*

Miércoles, 18 de Octubre de 2017     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¿Quien viola la ley?

Lunes, Mayo 8, 2017 - 11:10
 
 
   

Una de las respuestas que han recibido los jóvenes de la FNERRR que mantienen su plantón desde hace 80 días frente al Palacio de Gobierno, es que su petición de tres claves para regularizar escuelas del nivel medio superior en diferentes municipios del estado viola la ley, y que por tanto cualquier petición en este sentido no es aceptable, ya que el gobierno actual sólo hará cosas dentro de ella.

Pero los jóvenes fenerianos, han presentado pruebas de que su demanda ya tiene varios años en dos de ellas, y en la otra mas de un año, y de acuerdo a la ley que aduce el Secretario de Educación, deberían haber hecho estudios de factibilidad, y cualquiera que sean sus resultados comunicársela a los representante de los jóvenes, pero las respuestas que recibieron sólo habla de que tendrían que hacer un estudio pero nunca lo hicieron, violando flagrantemente así el articulo 8º de la Constitución Política, y ahora que los jóvenes reclaman este atropello, la Secretaría de Educación Pública simplemente los acusa de impertinentes, sin darle solución a su petición, y mandándolos  a que vuelvan a presentar sus solicitudes y esperar otra vez, después de varios años de haberlo hecho.

La otra demanda de los jóvenes, es que se aplique el recurso gestionado por los Diputados Federales para  la construcción de un albergue, para dar cabida a decenas de estudiantes pobres de los diferentes poblados más apartados de nuestro estado y que no tienen posibilidades de estudiar una carrera superior, función que ha venido cumpliendo la Casa del Estudiante “Tlahuicole” pero que ya es insuficiente por el numero de jóvenes que la necesitan, esos recursos ya etiquetados fueron depositados por la Secretaria de Hacienda Federal al Gobierno del Estado de Tlaxcala desde el pasado 22 de diciembre del año pasado, hecho que fue reconocido por el Prof. Florentino Domínguez, cuando fungía como Secretario de Gobierno en una audiencia que concedió a los representantes de los jóvenes, y que prometió entregarlos al Ayuntamiento de Tlaxcala para la ejecución de dicha obra, pero hasta ahora la nueva Secretaria de Gobierno ni siquiera se digna a recibir a los representantes de los jóvenes y de la organización que gestionó los recursos,  violando así  los derechos de los jóvenes que han estado atentos al cumplimiento de la obra gestionada y que además no le va a costar nada al gobierno del estado, esta situación es realmente una muestra de que no hay en absoluto algún interés en solucionar estas demandas fundamentales para la educación de varias decenas de jóvenes tlaxcaltecas, que lo único que desean es estudiar.

 ¿En dónde están los intereses particulares de los que habla el señor gobernador?, ¿en dónde están las violaciones de la ley de la que habla el Secretario de Educación?, ¿en dónde está la necedad de los jóvenes de los que habla algunos periodistas subvencionados por el gobierno del estado”.

Esta claro que es aquí donde el Gobernador y el Secretario de Educación muestran su carácter demagógico en relación a la educación, es aquí donde desnudan su política de menosprecio a los ciudadanos, es aquí donde se ve su encono a los jóvenes de escasos recursos cuyo único delito es organizarse y luchar por una educación que cada vez se les niega más, es aquí donde se nota claramente el grado de capacidad para llevar a cabo un gobierno que realmente este con el pueblo, es aquí donde se siente la incapacidad democrática de los políticos actuales.

El pueblo debe saber que la única forma en que el mismo pueblo puede defenderse de los atropellos de los gobernantes es organizarse y luchar como los jóvenes fenerianos lo están haciendo, y por ello debemos darle todo nuestro apoyo económico y moral a los  estudiantes, y exigirle al gobierno del estado dé solución a sus demandas amen de que se movilice el pueblo entero.

 


Han pasado casi diez meses y la estrategia para contrarrestar a los delincuentes no se observa por ningún lado, porque más de la mitad de los tlaxcaltecas se siente inseguro y percibe que la inseguridad pública es un problema que lejos de disminuir va en aumento cada día sin que vea una respuesta contundente de las autoridades.

Encuesta