes acusatorios más sólidos y reconoció que, en ese rubro, “…necesitamos hacer un esfuerzo por mejorar…”. Admitió que, antes de dar vista a la autoridad judicial debe asegurarse la corrección jurídica de las carpetas, a efecto de que el juzgador decrete la prisión preventiva cuando sea pertinente hacerlo. Lo anterior no impidió, sin embargo, que el mandatario tlaxcalteca se sumara a la corriente que pide revisar la relación de delitos en los que el imputado debe quedar preso en tanto se lleva al cabo la investigación correspondiente. Para concluir, señaló la necesidad de que jueces, abogados y juristas se capaciten y profesionalicen debidamente. Por su parte, la presidenta del Tribunal de Justicia del Estado, Elsa Cordero, aseveró que, vigente ya el NSJP, jueces locales han dictado prisión preventiva a presuntos delincuentes aún en casos de faltas que no están catalogados como graves. Se entiende que lo hicieron en uso de la discrecionalidad que es su potestad ejercer cuando a la persona presentada se la juzga peligrosa.

Conclusión

  Habituados como estaban a sujetarse a la literalidad de la ley, y no al espíritu implícito en ella, es entendible que aún haya grupos de abogados que claman por revivir el viejo Código Penal, ese que propició un modus operandi asociado a la opacidad y la transa. Ha tocado a su fin la época de aquellos juristas que estaban siempre al atisbo de los defectos de forma de los litigios, desatendiéndose rutinariamente del fondo de los mismos. La reforma del 2008 les advirtió que todo el país migraría a un sistema penal acusatorio y oral, y en él quedarían definidas las funciones de policías, peritos, fiscales, defensores y juzgadores. Mas vale pues que los quejosos se actualicen y, como les recomienda el gobernador Mena, se capaciten y profesionalicen debidamente.

 

 

Para la Primera Plana

 

¿Porqué hizo el presidente que recayera en Meade la virtual culpa del aumento del precio de los carburantes? ¿porqué no la repartió con Pedro Joaquín Coldwell, el secretario de Energía, y con José Antonio González, el director de Pemex? Y si la causa real del gasolinazo fue la crisis por la que atravesaba la hacienda, ¿porqué no involucró a Luis Videgaray, el verdadero responsable del desorden que impera en las finanzas del gobierno? ¿será acaso porque Meade no va a ser su elegido?

 

 


Si prevaleciera el sentido común entre los actores políticos del estado, lejos de estar perdiendo tiempo en construir escenarios que sólo existen en sus mentes, deberían trabajar en las fortalezas de sus partidos para tratar de obtener buenos resultados en los próximos comicios, donde sin duda habrá sorpresas.

Encuesta