*



Aquí Xicohténcatl/ LAS MENTIRAS DE MARIANO LE HACEN CRECER LA NARIZ

Viernes, Diciembre 23, 2016 - 09:46

Parece que fue ayer, ahí estaba muy serio tras haber alcanzado el sueño de su vida, ser gobernador de Tlaxcala, el priista Mariano González Zarur rendía protesta como gobernador constitucional de Tlaxcala, para el periodo 2011–2016.

A seis años de distancia, igual de serio le ganó la emoción, se le quebró la voz y un par de lágrimas rodaron por su rostro, era su último informe al que le llamó “Mensaje Ciudadano·, hay fotografías que no mienten y que retrataron el dramatismo del momento.

No hubo mala leche en esa fotografía, simplemente fue un retrato del momento, al que se le han dado muchas y maliciosas interpretaciones, eso pasa cuando se tiene una prensa a modo que les cuida su mejor ángulo a sus patrones, como pasa en Tlaxcala.

En esa toma de protesta se contó con la asistencia de 21 diputados, pues 10 legisladores de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) no asistieron al acto. Con la representación del presidente Felipe Calderón Hinojosa asistió el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora.

Ahora la legislatura local ha sido reducida a 25 diputados locales, pero al pueblo no le beneficia en nada absolutamente, ya que el presupuesto que van a ejercer es el mismo, o sea que es la misma gata, pero revolcada,

Instantes después de rendir protesta como nuevo titular del Poder Ejecutivo de Tlaxcala, Mariano González emitió un discurso en el que criticó las acciones de su antecesor, el panista Héctor Israel Ortiz Ortiz.

Y diría, “Tlaxcala se encuentra rezagada en muchos aspectos y la sociedad presenta signos de división y está decepcionada por no haber tenido respuesta a sus demandas y necesidades”.

Ahora en el 2016, a solo unos días para dejar la gubernatura, todo sigue igual, muchos se enriquecieron, se despacharon con la cuchara grande del presupuesto, sobre todo en materia de imagen ante los medios de comunicación, el gasto de publicidad fue brutal cada día.

A la decepción se le suma ahora la desesperanza porque tras esta administración los ricos son más ricos y los que antes eran pobres ahora se encaminan sin oportunidades a la miseria, sobre todo en las comunidades rurales, en las más alejadas donde solamente llegaron las pantallas digitales.

En su mensaje de hace seis años criticó de manera directa la gestión de Héctor Ortiz al exponer que en Tlaxcala “existe un mal que debemos erradicar y es la deshonestidad” y “la opacidad debe ser una práctica del pasado reciente”, subrayó.

Sin embargo y a seis años de distancia, mientras se crea una mini ciudad dentro de la ex hacienda de Santa Agueda, para convivios exclusivos, los tlaxcaltecas ven como floreció el campus de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, en el mismo lapso ha crecido y se ha modernizado.

Ahí están para futuras generaciones las nuevas aulas, los edificios funcionales de las facultades, sus magnificas instalaciones deportivas, su enorme y funcional Centro Cultural, la diferencia es abismal, si se toma en cuenta que en seis años solo se aplica pintura al palacio de Gobierno.

Ni que decir el despegue en los mismos seis años la capital poblana, Rafael Moreno Valle Transformó a la ciudad de Puebla en un lugar diferente y moderno, con amplias vialidades y otra fachada, pero al cruzar la frontera a Tlaxcala… a sesi años, es Tlaxcala, la de siempre.

Por berrinches se abandonó la Plaza del Bicentenario, una actitud de revancha disfrazada de cuestiones legales ocultaron la verdad, incluso se dio carpetazo a verdaderas irregularidades cometidas por los constructores voraces, simuladores y corruptos, quedaron tablas, pero los 400 millones invertidos siguen desperdiciados, hasta este día.

Luego MGZ, citó: “como lo establece la carta compromiso que firmé públicamente hace unos meses, el ejercicio del gobierno en el manejo de los recursos públicos deberá  ser visto a través de una caja de cristal.

Añadiría que este es el único camino para dejar de ser uno de los tres estados con el mayor índice de corrupción del país y el último lugar en transparencia efectiva. La administración pública no es el ámbito para realizar negocios familiares, patrimoniales, ni de grupo.

Sin embargo a medida que se dieron a conocer los nombres de los integrantes de su gabinete todo cambió, Secoduvi y Sefoa fueron dependencias donde la “cajita de cristal” se esmeriló con los actos escandalosos de corrupción que pese a señalamientos no paso nada y esa cajita de la honestidad se frustró.

En el ámbito social, expuso que se tiene un gran reto por delante en virtud de que Tlaxcala está entre los primeros cinco estados de la República con mayor incidencia de pobreza y el 17.8 por ciento de la población tiene algún grado de rezago educativo.

Mariano Gonzales acaba de informar que en esta administración se invirtieron 2 mil 747 millones en infraestructura básica educativa: por día 1 millón 260 mil pesos y 2.68 acciones / obras realizadas.

Se le dio mantenimiento normal o correctivo a 798 planteles de educación básica, el 70 por ciento de los existentes. La niñez hoy acude a escuelas dignas y con acceso a nuevas tecnologías.

Solo que la pintura aplicada fue de mala calidad y la manita de gato de la que presume ya se deteriora a pasos agigantados, es algo que no se explica.

El número de Escuelas de Tiempo Completo se incrementó de 16, en el sexenio pasado, a 538 en este sexenio. Para apoyar la alimentación en estas escuelas de horario ampliado, se construyeron 522 desayunadores con una inversión de 383 millones.

