*

Sábado, 30 de Mayo de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Delincuencia desatada por fin de sexenio / La pluma por la espada

Sábado, Septiembre 10, 2016 - 19:55
 
 
   

El señor gobernador Mariano González Zarur en su soliloquio, como lo hizo todo el sexenio, sale con la “estadística”, con los “indicadores”, o peor aún, como lo hiciera en su momento el gobernador perredista Alfonso Sánchez Anaya, que la medición nacional ubica a Tlaxcala como “el estado más seguro”.

Cada fin de administración gubernamental sexenal se incrementa el índice delictivo, algo recurrente sin duda, a pesar del argumento oficial de que no es así, escudado en la estadística de denuncias presentadas ante la autoridad, pero sin tomar en cuenta la “cifra negra” que representa la criminalidad no denunciada.

Esto último refleja, por un lado, la desconfianza en las instituciones encargadas de la seguridad pública, de las de procuración e impartición de justicia, por otro el temor de la víctima por el grado de violencia sufrida, además la impunidad para los delincuentes que le ofrece altas posibilidades de venganza, no obstante, peor aún es la aceptación de la ciudadanía como vicisitudes de la vida en esta sociedad al ver su impotencia para generar un cambio.

Más que una especulación, es secreto a voces la complicidad de cuerpos policiacos y de jerarquías gobierno que a veces alcanzan altos niveles con delincuencia organizadas e incluso criminales solitarios, de la cual resulta una permisividad en la sucesión del poder ejecutivo, principalmente, ya que estas características también se denotan en los relevos de autoridades municipales.

La relajación y el desinterés en el servicio público se dan en los diferentes ámbitos de la administración pública cuando ésta llega al fin de su ciclo irremediable, pero el fin de sexenio en cuestión de seguridad los resultados son mayormente delicados, púes la afectación al ciudadano es profunda, su vida no vuelve a ser igual en mucho tiempo, si no es que nunca más en su vida, de acuerdo al flagelo que le suceda.

Ante este panorama, genera mayor indignación que los encargados de la seguridad pública sean tan creativos en justificar su ineficiencia y complicidad, puesto que sus pretextos van de la negligencia al cinismo, pasando por la burla para terminar en la estupidez, pues sólo hay que escucharlos, siendo que a mayor responsabilidad se incrementa su falta de lógica.

El señor gobernador Mariano González Zarur en su soliloquio, como lo hizo todo el sexenio, sale con la “estadística”, con los “indicadores”, o peor aún, como lo hiciera en su momento el gobernador perredista Alfonso Sánchez Anaya, que la medición nacional ubica a Tlaxcala como “el estado más seguro”.

La comparación del mandatario raya en la discapacidad mental, porque si le resulta sencillo justificar su incapacidad de gobernar comparándose con lugares con alta criminalidad, pues porque no se compara con los más seguros. ¿No es insensato aludir a lo malo para parecer bueno?

Sin empacho alguno, el actual titular del Ejecutivo, sigue echando la culpa a los gobernadores pasados, a “los gobiernos de la alternancia”, mismos que, bajo su lógica de la analogía, dejaron a Tlaxcala con mejores índices de seguridad de que este sexenio ha tenido.

Es simple ver cómo, en 23 años de vivir en el estado, y de estar pendiente de la cotidianidad de la delincuencia, el que escribe, no había visto el escandaloso incremento de robos domiciliarios y a comercios, taxistas, asaltos a plena luz del día y en sitios concurridos, ni que decir de secuestros a empresarios y sus familias, incluso a funcionarios de su burbuja burocrática, extorciones a comerciantes, gasolineros, aparición de hombres y mujeres asesinados por aquí y por allá, y un largo etcétera.

No señor gobernador, no se haga el duro con la delincuencia, porque ante la ciudadanía sólo se muestra malhumorado, como siempre, y ante los criminales debe parecerles muy chistoso, si no es que cómplice ¿involuntario?.

 

DUDAS

¿Por qué sigue sin dar la cara el  gobernador electo?

¿Cuándo realizará sus prometidos foros de consulta ciudadana?

¿Le dará tiempo de hacer un real y honesto diagnóstico social de Tlaxcala?

¿Es miedo o precaución sobre las impugnaciones en el Tribunal Electoral federal?

¿Será cierto que Marco Antonio Mena no traerá a gente de su alcurnia académica a colaborar en su gobierno?

¿Será cierto que a un año del gobierno de Mariano González Zarur ya se hablaba de que era Marco Mena el elegido?

ESGRIMA… Gran festejo en el aniversario del municipio de Acuamanala organizó el alcalde Alejandrino Espinoza Morales… En el Taller Nacional de Triticale, que reúne a productores, investigadores, asociaciones, dependencias federales y estatales, el gobernador Mariano González Zarur, enfatizó que su administración trabaja arduamente en la consolidación de la autosuficiencia alimentaria…Resultado del puntual seguimiento la Policía de Investigación de la PGJE consumó la captura de Crescencio N. por el delito de violación en agravio de su hija menor de edad… El Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, invita al Quinto Festival Internacional de Coros de Cámara “Tlaxcala Canta”, del 23 al 29 de septiembre, bajo la temática “Cantemos por la Paz”… La delegada de la Sedesol, Mariana González Foullon, encabezó una feria de servicios para adultos mayores “65 y más”… El Instituto Tlaxcalteca de Elecciones prepara un Plan de Cultura Cívica para fortalecer y difundir los mecanismos de participación ciudadana para el periodo 2017-2023... Escriba a: avemarius@hotmail.com

 

 


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta