*



Carrera parejera de tres

Lunes, Mayo 2, 2016 - 10:08

Aquí Xicohténcatl…

Tlaxcala, Tlax; Lunes /02 de Mayo de 2016

Ya lo dicen los analistas y las encuestas que en el caso de la elección de gobernador en Tlaxcala, están en un empate técnico y ahora no es posible dar puntos exactos, debido a que en Tlaxcala, nadie ni partidos, ni candidatos o candidatas y menos el ITE, están en condiciones de emitir con certeza una ventaja.

Lo que mal empieza, peor acaba, aunque de cualquier manera para el 6 de junio ya amaneceremos con nuevo gobernador o gobernadora, mientras no hay dinero, ni recursos económicos, humanos y materiales para elaborar una encuesta seria y creíble.

Prueba del nerviosismo que impera entre las senadoras con licencia y el ex diputado local, lo primero que hicieron al salir del “Manchidebate”, fue levantar la mano y decir que “ganaron” el debate.

Bueno, si con esa victoria se conforman y si se repite el mismo escenario el 15 de mayo, tal vez veamos un notorio avance de insultos, nada más, ya que las encuestas son una fotografía del momento no deciden nada, ni las encuestas de salida.

En tanto ellas y ellos siguen avanzando en sus campañas relámpago, así de prisa y de carrera “tocan puertas”, saludan a la carrera y se nota que en las reuniones acude más gente de la brigada que los ciudadanos.

Mientras sigue la pasarela de Tlatoanis y ahí están los amarillos, los azules y tricolores que nos quieren venir a dar órdenes, como cuando se amarraban a los perros con longaniza.

Lo bueno es que a cada día, cada hora, cada semana que pasa y ahora a partir de este inicio de mayo, las campañas tienen un acelere natural, vienen tiempos difíciles, se acaba el discurso, el oxígeno, el hastió de las y los ciudadanos y es una prueba de “quien tenga más saliva, tragará más pinole”.

Es peligroso y lo será promover la continuidad de un gobierno que le ha quedado mal a todos, ricos, pobres, clasemedieros, adultos, jóvenes, empresarios, trabajadores, indígenas y hasta sus colaboradores.

La mayoría de funcionarios ya no aguantan más esas giras al estilo del Sachezpiedismo ya quieren que acabe su mandato, por todos lados en la campaña se escucha que Mariano González Zarur no cumplió los acuerdos, que es gris, que se enoja de todo y que su sexenio será recordado como una administración perdida en la oscuridad del engaño y la simulación.

Ya mismo inicia la guerra de emails, los mensajes por WhatsApp y los volantes fotocopiados que “un voto razonado” es la oportunidad de calificar a quienes ofertan más de lo mismo o un cambio con sueños guajiros y cantos de sirena.

Lo peor viene en el Facebook, donde se pueden subir videos, imágenes y todo o que se quiera para agilizar la guerra sucia que se avecina, se van a ventilar muchas de la vida y milagros de las y los candidatos.

En estos momentos y según encuestas a control remoto, que nada tienen que ver con la realidad de Tlaxcala, están en empate técnico Marco Mena, Lorena Cuéllar del PRD y Adriana Dávila del PAN.

Ya se deberían de retirar y sumarse a los punteros Martha Palafox de MORENA, Felipe Hernández por el Partido Alianza Ciudadana; Edilberto Algredo de Movimiento Ciudadano; Federico Barbosa por el Partido Encuentro Social, y Jacobo Hernández por la vía independiente.

Antes que se acaben su dinerito que ya ganaron de las prerrogativas para las campañas, al sumarse ganan ganan, porque se cuelgan de los votos y si eligen bien, hasta chamaba por cuatro años y ocho meses van a conseguir.

Mientras el ex secretario de Turismo y el ex diputado local no levanta en la campaña; es licenciado en Administración Pública por el Colegio de México y maestro en Políticas Públicas por la Universidad de Chicago ¿Y?.

Eso sí, todos se mandan a hacer sus encuestas, los tres dicen que como en debate, ya ganaron y hasta una candidata ya su equipo de campaña viola la ley al decir que es “la gobernadora de la transparencia”.

En fin, hay que acomodarse para observar lo que pasa, la forma en que entrarán en desesperación ya que la gente no responde a las reuniones, ahora quitan sillas, llevan banderas para que se vea que son muchos.

Hay quien prefiere llenar las plazas y hasta la plancha del zócalo, como en la pasada elección cuando vino Rafael Moreno Valle, ahora vino Felipe Calderón y lo malo es que a veces… DEL PLATO A LA BOCA, SE CAE LA SOPA.