*



Los estrellados

Viernes, Febrero 12, 2016 - 11:18

Aquí Xicohténcatl

“Una estrella se opacará y otra estrella nacerá;  está en sus hombros el destino de los tlaxcaltecas”, fue la sentida e inspirada y premonitora frase que dejó al aire el titular del Ejecutivo, Mariano González Zarur en su carácter de primer ´priista, ante sus correligionarios tricolores, durante el voto de los delegados estatales a favor de la candidatura de Marco Mena Rodríguez a la gubernatura de Tlaxcala.

La verdad no quería hablar, pero el pueblo priista se lo pidió al grito de discurso…discurso…discurso y con una enorme sonrisa tomó con gusto el micrófono, ya que quién es él para negarse.

Y ahí estaba, en un reencuentro con el monstruo de las mil cabezas, el héroe anónimo que lo llevó al poder, el momento fue preciso para recordar sus inicios, de cuando realizó su primera gira de agradecimiento.

Por valles y montañas, villas, pueblos y ciudades repitió una y otra vez “yo no tengo padre, ni madre políticos”, en clara referencia al PRI, aunque luego se arrepintió y dijo que siempre si temía partido, eso lo dijo en Sanctórum.

Pero el mensaje fue una perla, para poner la realidad de Tlaxcala en su justa dimensión, al fin y al cabo es el resultado de cinco años de ser “el coordinador de los esfuerzos de todos los tlaxcaltecas”.

Gracias a los potentes gritos de la gente, el gobernador sonrió y mencionó “qué bueno que el priismo está de pie, que el priismo esté vivo, que está fuerte. El priismo de propuestas que ha hecho las instituciones de éste país y las del estado”.

¡NO SOMOS MENTIROSOS!

El mandatario añadió que  “no andamos diciendo, yo te gané…ay no yo te gané a ti.  Que el PRI desde el 2010 es el partido que más votos ha tenido en todas las elecciones en el estado de Tlaxcala”.

El PRI se viene consolidando, el PRI, se viene reencontrando y por eso aquí veo ganas de reencuentro, caras nuevas,  sangre nueva. Son las mujeres y hombres los que le dan vida al Partido Revolucionario Institucional.

Veo ancianos, veo gente que todavía tiene compromiso con México, Compromiso con Tlaxcala.

Aseguró que su partido no ha hecho campañas previas a la elección de un candidato, que “hubiese sido muy fácil poner a Juan Pérez o a “Perica” de los palotes, para que acompañaran a Marco Mena desde su registro, hasta su elección como candidato”.

Dijo que Marco Mena es un candidato ganador, que es un candidato que está uniendo a las fuerzas políticas se sumen para tener un estado más moderno, dinámico, que impulsa la inversión pública y privada, que atiende a las mujeres y hombres campesinos.

El gobernador afirmó que “Mena sabe que Tlaxcala sigue siendo pobre, que sigue teniendo carencias, que Tlaxcala sigue con demandas insatisfechas de la población”.

“No sólo del estado, sino de la República”, afirmó, porque los gobernantes no han sabido escuchar a la gente, porque no han sabido reducir esa carencia en proyectos, en programas y presupuestos que fueron insatisfechos.

Aseguró que cuando utilizan el impulso y la cohesión para progresar lo han logrado, y que cuando se fragmentan y dividen, ¡fracasan! 

Y por eso Tlaxcala Fracasó.

Afirmó que por la división y la fragmentación que existió, gracias a los intereses particulares y mezquinos, no se puso por delante el interés de Tlaxcala, el interés de México.

YO NO SOY CACIQUE

“Yo no soy cacique” y habló de un puesto que dejará para no convertirse en “estatua de sal” y que formó equipos, con personas del partido opositor, porque tienen proyectos y saben cómo hacer las cosas. 

Dijo que ni Tulio Hernández Gómez, ni Samuel de la Vega, ni Manuel Álvarez Lima son familia,  ya que hubo rumores de que su familia había gobernado Tlaxcala por más de 40 años.

Disculpó a la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, que no pudo estar presente y que es solidaria con su partido y que está comprometida con Tlaxcala, que desde lejos y cuando pueda, vendrá a trabajar a favor del triunfo del PRI.

También Agradeció la presencia de Joaquín Cisneros, personas que han dejado el servicio público Juan Carlos Hernández García, que con su apoyo se fortalecen y se comprometen para trabajar

“Día y noche, los que podemos en las tardes noches, los sábados y domingos, y los que no todo el día  a favor de la candidatura de Marco Antonio Mena Rodríguez a gobierno del estado”.

Habló de que el PRI gobernaba parte del sistema político, pero que aun así existían los sindicatos proletarios, los sindicatos empresariales, los comunicadores, los conductores, los banqueros y la iglesia formaban parte de ese sistema.

También comentó que cuando se empieza a utilizar al liderazgo para beneficio personal y familiar “se empiezan a sufrir las consecuencias y se pierden los espacios que se habían ganado”.

