*



Tlatoanis en Tlaxcala

Lunes, Abril 18, 2016 - 08:19

.

Tlaxcala, Tlax; Lunes/18/Abril de 2016

Como decía el abuelo “Tlaxcala no necesita de vejigas para nadar” y cabe hacer notar que con esta entrega, queremos rendir homenaje al personaje revolucionario PEDRO M. MORALES.

Fue el primer gobernador guerrillero en Tlaxcala, tuvo su Palacio de Gobierno en la montaña de la Malintzi, que no Malinche como dicen quienes ignoran la historia de nuestro estado.

Este personaje combatió a los federales, cabalgó y lo hará por toda la eternidad en los anales de la historia, junto a su escribano y secretario particular, Valentín Ahuactzi.

Junto Con Domingo Arenas, Máximo Tépatl y otros verdaderos luchadores sociales nos legaron “Tierra y Libertad”, no se robaron haciendas como otros y tampoco amasaron fortunas.

 Por eso sus nombres están inscritos con letras doradas en nuestro tan denigrado y trampolín político en que han convertido diputados y diputadas al Congreso de Tlaxcala.

Dicho lo anterior, la frase se ajusta por el arribo de lo que candidatas y candidatos llaman “liderazgos nacionales”, que de alguna manera vienen para hacernos creer que ya ganaron.

Levantan a la menor provocación y ante las cámaras de los compañeros fotoreporteros los brazos en señal de triunfo, aunque el verdadero cambio en el caso del gobierno ocurrirá el 5 de junio con el voto.

La verdad mueve a risa sus poses triunfalistas, en una victoria que anhelan, pero que tal vez se vea frustrada con la decisión del héroe de mil cabezas, en que se convierte el elector.

Y así tenemos que han llegado esos “liderazgos” de todos los tamaños y colores.

En el caso de Marco Mena Montealegre, le vino a levantar la mano el dirigente nacional de su partido, el Revolucionario Institucional, llenaron a tope la plaza “Rodolfo Rodríguez El Pana”.

Lo malo fue que en la emoción del mitin, Manlio Fabio Beltrones dijo como Judas tres veces Marco Adame… Marco Adame… Marco Adame, sin hacer caso a las rechiflas y mentadas de madre.

Adriana Dávila hizo lo propio, con más austeridad también logró que su dirigente nacional Ricardo Anaya Cortes, quien por supuesto también levanto la mano a su candidata.

Lo malo fue que al señor se le ocurrió destacar que su abanderada ya había presentado su declaración patrimonial, le dejó como membrete “la Gobernadora de la Transparencia”.

Al dirigente azul se le olvido que falta un poco para que se consume su dicho, luego se puso a pegar propaganda en los carros y también se llevó rechiflas y mentadas de madre.

Lorena Cuéllar Cisneros fue de las primeras en traer sus liderazgos nacionales, desde el inicio de su destape se trajo a senadoras y diputadas locales, quienes también le levantaron la mano.

Especialmente en el registro, vino Agustín Basave Benítez, líder nacional del PRD, quien también alzó las manos de su abanderada en señal de triunfo y en ese instante se dijo ser el coordinador de la campaña.

Sin embargo, como espantado no supo que decir ante los medios de comunicación, quienes le exigieron que hiciera efectiva su renuncia, al no haber logado alianza entre PAN-PRD en Tlaxcala.

Para acabarla de amolar, este domingo vino Graco Ramírez desde Morelos, solo para cometer un gravísimo error de pronunciación al decirle (Lorenza) a Lorena Cuéllar, situación que causó hilaridad entre los reporteros y soponcios entre sus “coordinadores” y asesores de campaña.

A ver cómo le hacen para borrar ese pequeño “errorcito, que por supuesto obra en nuestro poder vía grabación filtrada

Pero quien se lleva las palmas de los tlatoanis, es el Tlatoani mayor, mejor conocido como Andrés Manuel López Obrador, quien para no variar vino otra vez a Tlaxcala coj su cajtaleta esa de loj avioncitos.

Se portó grosero con los tlaxcaltecas, la otra vez no acabó su recorrido por loj municipios y por supuesto, al igual que Mariano González (nuevo suegro), también levantó la mano a su candidata Mariana Palafox?.

Total que a quince días de iniciadas las campañas y el conteo regresivo para Mariano González Zarur y sus achichintles, ahora vienen parvadas de liderazgos nacionales a querer apantallarnos.

Sin menospreciar su peso político, los tlaxcaltecas nos preguntamos para que vienen, si en caso de que su candidato o candidata ganen, no se van a venir a sentar a resolver los problemas de los tlaxcaltecas.

Nos decimos que ya es tiempo de que respeten a Tlaxcala, que ya no crean que vienen al pueblito a engañar a la indiada, los tlaxcaltecas merecemos respeto y que por lo menos se aprendan el nombre de sus candidatos.

TLAXCALA, PARA LOS TLAXCALTECAS.

Estamos en un país de libre tránsito, pero que no vengan a trastocar la vida de los tlaxcaltecas cerrando calles, impidiendo que la gente transite, ya que aunque sea mucha su emoción, no todos la compartimos.

Ya es tiempo de que cada quien tome su lugar, porque ya no son los tiempos de los mesías que con su sola presencia curaban enfermos y enderezaban jorobados.

Tlaxcala merece respeto, la historia nos indica que los tlaxcaltecas forman un pueblo aguerrido, guerrero, luchador que nunca fue sometido y que no se confundan quienes piensan que con su sola presencia… NOS VAN A VENIR A ENGAÑAR.

Contacto: pedro.moralestx@gmail.com