*



Las campañas de mis generales

Martes, Abril 26, 2016 - 11:24

Aquí Xicohténcatl…

Tlaxcala, Tlax; Martes/26/Abril de 2016.- A estas alturas de las campañas, y casi a la mitad del, largo y sinuoso camino de las campañas electorales, ya todos los equipos de trabajo están integrados por puros generales y generalas.

La tropa, es decir lo que de verdad hacen la campaña son quienes pegan la propaganda, cuelgan las mantas y enfrentan a una sociedad tlaxcalteca cada vez más desconfiada.

Todos quieren y se sienten ser generales, dan órdenes, gritan y muestran su prepotencia, es más ya todos se repartieron los cargos dentro del gobierno, porque todos están seguros de ganar.

Y así vemos por ejemplo que en la filas del tricolor, las filas de la legión extranjera, al más puro estilo marianista, están más que plagadas de gente que no es de Tlaxcala, ni quiere a los tlaxcaltecas.

Nos dicen “los tlaxcalitas” y así se tienen que soportar sus ocurrencias y “genialidades” que en próximas entregas vamos a dar a conocer a detalle, porque estos y estas generalazos tienen nombre y apellido.

En el caso de los azules, es claro que la familia unida se la pasa mejor y ahí tiene Usted que quienes de verdad llevan la coordinación son los más cercanos.

También hay invasión de pitufos que dan al traste con la enjundia y el entusiasmo de la candidata, quien hace su mejor esfuerzo, pero al igual que la vez pasada, no la dejan ver la realidad.

Por su parte los amarillo no cantan mal las rancheras, ya los generales    y las coronelas están más que anclados, y de igual forma la familia lleva mano en donde se manejan los dineros, no sea la de malas que vengan con malas mañas.

Al observar desde afuera lo que pasa en las filas, vemos a una candidata copada, al igual que lo hicieron con su tío, está llena de caballos de Troya que para donde voltee, no la dejan ver la realidad, es copia al calca de los que pasó la otra vez, pero con diferentes y más nefastos personajes.

Por último los morenos, también tienen para su gasto ahí “la pipolera” está a todo lo que da y en un mes han crecido los enanos que se sienten coordinadores de todo y de nada.

Poco asoman la cabeza, pero de que ahí están, ahí están, solo se escucha el zumbido de sus alas y el sentir de sus órdenes, porque para eso son quienes no dejan pasar ni al aire, no sea la de malas que los vayan a descubrir.

Y así entre más pena que gloria, entramos a la segunda mitad de las campañas, ahora no hay pretexto para que prendan, ya que se verán reforzadas con la aportación de candidatas y candidatos a las alcaldías y diputaciones.

Pero son tiempos en que el agotamiento y cansancio hacen estragos entre la tropa, en el peor de los casos se acaba el discurso, repiten sus mismas ideas y le ruegan a Dios que se acaben las campañas.

Lo bueno que para candidatos y ciudadanos no hay campaña que dure como las de antes, de seis meses, pero un mes es un mes, porque de este lapso de tiempo depende la derrota o el triunfo… NI MÁS, NI MENOS.

Una disculpa a los lectores de la página Ágora Plural, por el anuncio de que en este portal haría la transmisión del llamado debate, situación que no fue consultada y por lo tanto la instrucción no fue acatada.

Lamentamos que el ITE adopte medidas autoritarias, para curarse en salud y justificar que algunos medios electrónicos y digitales se sumaron gustosos a retransmitir su señal.

No es mala voluntad, pero Ágora Plural no se presta a los juegos políticos y menos a los caprichos de consejeros electorales que cerraron las puertas a los medios de comunicación.

Es claro que la sociedad debe de estar enterada de que lo que menos se busca en este proceso electoral es la transparencia y se busca sacar raja política y económica a costa de los medios de comunicación.

Se trata de la misma historia de siempre, incluso la de los candidatos y candidatas, que eligen a sus medios “amigos” y paleros, para que mediante una dádiva les tapen sus errores.

Para cubrir la falta de atención hacia los medios de comunicación, se improvisa una lista –por no dejar-, sin una planeación previa y lo más grave sin aplicar los recursos técnicos y económicos destinados para el gasto que generen los dos debates.

Los consejeros quieren ganar ganar, dinero que se ahorran al obtener publicidad gratis y la otra justificar su cerrazón, para que los tlaxcaltecas en edad de vitar o no, sean testigos de un debate amañado.

Los resultados no se hacen esperar, si quieren todas y todos los candidatos se dicen ganadores de un supuesto debate que si acaso llegó a una exposición de motivos.

Es una pena que a estas alturas de la tecnología se tenga esa idea aldeana de que los medios de comunicación y menos los electores deben de estar presentes en ese mal llamado debate.

Otro resultado fue el que vaticinamos, cuando no hay una política clara de comunicación social, vienen las improvisaciones y todo se deja a la improvisación y al a ver qué sale… Ahí la llevan.