*



El "Gober de los cielos" / Aquí Xicohténcatl

Viernes, Diciembre 2, 2016 - 10:19

Cualquier parecido con una serie televisiva que revela el hacer y actuar de los grandes capos y el llamado “gober de los cielos” de Tlaxcala, es mera coincidencia, a 30 días de que se vaya –y descontando horas, minutos y segundos-, el titular del Ejecutivo debe aclarar algunas dudas, como es el asunto de sus vuelos en pájaros de acero al extranjero.

Cabe destacar que se ha significado por sus cotidianos vuelos en helicóptero, a la menor provocación se ve surcando los cielos con su valiosa “merca” (el gober) adentro, dicen que son dos propiedad del gobierno y cruzan el cielo tlaxcalteca, lo mismo que para una gira, o para trasladarse berracamente a la Ciudad de México.

No hay que olvidar que el siete de diciembre del 2008, un piloto y copiloto perdieron la vida al desplomarse en la laguna de Atlanga el Learjet 23, matrícula XC-LGD, propiedad del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuando pretendía aterrizar en el aeropuerto de Tlaxcala.

En este siniestro, cuyas causas se desconocen, falleció el piloto Manuel de Jesús Nicolás Maytorena y el copiloto Saúl Horacio Lara Hernández, aunque nunca se aclaró desde cuando estaba el jet al servicio del gobierno del estado.

No se volvió a mencionar nada, salvo que un helicóptero fue dejado a esta administración saliente y se cuenta que hay otro más y entre los dos le dan servicio al Ejecutivo que gusta de utilizar este servicio.

Llama la atención los constantes viajes al extranjero, por diversos motivos y bajo el pretexto de promover a Tlaxcala que durante todo el sexenio realizó el Ejecutivo, pero nunca de los nuncas se publicó una foto del mandatario subiendo o bajando de los aviones.

Durante seis años la CGIRP, se guardo de mandar fotos del Gobernador viajando en el interior de losa viones comerciales, ni siquiera para las selfies o fotos del recuerdo. Lo bueno es que ya van  a cambiar de plaza para siempre, aunque ahí vienen los sicarios montados en la nueva “bestia” sexenal

Se les espera para hacerles la vuelta como se merecen, no vay a ser que paguen los platos rotos que dejaron los capos de rancho y aldeanos de la CGIRP y de CORACYT, de quienes se dice que quieren ser los capos de capos para siempre.

Hasta ahora, no hay evidencia de los viajes a otros países en vuelos comerciales, no se sabe si viajó en primera o segunda clase, cuántos fueron esos viajes, a dónde y sobre todo el costo que pagamos los tlaxcaltecas.

Unos dicen que muchos de estos viajes fueron por motivos de salud, ya que los tratamientos solamente se brindan en clínicas y hospitales de Europa, por eso aplicaba la máxima de Tilio Hernández “más vale pedir perdón que permiso”.

Ojalá y que en estos 30 días que le restan a esta administración se aclare lo delos viajes en avión o que se presenten las facturas de lo que se gastó en boletos de avión y de la gente que acompañó esto viajes.

Pero aquí viene lo bueno, ya se sabe que de alguna manera había un Laertjet, pero dicen los que saben que luego de la visita a Tlaxcala del gobernador más buscado proveniente de las playas jarochas, habrían llegado no una sino de dos aeronaves.

Pero con el antecedente del accidente, se los llevarían a un hangar del Aeropuerto Internacional y con esos se mantendría lejos de la vista de los periodistas y curiosos, para que no vieran los despegues.

Cada “vuelta” (en argot de los capos), se realizaría a bordo de un jet pintado con franjas rojas denominado “La Querencia”, el otro con franjas verdes llamado “Cuatro Señoríos” servirían para amarrar los bisnes con inversionistas para que vinieran a Tlaxcala.

El fin justifica los medios y si hay amigos, hasta hay aviones gratis tenemos a un gor de los cielos que no ha dejado o había dejado de darse el gusto de ver a Tlaxcala desde los cielos, nomás para ver como se veía sin él.

Lo que dicen los sicarios del primer círculo de seguridad, es que de Tlaxcala sale un helicóptero, aterriza en un penthouse allá cerca de Las Lomas de Chapultepec, muy cerca de donde cayó el otro Lerjet del secretario de gobernación  Juan Camilo Mouriño.

Aterriza el helicóptero y de ahí a los hangares y de ahí en vuelo directo sin escalas a España, Francia Italia, Japón, Alemania, en fin que con aviones privados se acortan distancias, lo mismo que en Europa o en el territorio nacional.

Por eso algunas veces acudía a eventos por la mañana y horas más tarde aparecía en otros estados. No es que fuera omnipresente, era rápido alsurcar los airs casi a la velocidad del sonido.

Habrá que preguntar a cuánto ascendieron los gastos del señor Gobernador por el viejo continente, o como dijo Ramón Nava en su columna, cuánto les costaron al erario sus costosas aguas minerales Front D´or, Thonon o St. Yorre, y si sus platillos solo consistieron en sopa de habas o tlacoyos, o si éstos suplieron al típico Gebratene Fleisch, porque dicen que el casi ex gober de los cielos  es de un paladar exquisito y exigente.

Como sea lo bailado por Rosario Robles y lo viajado por sus Leartjet´s y helicópteros ya, nadie se lo quita. Y como dicen los clásicos de la política y los gorrones profesionales, “lo malo es que no invitó a esas vueltas, se portó ojeis”.