*

Miércoles, 26 de Julio de 2017     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Aquí Xicohténcatl… El retorno de las vacas sagradas

Viernes, Mayo 19, 2017 - 10:01
 
 
   

Discretamente, otras no tanto, pero son reconocibles por su lento caminar, su arrogancia y esa mirada entre soñadora y encabronada que se asoma desde la lejanía, tal pareciera que bajan de la Malintzi, pero no, es el retorno en tiempos electorales de las vacas sagradas de la política en Tlaxcala.

Poco a poco aparecen, a toda costa quieren salir en la foto, gritan, patalean, abrazan a medio mundo, apretones de mano, besos, recordatorios de otros tiempos y una alegría que quien sabe de dónde les sale.

Son las estrellas del firmamento de los partidos políticos, ellas, las vacas sagradas, no se molestan en preocuparse por el asunto de las prerrogativas, eso es para los mortales.

Ya fijan la mirada en las nuevas estrategias para las campañas, la meta es una senaduría, una diputación federal y en el caso de la chiquillada, la reelección en el Congreso de Tlaxcala, es el nuevo horizonte para el 2018.

Sin embargo, en Tlaxcala ya no son los tiempos de antes, la sociedad se ha transformado, es una sociedad mejor informada, más documentada y tenemos a una sociedad grande, grande y noble… pero que no olvida.

El reto para los políticos que retornan y quieren meterse en la contienda electoral ya no es solamente prometer, llevar la jarra, la cubeta o palangana de plástico.

Tampoco funciona en Tlaxcala los viejos trucos de mirar a los ojos de frente, abrazar a los viejitos, tomarse la foto con los niños y llamar compañeros a los obreros y campesinos.

El retorno de algunos políticos de la vieja guardia se debe a que simplemente les ha dado resultado hacerse los aparecidos y dejarse querer, que les sigan diciendo gobernador o gobernadora, sin serlo.

Claro que hay de glorias a glorias, pero la realidad es que ahora deben de convencer a las nuevas camadas de electores para que la juventud vote por ellos.

Los nuevos electores ya no se dejan engañar por un balón, una gorra o una camiseta, menos van a votar por la persona, -si ni la conocen-, porque algunos se han desterrado o poco se dejan ver por el terruño.

Algunos forman parte de la Reserva Nacional de Talentos (RENATA), en espera de ser redescubiertos, para compartir sus experiencias, que no su dinero con los electores.

Algunas de estas vacas sagradas de la política son empresarios, otros traicionaron los principios de sus partidos y no les importa que los vean en las derechas y las izquierdas inexistentes ya en Tlaxcala.

Algunos otros se llevaron el producto de su esfuerzo lejos, muy lejos, nos han dicho que algunos a Dublín, otros a España, a las Islas Caimán o a las Canarias, lejos de las miradas indiscretas.

Pocos hasta se han vuelto algo así entre comentarista y analistas en algunos medios de comunicación que les dan cobijo, pero hablan de todo, opinan de mucho, pero no tocan el punto central.

¿Qué hicieron, han hecho o hacen por Tlaxcala?

La historia los juzga por sus actos, es un juez implacable que tarde que temprano pone a cada quien, en su lugar, las obras prevalecen, las instituciones se quedan.

Pero los hombres y las mujeres, tarde que temprano… se van.

Un repaso a vuelo de pájaro, sin meternos en la sagrada vida privada o familiar nos dice que por ejemplo Tulio Hernández Gómez se le recuerda por su frase de que “Tlaxcala se gobierna con saliva y pulque”.

Tulio ha recibido el cariño de su pueblo por ser auténtico y es el que menos ha sucumbido al canto de las sirenas del poder, sigue fiel a su partido el PRI y le gusta que la gente lo salude y le aplauda, se deja querer el hombre.

Beatriz Elena Paredes Rangel, la primera gobernadora que tuvo Tlaxcala acuñó su frase de “Raíz y Compromiso”, que fue utilizada con fines de promoción personal.

Su obra magna en los cinco años que fue gobernadora se puede decir que es la ahora llamada “autopista de la muerte”, la que va a San Martín Texmelucan.

Ha permanecido también fiel a su partido el PRI y se ha dejado ver tras su salida de la embajada en Brasil, ya sus amigos columnistas la ven como prospecto para una senaduría o diputación federal.

Por supuesto por la vía pluruinominal, para que ni se canse en hacer campaña, no la tiene fácil porque hay varios tiradores para esas curules, mientras “La Doña” ya mueve sus piezas de ajedrez.

El que fue gobernador por un año, a la salida del quinquenio de Beatriz Paredes es el académico, Samuel Quirós de la Vega, quien también ya poco se deja ver, pero de vez en cuando se hace presente.

José Antonio Álvarez Lima “Pepe Toño” para sus cuates, ve cada amanecer en su mega residencia de Atlihuetzía, donde se inspira en el impresionante paisaje que se mira desde su ventanal, para sus columnas en los medios de comunicación.

“Viva Tlaxcala” fue la frase que le acompañó durante su gestión, recientemente se salió del PRI, se fue a MORENA, donde se siente muy a gusto y hasta espera que le llegue alguna candidatura, era conocido en las filas de Salinas de Gortari como “Sol Rojo”.

Alfonso Sánchez Anaya ha pasado del PRI al PRD, ahora es también columnista en algunos medios, ya abandonó las filas de MORENA, su experiencia hace sospechar que a muchos les va a dar una sorpresa.

Héctor Israel Ortiz Ortiz, ya se quedó en el PAC, tras su salida del PRI y su gobierno con el PAN, ahora se le nota muy a gusto en la diputación local.

Ha dado la cara, impulsa su PAC, donde también, una vez pasada la contienda estatal, sin duda su partido promete sorpresas a propios y extraños, dado que ha incrementado su activismo desde los cimientos.

De Mariano González Zarur no se dice nada, salvo haber roto los paradigmas ya que en la historia del PRI, nunca “gobernador había puesto a gobernador”, aunque se espera que siga con el impulso político para algunos de sus hijos.

Así, en esta primera ronda de apariciones, no hay sorpresas y habrá que esperar a lo que dicen las dirigencias estatales de los partidos, que como en el caso del PAN, se nota que “la caballada está muy flaca, lo mismo que en el PRD”.

Dicen lo que saben que son los tiempos de MORENA.

Mientras en otro frente, en la LXII Legislatura local ya se preparan para la primera reelección de diputados locales, llama la atención cuál va a ser el procedimiento.

¿Harán campañas otra vez con sus partidos?

Tal vez sea el inicio de una nueva era de la política electoral en Tlaxcala, donde para buscar la reelección se vota, ahora si, por la persona, son muchas interrogantes.

Pero la verdad, el reto para todos y los que vengan es decir lo que han hecho por Tlaxcala, no lo que les dicen que digan sus asesores, los tlaxcaltecas ya quieren la verdad en la política… YA NO SE DEJAN ENGAÑAR.

 

 

 


Si prevaleciera el sentido común entre los actores políticos del estado, lejos de estar perdiendo tiempo en construir escenarios que sólo existen en sus mentes, deberían trabajar en las fortalezas de sus partidos para tratar de obtener buenos resultados en los próximos comicios, donde sin duda habrá sorpresas.

Encuesta