*

Viernes, 10 de Julio de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



¡YA BASTA la gente tiene el poder de decidir!

Viernes, Mayo 27, 2016 - 07:38
 
 
   

¡YA BASTA! Es el clamor popular, el de las grandes mayorías agraviadas por todo ello.

¡Ya basta de los corruptos, ladrones y mafiosos! ¡Ya basta de los que han hundido a Tlaxcala y al país en la miseria!

¡Ya basta de los que sólo llegan al gobierno para enriquecerse ilícitamente, a hacer sus tranzas! ¡Ya basta de los que durante años y años, se han servido de la gente para robar! ¡Ya basta de los ineficientes y deshonestos! ¡Ya basta de los que se han coludido desde el gobierno con el crimen organizado!

¡Ya basta de seguir padeciendo los graves problemas que todos los tlaxcaltecas y mexicanos están viviendo, por culpa de quienes se han perpetuado en el poder a costa de lo que sea, incluyendo asesinatos y desapariciones forzadas!

¡Ya basta de tanta porquería, de los políticos que usan el poder y los recursos públicos-que son de todos nosotros y no de ellos-, para satisfacer sus ambiciones desmedidas y enfermizas!

¡YA BASTA! Es el clamor popular, el de las grandes mayorías agraviadas por todo ello.

Es el hartazgo de la gente en contra, principalmente, de los dos partidos políticos PRI Y PAN, cuya complicidad histórica ha llenado de suciedad toda la realidad de nuestro Estado y el país.

¡Ni un voto para PRI! ¡Ni un voto para el PAN! Ese es el clamor popular, que seguramente se reflejará en las urnas de las elecciones del  próximo 5 de junio, no sólo en Tlaxcala sino en otras partes de este lastimado México.

Tiene tiempo, algunos años, que se está haciendo más presente entre la población una reacción en contra de quienes pretenden acceder al poder sólo para servir a los partidos que los proponen como candidatos, para servir a los grupos en el poder y para servirse en su personal beneficio del cargo que logran ocupar.

La gente ha empezado a tener una mayor conciencia de esa realidad y en los últimos años ha empezado a  salir a votar en contra de lo que tanto daño les ha causado a ellos y a sus familias.

La gente ya no se está quedando en sus casas, desalentada por los propios gobernantes porque eso es lo que les conviene para seguir teniendo el poder. La gente ya sabe que si no sale a votar, sólo beneficia a los que durante cerca de 100 años se han encaramado en el gobierno, olvidándose de trabajar en beneficio de la población.

La población también sabe que, no votar en contra de quienes nos han perjudicado, significa seguir dejando a los pillos y sinvergüenzas en el gobierno y que nosotros y nuestros hijos sigamos viviendo en la “cultura de la corrupción” y en el atraso en el que vivimos.

Pésimos servicios de salud, lamentable nivel educativo, prepotencia e impunidad, desempleo, inflación, devaluación de nuestra moneda, balanza comercial negativa, venta de nuestros recursos energéticos a los extranjeros, violencia en las calles, crecimiento incontrolable del crimen organizado, autoritarismo de los políticos y gobernantes, pobreza, centralización del poder en manos de una sola persona-léase Presidente de la República Enrique Peña Nieto-, el uso de los recursos públicos para beneficio de los gobernantes y sus intereses, creación y reforma de leyes a modo y beneficio de los gobernantes, el uso de los programas sociales para repartirlos como limosna y compra de votos de la población, inseguridad pública y una policía infestada de criminales y de la todos los que habitamos este bello país nos tenemos que andar cuidando para no ser víctimas de sus acciones delincuenciales; ESE ES EL ESCENARIO Y LA REALIDAD QUE LOS GOBERNANTES LE HAN HECHO PADECER A LA POBLACIÓN DE ESTE ESTADO Y ESTE PAÍS.

La gente tiene el poder de decidir y debe hacer valer su voto.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta