*



¿Qué pasa con nuestros niños? / Aquí Xicohténcatl

Viernes, Enero 27, 2017 - 11:06

Llama la atención las declaraciones del nuevo secretario de educación pública, Manuel Camacho Higareda, en el sentido de que a su parecer no hay motivo para aplicar la “Operación Mochila” en Tlaxcala, tras lo que pasó en Monterrey.

El ex comentarista de una radiodifusora local y por lo tanto comunicador, entre sus títulos académicos, debe de tomar en cuenta por ejemplo que en los primeros días de enero, la violencia llegó a un jardín de niños por el supuesto abuso de una menor de cuatro años.

Por otro lado, la administración anterior aplicó el operativo “Escuela Segura”, que estaba enfocado en pláticas de orientación directamente por elementos de seguridad y que junto con la revisión cuidada de las mochilas, tal vez inhibió otras conductas.

Si bien es cierto que exista el beneficio de la duda, llama la atención que en lo que ha transcurrido del mes de enero de este 2017, en Tlaxcala ya hay registro de cinco suicidios de jóvenes en edad escolar.

Situación que de inmediato encendió los focos rojos entre las autoridades del gobierno estatal y en especial de los padres de familia.

Las causas no están claras, ni siquiera para las familias de los jovencitos fallecidos, una mujer y cuatro hombres, los casos han sorprendido a las autoridades en pleno cambio de poderes y en las dependencias estatales.

De tal forma que el siete de enero, una jovencita de 14 años fue hallada muerta en su domicilio ubicado en el municipio de Ixtacuixtla, sus padres la encontraron colgada y la descolgaron para solicitar ayuda a la Cruz Roja, los paramédicos le hallaron sin signos vitales.

En Teolocholco, el 18 de enero ocurrió la muerte de un joven de 16 años de edad, trabajaba como empleado en una negociación del centro de la comunidad de El Carmen Atzama y se encontraba sin vida al interior de una camioneta.

En la población de Tepetitla, el 19 de enero, en el interior de la recamara de una vivienda fue localizado el cuerpo sin vida de un adolescente quien al  momento de morir contaba con tan solo 12 años de edad.

El viernes 20 de enero, fue hallado el cuerpo sin vida de un joven de aproximadamente 17 años en la localidad de San Lorenzo Tlacualoyan, del municipio de Yauhquemehcan.

El lunes 23 de enero, Marco -N- de 19 años fue ubicado al interior de la cocina del domicilio ubicado en la calle Juan Cuamantzi y Emiliano Zapata de la colonia Zaragoza por quien dijo ser su tía, desconociéndose hasta el momento las causas reales del hecho.

Es necesario advertir que estas muertes no son nada nuevo a nivel nacional y se debe decir a padres y maestros que el lado oscuro de las redes sociales existe y tal vez muchos la ignoran, pero nuestros niños no, son presa fácil por su temperamento y situaciones de violencia escolar y familiar.

Es de hacer notar que hay páginas que promueven estas conductas y que han sido la causa de que se quitaron la vida adolescentes durante el mes de diciembre en siete estados, entre los que se encuentra Chihuahua, donde se registra un promedio de 16 casos por mes y la edad más común es de los 15 a los 24 años.

Sus visitantes a través del Face son adolescentes que publican desde frases como “me doy asco”, “¿para qué seguir así?”, hasta videos como el “Corrido de los reprobados”, en el que una estudiante de secundaria canta cómo es rechazada por sus compañeros a consecuencia de su bajo promedio, lo que la hace sentirse inferior.

Una de las páginas cuenta con una sección especial de fotografías con frases que hacen alusión o incentivan el suicidio, como la titulada “un disparo para matar el dolor”, en la que se puede observar un joven con un arma, o “un corte para matar el dolor”, en la que se muestra un brazo ensangrentado; de igual forma frases como “los suicidas son las mejores personas del mundo sólo que todavía no se dan cuenta” son algunas publicaciones que se puede ver.

Por lo anterior, la Policía Cibernética debe intervenir y dar a conocer que no pueden actuar respecto a este tipo de páginas en tanto no exista una demanda específica de un caso de suicidio en la entidad, toda vez que el suicidio como tal no es un delito, y hasta el momento no hay denuncia alguna al respecto.

Para que la Fiscalía pudiera tomar acciones, los padres de familia o familiares de alguna persona que se haya suicidado tendrían que interponer una denuncia y establecer que en el celular o computadora de su familiar se encontraron evidencias para abrir una investigación sobre si alguien incentivó a cometer el acto.

Sin embargo en estos casos sólo se puede solicitar a Facebook que cierre dichas páginas, aunque se considera un acto en el que se coarta la libre expresión y que tarde o temprano volverán a abrir.

Los suicidios que se han registro en los últimos días y cuyas víctimas se encuentran relacionadas con la página Suicidas Unidos, se dieron en Chihuahua, Puebla, Campeche, Jalisco, Aguascalientes y Yucatán.

La página cuenta con miles de publicaciones en las que jóvenes hacen común su sentir por el repudio a la vida, “esto no se puede llamar vida si todos los días te duermes deseando no despertar jamás”, es uno de los comentarios que se pueden ver en la página y a su vez son apoyados por cientos de “likes” que están de acuerdo con esta visión.

Las imágenes que se muestran reflejan tristeza y desesperación, nubarrones en los que se colocan frases como “si muero no llores, sólo mira al cielo y despídete”, publica una joven que además asegura que “desaparecer no sería una mala idea”.

Rostros con lágrimas de sangre, pistolas, navajas y caricaturas de jóvenes autolesionándose, son imágenes que comparten quienes son asiduos a este ciberespacio.

Los seguidores de dicha página están de acuerdo en que no hay una solución a los problemas, que la vida no tiene sentido y que sus propias vidas no valen la pena, e incluso muestran su convicción por la idea de que las personas suicidas son lo mejor que existe, pues consideran una cobardía vivir “a medias”.

Sin embargo, Suicidas Unidos no es la única página que se puede encontrar con este tipo de temas, pues existen otras como la Sanctioned Suicide, deep web, “suicidas depresivos”, “suicidas solitarios”, “ángeles suicidas” entre otras cuyo fin es compartir imágenes, videos y frases que apoyan el suicidio.

FOCOS ROJOS

*Adicción a internet

*Cambios drásticos

*Aislamiento

*Dejar de comer

*Dejar de dormir

*Hablar de situaciones de muerte

*Frases como: “no sirvo para nada”, “para qué nací”

*Consumo de drogas

*Actitud de angustia-agitación, represión intensa de emociones agresivas

*Suicidios en la familia o en el contexto social inmediato que genere efecto sugestivo

Como verá, señor Secretario de Educación en Tlaxcala, estas dolorosas muertes y lo que pasa en el mundo oculto de las redes sociales debe preocuparnos y ocuparnos a todos, sobre todo a los padres y maestros.

Hay que ponerse la pila, los diputados a legislar para que esto no ocurra o buscar mecanismos legales de protección, a las policías de todos los niveles hacer su trabajo de prevención.

Pero sobre todo a las madres y padres de familia el llamado es para que vigilen a su hijos, revisen o entérense de la forma de consultar con cuidado el historial los sitios que manejan y visitan sus hijos en las computadoras de su casa o en los lugares de renta de equipos, no es amarillismo, es realismo y de verdad por ellos, nuestros niños… MAS VALE PREVENIR QUE LAMENTAR.