*



ITE 2 - Tlaxcaltecas 0

Lunes, Mayo 16, 2016 - 12:03

Aquí Xicoténcatl…

El debate organizado bajo el novedoso sistema de “error y acierto” por parte de sus organizadores, los y las consejeras del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), simplemente no logró su objetivo de atraer la atención de las y los electores.

Una pertinaz lluvia que anunciaba una tormenta que no llegó, fue el preámbulo del traído y llevado “debate” de las y los candidatos que se en encuentran en plena campaña electoral para relevar a Mariano González Zarur.

En la mayoría de hogares, el partido América 2-Guadalajara 1, pudieron más las jugadas y los goles que las propuesta de campaña sobre salud y pobreza.

Ahora la conducción estuvo a cargo de la periodista Mayté Noriega, quien desquitó sus 30 mil pesos, participaron los ocho candidatos y el formato establecido ordenaba  dos rondas de dos minutos, para abordar los dos temas, una réplica de dos minutos y una contrarréplica de un minuto.

Como se esperaba Narco Mena, Lorena Cuéllar y Adriana Dávila se dieron con todo, salieron a relucir desde la copia o refrito de planes y proyectos, hasta ese asunto de la guerra negra y lo de las declaraciones patrimoniales.

Fueron contadas las intervenciones, pero de señalamientos directos y personales, aunque por supuesto se abordaron los temas centrales  como la salud y pobreza que todos los candidatos reconocieron prevalece en Tlaxcala.

Los ocho manejaron bien sus temas, aunque en el caso de los tiempos se quedaban cortos y la única que olvidó vergonzosamente el tema de pobreza, fue la representante de Morena, Martha Palafox Gutiérrez.

La conductora le cortó tiempo a Jacob Hernández Corona, 24 segundos, , aunque en términos generales  cumplió y en contadas ocasiones tuvo que intervenir para ubicar a las y los candidatos, para el respeto de los tiempos.

Marco Mena expuso sin lectura, lo que indica el dominio de los temas, no así Lorena Cuéllar, Martha Palafox y Adriana Dávila, quienes se apoyaron de escritos, situación que además de notoria, fue evidente.

Así, las y los candidatos a la gubernatura ocuparon la  mayor parte de los 90 minutos del segundo debate organizado por el ITE, para señalar las malas condiciones en las que se encuentran los hospitales y centros de salud.

Salió a relucir, el presunto mal manejo y desvío de recursos federales en la secretaría encargada, para reprochar al gobierno actual el incremento el índice de pobreza extrema, pero también para criticar el contenido de la declaración patrimonial de Lorena Cuéllar Cisneros.

Adriana Dávila Fernández (PAN), mencionó que los hospitales Infantil y de la Mujer están en malas condiciones por culpa del actual gobierno y ofreció consolidarlos como nosocomios de alta especialidad,  además dijo que terminará con un  sistema de salud corrupto.

Marco Antonio Mena Rodríguez (PRI-PVEM-PANAL-PS), dijo que presentaba propuestas aunque sus más cercanos contendientes se dediquen a criticar y a implementar guerra sucia.

Marco Antonio Hernández Morales (PES), dijo que las tres candidatas a la gubernatura por los partidos PAN, PRD, y Morena, son senadoras que abandonaron su encargo para contender por otro cargo de elección popular, saltando de un lugar a otro durante sus carreras políticas.

Lorena Cuéllar Cisneros (PRD-PT) atacó que la herencia que dejará el gobernador del PRI a los tlaxcaltecas será un lugar entre los cinco estados más pobres del país, el segundo lugar con los peores salarios a nivel nacional, y con la existencia de más de 745 mil pobres al finalizar el sexenio.  

Marco Antonio Mena, reprochó a la candidata del PRD que “no le cuadren sus cuentas” tanto en sus propuestas de gobierno como en su declaración #3de3, “los número que señala son falsos como lo son los números de sus propiedades,

Explicó que una de estas propiedades  dice que dos mil 500 metros cuadros de terreno más una construcción de 500 metros en el centro de la ciudad de Tlaxcala le costó 57 pesos y de acuerdo a los datos que presentó se puede comprar a centavo el metro cuadro en el zócalo o a medio centavo si es la casa que declaró por cinco pesos”.

Lorena Cuéllar, contestó a Marco Mena que cumplió con la declaración #3de3 en los términos en los que le fue solicitado, en cambio “tú (Marco Antonio Mena) pagaste a destiempo tus impuestos y solo cumpliste por querer ser candidato a gobernador”, reprochó.

Adriana Dávila  criticó la declaración patrimonial de Lorena Cuéllar  a quien se refirió de la siguiente manera: “decirle a la candidata del PRD que no dio a conocer todo lo que tiene le faltaron las ganancias de su gasolinera y tampoco informó sus cuentas de banco donde recibía las nóminas del Senado seguramente algunos milloncitos deben estar ahí también”.

Lorena Cuéllar Argumentó que los autores de la guerra sucia en su contra habían quedado expuestos durante este segundo debate organizado por el ITE.

“A lo largo de este debate quedó demostrado quiénes son los autores de la guerra sucia en mi contra, en su desesperación se desenmascararon solos”, dijo a manera de queja y señalamiento.

Al concluir este debate, que muy poco aportó sobre la idea de un nuevo gobierno, porque algunos proyectos suenan descabellados, en otros temas no se dice de dónde van  atraer los recursos y todo se queda en buenas intenciones.

Una silenciada Martha Palafox Gutiérrez ya no criticó, estaba tan absorta en sus respuestas que olvido el tema principal que se supone es una de sus fortalezas, lo que indica su desaliento por no poder remontar en lasa encuestas.

La perredista Lorena Cuéllar Cisneros reconoció ser poseedora de una gasolinera, por herencia, pero que no se ha beneficiado.

Los candidatos se fueron con su música a otra parte, se declararon “vencedores”, en un triunfo que no se ve, pero que ahí está y por su parte las y los consejeros del ITE escondieron sus cabezas en la tierra.

Juran y perjuran que ellos nada tuvieron que ver en cuanto hace a los señalamientos entre candidatos, que ellos son los mal portados y que a final de cuentas entre ellos se marcan sus errores.

Total que tanto para el ITE, como para la gente de prensa de gobierno, sus jefas de prensa, sus radiodifusoras y televisora cumplieron y fue un éxito, aunque los tlaxcaltecas prefirieron ver el fut bol que seguir escuchando necedades y falsas promesas de esta en agonía… CLASE POLITICA DE HUARACHE.