Pese a estas cifras, recientemente la maestra Citlali Ortiz Cano denunció la suspensión de las escuelas de tiempo completo por falta de presupuesto.

Con internet satelital, que el Gobierno del Estado contrató, y al alcance de todos, conectamos las aulas de medios de todas las escuelas, con recursos estatales y la presencia del secretario de Educación Federal (que no vino a Tlaxcala), serán entregadas 16 mil 802 tabletas a los alumnos de secundaria de las diferentes modalidades y a los de nivel medio superior que tienen promedio mínimo de nueve; cuatro mil computadoras a maestros y 800 para las áreas administrativas de universidades y tecnológicos.

Cabe destacar que las aulas de medios no funcionan en ninguna parte y que hasta se robaron las pantallas y al entregar las tablets los reporteros despertaron la ira del gobernante al cuestionarlo sobre la licitación de la compra de 40 mil tablets.

Se enojo.

Cuando asumió el cargo, Mariano González dijo en materia de salud, manifestó que las mujeres y los niños presentan enfermedades que con una atención sencilla y oportuna no existirían y lamentó que en sólo dos años se quintuplicaron los casos de leucemia, principalmente entre la población infantil en el sur del estado.

Sin embargo durante seis años en el sector salud se registró desabasto de medicina, robo hormiga y algunas clínica y hospitales se volvieron a equipar, cuando hay constancia en los medos que todas quedaron equipadas y funcionando.

Lo grave en el sector salud fue el recorte de servicios al Seguro Popular y la escandalosa fuga de especialistas de los hospitales porque no les pagaban sueldos justos.

El entonces flamante Mandatario diría que “es también inadmisible que Tlaxcala sea la entidad con mayor índice de trata de personas: señor secretario de Gobernación, Tlaxcala sabe que el señor presidente Felipe Calderón conoce y está informado de los problemas que vivimos”.

El titular del Ejecutivo federal, en el libro que escribió hace cinco años con motivo de su campaña dijo estar impresionado por el grave problema de la trata de personas en Tlaxcala y por el dolor que causa en las familias, en las mujeres y en las personas la explotación sexual.

Preocupación e indignación de la comunidad tlaxcalteca. “Por eso, en el gobierno del estado vamos a trabajar en coordinación con el gobierno federal para reorientar nuestras estrategias, definir prioridades y trabajar, con energía, con decisión y con la participación de todos, en contra de las causas que han dado origen al rezago”, abundó.

A seis años de distancia en el tema de la trata, las organizaciones sociales han señalado a nivel internacional que en Tlaxcala este gobierno ha sido de simulación y que el supuesto combate a la trata ha sido un fracaso.

El cierre de antros para negocio de ponerlos en regla fue una mina de oro, el resultado final se tiene un escandaloso aumento de la trata que subió su presencia a 35 municipios, cada día hay mas antros y hoteles y nadie puede controlar este flagelo de la nueva leyenda negra de Tlaxcala que ahora es tierra de padrotes”.

En su informe ciudadano Mariano González dijo que en el Parque Nacional Malinche se construyeron 154 presas de gavión y 843 kilómetros de zanjas-bordo, que permiten retener el agua y la tierra para evitar la erosión y recargar los mantos acuíferos medios y superficiales.

Pero no mencionó que durante seis años de su administración el bosque de la Malintzi ha sido devastado hay gente armada que hace lo que quiere, los talamontes le ganaron la batalla a este gobierno.

No dijo que construyó un hospital en territorio de Puebla y que ahora inaugura con el presidente Peña Nieto, tampoco ha mencionado los problemas ecológicos para construir la Ciudad Judicial o que posiblemenete su Centro de las Artes tenga dueño, como en el deportivo de Adolfo Escobar.

En materia de ecología dijo que limpiaría el río Zahuapan y que “en mi administración no se va a construir una planta de tratamiento, hasta que no entren en funcionamiento as que ya existen”.

Informó que al inicio del gobierno se tenían 124 plantas de tratamiento -hoy tenemos 128-, de las cuales operaban con deficiencias 11.  Con el apoyo coordinado entre el gobierno federal, estatal y municipal, el apoyo del Presidente Enrique Peña Nieto, se tienen hoy en funcionamiento 75 plantas.

El Zahuapan sigue igual, sus aguas pestilentes y venenosas ta no sirven para el riego, de nada sirvieron los miles de millones que se invirtieron, el gran pretexto de la ecología ha servido por sexenios y no se avanza, estamos peor que nunca.

Seria una lista interminable si se compara con lo prometido y que no se cumplió, desde hace mucho el pueblo de Tlaxcala ha manifestado su rechazo a esta administración, pero no hay manera de que esa desaprobación se haga patente.

Quien lo ha intentado ha sentido el rigor por medio de la fuerza pçublica, los granaderos, los perros, los helicópteros con francotiradores fueron muchas veces las respuestas a las manifestaciones ciudadanas.

Ahí esta nuestra gente en los pueblos, humillada, hombres mujeres, niños y ancianos que sufrieron y sintieron en carne propia la fuerza del estado, como olvidar a las normalistas que fueron agredidas por los granaderos.

La forma de que se defienda el pueblo solo es con su rechazo, ah֍i esta la evidencia de las inauguraciones de la feria y a rechifla de la gente, las muestras de rechazo a este gobierno fueron constantes.

Nunca se olvidara esa rechifla monumental frente al presidente peña Nieto, allá en Apizaco, cuando fue la carga del sable, cuando la gente mostró su hartazgo, sin embargo ahora recibe agradecimiento, reconocimiento y apapachos… FELICIDADES A TODOS LOS TLAXCALTECAS, ESTE GOBIERNO YA SE FUE.