*



Encuestitis

Martes, Mayo 10, 2016 - 11:13

Aquí Xicohténcatl…

Es interesante el giro que a cada día dan las campañas, en especial la del gobernador, arrancan candidatas y candidatos con más ganas que propuestas, luego viene la reacción y es una de proyectos y propuestas.

No tardan en suscribir su dicho ante notario público, que eso y la carabina de Ambrosio no representa una garantía de que van  a cumplir, ahí están los compromisos entre Mariano González y Rafael Moreno Valle.

Ambos personajes han signado convenios, pero a la fecha no se sabe nada de esos convenios, por el contrario, los problemas de límites territoriales se han complicado, lo que indica que una firma ante notario es pura situación y faramalla.

En estos primeros diez días del mes de mayo, las campañas se han intensificado, es la semana de las adhesiones, para todos, aunque ya a estas alturas nadie les cree a los “lideres” sociales que aporten muchos votos,

Debido a que en Tlaxcala las cosas ya no son como en tiempos de la flamante licenciada, Beatriz Elena Paredes o de Tulio Hernández, el voto verde y corporativo se ha perdido en el desierto de la democracia y la alternancia.

De aquí para adelante viene la guerra de las encuestas, todos dicen que van arriba, y ese triunfalismo nos recuerda po ejemplo que todos se declararon “vencedores” del Manchidebate.

Esta guerra de encuestas nos ubica a un caso muy peculiar que ocurrió hace seis años, competían por gobernar Mariano González, Adriana Dávila y Minerva Hernández cuando era perredista.

En esa ocasión y como al calca, el coordinador de campaña de la perredista Lorena Cuéllar, Jesús Ortega ora vez hizo un anuncio, para el espectacular, pero se le olvida que los tlaxcaltecas tienen memoria.

Corre el riesgo de que al verse en el espejo su nariz sea más grande, recordamos que en conferencia de prensa, el susodicho coordinador levantaba en su mano izquierda lo que dijo era el “posicionamiento” de Minerva Hernández Ramos.

“Ya ganó”, el triunfo es inminente y contundente, decía el Chuco mayor, agitando briosamente el presunto docuento ue avanala una encuesta al, estilo del PRD, es decir a la medida.

Pero resulta que en un descuido, un reportero gráfico loe tomo una foto al documento, estaba de cabeza, pero muy legible, ahí decía ue su candidata estaba en cuarto lugar.

El resto ya es historia, constatamos que efectivamente Minerva Hernández no estaba en las preferencias, declinó a favr de Adriana Dávila y hasta ahora es diputada federal por Acción  Nacional.

Luego de ese detalle, el Chucho mayor poco ha venido a Tlaxcala, ahora asoma la cabeza con otra encuesta, que solo se encuentra en esa isla de la fantasía y bienestar que es característica de los perredistas.

Allá ellos y quien les crea.

EL PROCESO ELECTORAL SE DESMORONA

A cinco días del segundo debate en el corral de Mariano González, otra vez con una moderadora de fuera, todo parece indicar que será más de lo mismo y que en este “ejercicio” del “Error y Acierto”, más de un candidato va a dejar el gas.

Negro se vislumbra el panorama para Tlaxcala, n veinte días se puede definir un triunfo en las urnas, cuyos resultados se van a impugnar, por los errores, que no aciertos de los consejeros y consejeras del ITE.

El instituto se desmorona en credibilidad que sin duda alguna se va a reflejar el día de las elecciones, porque la capacitación no va a ser suficiente, ya nadie quiere agarrar 300 pesos como presidente de casilla.

Esta elección es muy complicada, primero hay que ver cómo llegan las boletas, porque hay antecedentes de que a veces emiten nombres y a veces también se tiene que repetir la elección, ya veremos.

En tanto, allá en el  Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fueron impugnados los acuerdos que emitió el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) referente a la validación de las candidaturas de la alianza de facto de los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo (PRD-PT).

Dicha impugnación fue presentada el pasado siete de mayo, por Aurelio León Calderón luego de que el ITE validó las candidaturas en 14 municipios donde no se tomó en consideración la inclusión de mujeres que encabezaran la candidatura en municipios competitivos.

Entre los municipios más grandes que son catalogados entre los más competitivos, se encuentran San Pablo del Monte, Huamantla, Tlaxcala, Chiautempan, Zacatelco en los que el PRD-PT llevan como candidatos a un hombre.

De acuerdo al porcentaje de votación, San Pablo del Monte es el más competitivo por registrar el 2.40 de votación, Huamantla el 2.30, Tlaxcala el 1.68, Chiautempan el 1.58 y Zacatelco con el 0.81 por ciento de la votación.

En municipios menos competitivos con un porcentaje de votación apenas llegó al 0.67 de la votación fuero incluidas mujeres en las respectivas candidaturas, entre ellos Atlangatepec, Nativitas, Acuamanala, Xiloxoxtla, Tecopilco, Tequexquitla y Españita.

Los municipios de Axocomanitla y Santa Apolonia Teacalco, aunque no son considerados entre los más competitivos, la coalición de facto PRD-PT en cada municipio lleva a un varón.

El juicio de revisión constitucional además fue presentado ante el ITE para los efectos conducentes debido a que; “es evidente que la candidatura común al integrar sus 14 ayuntamientos no cumplió con la paridad de género pues con la complacencia de la responsable abusó y postuló hombres en los ayuntamientos más competitivos y mujeres en los menos competitivos”, precisó el escrito.

Los acuerdos impugnados son el ITE-CG 100/2016 t el ITE-CG 141/2016 los cuales resuelven sobre el registro de candidatos para la elección de integrantes de Ayuntamientos presentados por la candidatura común integrada por los partidos políticos PRD y PT para el proceso electoral ordinario del 2016.

Pero la bola de impugnaciones ya se desliza cuesta abajo por los cerros blancos, sin que ninguna o ningún jefazo, encargado del área de comunicación lo pueda evitar.

Pese a la protección contratada, “la verdad siempre sale a flote”, como lo ha dicho el casi ex gobernador en sus giras, vienen situaciones interesantes, como es el caso de la vigilancia de los topes de campaña.

El número de bardas, de gastos de traslado, de punta de bardas, de papelería, de impresión de esas lonas monumentales que si se suma en conjunto, revelan cifras muy por arriba de lo que se les entregó para las campañas.

Lo que viene es la triste realidad, tanto para los institutos políticos, como para los más de 16 mil candidatos, que hacen sus mejores esfuerzos y malabares para lograr algún puesto o de a perdida que los sumen a los proyectos…  LO MEJOR ESTA POR VENIR.