*



Uso de niños en Campaña Electoral, sin regulación

Martes, Abril 19, 2016 - 12:19

Aquí Xicohténcatl

Tlaxcala, Tlax; Martes/19/Abril de 2016.- La campaña política que se desarrolla en Tlaxcala, especialmente para gobernador, incluye en todos los casos PRI, PAN, PRD, MORENA y otros, la imagen del candidato o candidata abrazando, saludando o acariciando a menores de edad.

 

No se cuida en ningún momento la discrecionalidad para imprimir en carteles, lonas y en fotografías en los medios la imagen del candidato o candidata, para reflejar ternura, en poses fingidas y sin respeto para la personalidad de los niños y niñas utilizados con fines propagandísticos políticos.

Es la hora en que se ha cuidado la reforma electoral, más bien se parchó, pero la verdad es que ni los diputados locales, ni los consejeros y menos representantes de partido han tomado cartas en el asunto.

La utilización de niños por los partidos políticos en anuncios de la actual campaña electoral ha sacado a la luz pública la falta de leyes que regulen el uso de estos para fines propagandísticos.

Se supone que la CEDH y el ITE, son los entes que deben regular que la propagada no viole los derechos de los padres y los menores, porque no hay autorización – por escrito-, para tal fin

Tampoco se ha hecho público si alguna carta que fue enviada a los candidatos en las que, entre otras cosas, les exhorta a que no vulneren la integridad de los niños y las niñas utilizando sus imágenes durante la campaña electoral.

No se ha tomado en cuenta que la filmación de imágenes de niños, niñas y adolescentes en condiciones que puedan despertar o generar en el público destinatario sentimientos de compasión o lástima.

En el peor de los escenarios, que dañen el derecho humano de la intimidad de ese niño, niña o adolescentes, constituye una vulneración a estos derechos de personalidad.

La ley electoral no dice en ninguno de sus artículos y menos se establece que la imagen de los niños no debe ser utilizada por los partidos políticos o sus candidatos a gobernador, alcalde o diputado en campañas.

En Tlaxcala tampoco existen leyes que regulen a los partidos políticos en esas prácticas y ni siquiera las organizaciones sociales son capaces de verificar si los niños que aparecen en los “spots” de candidatos cuentan con los respectivos permisos.

Por primera vez, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) decidió que toda la propaganda electoral entiéndase volantes, espectaculares, imágenes o cualquier impresión, debe elaborarse con materiales reciclables, es decir, con sustancias que no sean tóxicas para personas y para el medio ambiente.

Además tanto los partidos como candidatos independientes deben proponer un plan de reciclaje de todo el material que usen en la difusión de su imagen y propuestas.

Fuera plástico: los “artículos promocionales”, o sea, objetos que tengan imágenes, emblemas, signos y expresiones con los que se difunde la imagen y propuestas de partidos y candidatos sólo pueden ser elaborados con material textil.

Partidos y candidatos tienen estrictamente prohibido regalar cualquier material con propaganda que prometa o entregue cualquier beneficio en cualquier plazo, en especie o efectivo.

A quien lo haga se le sancionara por “presionar al elector para obtener su voto”

Tres días antes de las elecciones, ningún candidato, partido o simpatizante puede seguir con la distribución o colocación de propaganda electoral, y tendrán hasta siete días después de la jornada (hasta el 5 de junio) para retirar la que hayan colocado en la vía pública.

Si no lo hacen el Instituto o los Organismos Públicos Locales lo harán, pero a cuenta del financiamiento del partido, además de hacerse acreedores a una sanción.

Los candidatos pueden realizar actos públicos como marchas, reuniones, o mítines para difundir sus propuestas con la ciudadanía.

Pero no pueden difamar o denigrar a sus oponentes ni a partidos, instituciones o cualquier persona.

Tanto aspirantes de partidos como candidatos independientes deben rendir un informe de ingresos y egresos al finalizar la campaña, es decir, informar a las autoridades electorales cuánto dinero recibieron, cuánto gastaron y cómo lo hicieron.

Pueden usar financiamiento privado, pero no pueden recibir donaciones ni aportaciones en efectivo, ni en metales o joyas de cualquier persona física o moral.

No pueden recibir ni dinero, ni apoyo político o propaganda de extranjeros, así como de agrupaciones religiosas.

No pueden recibir donativos de ninguno de los tres poderes: Ni por el presidente Peña Nieto, ni por los legisladores (tanto a nivel federal como local) y tampoco del poder Judicial.

Tampoco pueden aceptar recursos de ninguna dependencia u oficina de gobierno, partido político o cualquier organización internacional.

Todos los candidatos tienen prohibido rebasar el Tope de Gastos de Campaña, el cual varía para quienes buscan ser legisladores locales, para los que pretenden ser diputados por mayoría relativa  y para los candidatos independientes.

Varias de estas reglas cambiaron a finales de 2013 cuando se aprobó en México la reforma política–electoral, pero en el tema de la utilización de los niños en las campañas electorales… NADIE DICE NADA.