*

Miércoles, 26 de Abril de 2017     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Por qué Mena regresó de China con las manos vacías

Miércoles, Abril 5, 2017 - 07:16
 
 
   

El viaje reciente del gobernador Marco Mena a China supuestamente en busca de atraer inversiones, es casi seguro que no generará ninguna inversión para Tlaxcala; esto por tres sencillas razones:

 a menos de cien días de gobierno Mena Rodríguez no tenía al menos algo que ir a ofrecer a China; existen muchas razones por las que China no ha querido aumentar sus inversiones en México ya de por sí raquíticas, y porque dicho viaje al que Mena fue como integrante de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), obedeció más a una cuestión política ante la embestida de Trump contra México, y no para la atracción de inversiones.

En primer lugar uno de los principales indicadores que buscan las grandes empresas internacionales para invertir su capital en otros países son dos cosas: Un nivel óptimo de desarrollo en el año inmediato anterior principalmente, y que los índices de inseguridad no sean altos para que haya garantía de seguridad para sus empresas; sin embargo Tlaxcala está mal en ambos casos.

Es evidente que Marco Mena con sólo poco más de tres meses en el gobierno no ha podido contribuir a la generación de desarrollo en la entidad, vamos a estas alturas todavía ni siquiera se conoce su Plan Estatal de Desarrollo.

En este escenario lo único que le quedaba hacer en China a Marco Mena fue promocionar al estado en las pésimas condiciones que lo dejó su antecesor Mariano González con quien por cierto se cayó durante prácticamente todo su sexenio la Inversión Extranjera Directa (IED), llegando a estar entre las últimas entidades en generar inversión extranjera por ejemplo con apenas un 0.5 por ciento a mediados del último año de ese gobierno; esto debido precisamente a la ausencia de desarrollo y a la inseguridad creciente en la entidad.

Por otra parte, el hecho de que un grupo de gobernadores pertenecientes a la Conago decidieron ir a China evidentemente no fue un asunto de atraer inversiones específicamente; sino a tratar de suavizar el clima político adverso contra el presidente Enrique Peña Nieto ante la embestida del presidente de EU Donald Trump, la corrupción existente en México, y la enorme y creciente presencia delictiva en el país, entre otros muchos pasivos que han ido afectando drásticamente las inversiones extranjeras en México.

Sin embargo, se sigue notando la tibieza del presidente mexicano para llevar a cabo una nueva política internacional que defienda realmente los intereses de México; y ha optado por tratar de asustar a EU mostrando posibles negociaciones con uno de sus principales competidores comerciales como es China; pero el país asiático sabe que debido al Tratado de Libre Comercio (TLC), México- EU-Canada, los dos países de norte américa, y sobre todo EU llevan ventaja comercial sobre cualquier otro país que invierta en México de ahí que casi no ha optado por invertir en el país.

Sólo por mostrar alguna cifra de inversión de China en el país; tenemos según una publicación de Forbes México a cerca de una conferencia ofrecida en la UNAM por Bao Ronglin Presidente de la Asociación de Empresarios Zhonghua, que China tenía apenas una participación comercial cercana al 9 por ciento en el mercado mexicano (2013); pero la IED china (276.5 millones de dólares), no representó siquiera el 0.1 por ciento de los 321,067 millones de dólares de IED acumulada durante el periodo 1999-2012.

Hoy China está realizando fuertes inversiones en varios países; pero México ha seguido fuera de estas operaciones comerciales, entre otras cosas Bao Ronglin indicó:

Por la inseguridad que se vive en México.- motivo por el cual en los últimos seis años algunas de las 11 empresas de China radicadas en México tuvieron que cerrar sus operaciones por cuestiones de inseguridad.

Por la inestabilidad en el tipo de cambio.- La depreciación del peso mexicano contra el dólar perjudica el balance de las empresas chinas que compran productos en México, lo que se traduce en un aumento de costos para el mercado consumidor chino, y por tanto una pérdida de competencia para las empresas que habían decidido establecerse en el país.

Prioridad a los socias comerciales.- Ronglin indicó que los países que tienen tratado de libre comercio con México, son los primeros que se beneficias con las licitaciones. Es decir los mayores beneficios siguen siendo para los EU.

Es así que la decisión del gobernador Marco Antonio Mena de haber ido a China en las malas condiciones actuales de las relaciones comerciales entre México y China; así como con las pésimas condiciones que tiene Tlaxcala para resultar atractivo para atraer inversiones no sólo del país asiático, sino de cualquier otro; seguramente resultará en un viaje tan infructuoso como los que en su momento hizo Mariano González a muchos países de diferentes continentes y que no dejaron ganancias para Tlaxcala convirtiéndose en meros viajes de placer.

Ante esto, lo que debe hacer Marco Mena antes de tomar alguna otra decisión de viajar a algún otro país para promocionar las deficiencias de Tlaxcala; es ponerse a trabajar urgentemente en la generación de desarrollo, creación de infraestructura, modernización en varios sectores; así como la disminución de la inseguridad con un combate real a la delincuencia que sigue operando en la entidad y afectando a miles de familias tlaxcaltecas, y por supuesto ahuyentando las inversiones. Van cerca de cien días y contando señor gobernador, y aún no hay claridad en el horizonte de Tlaxcala.    


Sea de una forma u otra, en Tlaxcala siempre existe una cadena de complicidades que impide la impartición de justicia. En la actualidad hay una fuerza que en estos momentos ayuda a los ex presidentes municipales a salir avantes en los procesos penales que enfrentan por estar ligados a posibles actos de corrupción cometidos en sus administraciones.

Encuesta