“Una estrella se opacará y otra estrella nacerá” y que está en sus hombros el destino de los tlaxcaltecas. Que en las manos de la gente está el convencimiento  para vencer.

“No todos los que hemos gobernado como autoridades hemos sido malos, hemos sido corruptos, hemos sido deshonestos. Se les dio la oportunidad en el estado durante casi 12 años”.

Habló  de aquellos a los que les salió dinero hasta por las orejas, pero que no lo utilizaron para atender la carencia y la necesidad de la ciudadanía, para minimizar la pobreza, ni de desigualdad.

Recordó que en esos años lo ricos se hicieron más ricos y los pobres más pobres, dijo que van a seguir trabajando para todos por igual porque todos tenemos el mismo derecho.

“Por eso el desarrollo tiene que ser para todo, vamos con la frente en alto, vamos con el pecho al frente, vamos por la victoria”.

Después de retirarse para saludar a algunos dirigentes del presídium se regresó para agradecer la presencia de Rosalía Peredo líder de Movimiento Social, a Jaime Gijón presidente del partido Ecologista, Marco Antonio López líder de Nueva Alianza, quienes se sumaron a la coalición. 

LA OTRA CARA

Marco Mena Rodríguez al emitir su discurso, dijo que quienes se opongan al desarrollo no van a pasar “ya los tenemos bien identificados”.

Dijo que en Tlaxcala se trabaja a base de resultados y “hoy tenemos la enorme oportunidad de aprovechar el momento que vive Tlaxcala, porque es el momento de continuar con el rumbo que ha sido trazado”.

Durante muchos años deseamos estar en condición de competir, de destacar, de ser referencia en el país.

Ese sueño de que Tlaxcala se distinga positivamente está comenzando a ser una realidad. Una nueva realidad.

Ha sido un largo camino recorrido; un camino de años, pero ha sido en estos últimos que hemos recuperado el ánimo de victoria a partir de los resultados.

Otras opciones políticas quieren regresar. La gente les ha dicho ya que no en la elección pasada. En su momento tuvieron la oportunidad y no le respondieron a la gente.

Hoy tenemos la enorme oportunidad de aprovechar el momento que vive Tlaxcala, el momento de crecer, el momento de ser competitivos, de contar y hacer valer nuestra voz en la escena nacional… es el momento que esperamos tanto tiempo, el momento de empezar a ser modernos.

Hay que decirlo, con todas su letras. El Gobierno de Mariano González Zarur nos ha puesto en una plataforma que creímos tendríamos en varios años por venir. Pero esa plataforma ya está aquí. Es un cimiento firme que habíamos necesitado durante mucho tiempo.

Es n cimiento firme sobre el cual debemos construir lo que ya no es futuro. Es el hoy y el ahora. Por nuestros niños, por nuestras familias, por nuestras jefas de familia, por las mujeres, por los jóvenes, por nuestros adultos mayores.

Por Tlaxcala, para Tlaxcala.

También, con todas sus letras, hay que decir que Tlaxcala ha contado con el respaldo y la solidaridad del Presidente Enrique Peña Nieto.

No teníamos autopista Tlaxcala-Puebla; ya la tenemos.

No teníamos carretera de cuatro carriles Calpulalpan-Texcoco; ya la tenemos.

Tendremos una Ciudad de las Salud, una Ciudad Judicial, un Centro Nacional de las Artes.

Necesitábamos condiciones para tener más industria… Hoy se construyen cuatro nuevos parques industriales.

Los campesinos han requerido respaldo y solidaridad y lo han tenido. Apoyo directo, sin intermediarios, fertilizante, utensilios agrícolas, seguro a la cosecha…

El empleo ha vuelto a crecer, luego de una década en declive… Falta más, sí, por eso hay que continuar, hay que seguir.

¿Quién puede oponerse a que el empleo continúe creciendo?

¿Quién puede oponerse a que la pobreza continúa acotándose?

¿Quién puede oponerse a que continuemos teniendo más caminos y carreteras?

¿Quién puede oponerse a que continuemos teniendo más escuelas en buenas condiciones?

¿Quién puede oponerse a que continuemos apoyando el campo?

¿Quién puede oponerse a que continuemos teniendo mejores calles y avenidas?

¿Quién puede oponerse a que continuemos teniendo más industria?

Continuar nuestro camino. Continuar nuestro camino hacia el progreso… continuar nuestro camino que hoy se hace más amplio y más promisorio, entre más trabajamos y menos nos peleamos.

Saludo con todo aprecio, respeto político y respeto personal a nuestros compañeros Anabel Alvarado, Anabell Ávalos, Ricardo García Portilla, Noé Rodríguez Roldán y Lupita Sánchez Santiago. Los abrazo con reconocimiento.

En el PRI sabemos la importancia de estar unidos. Unidad con inclusión, a favor de Tlaxcala. Diferentes puntos de vista en torno a acuerdos, para caminar juntos, en este nuevo horizonte para nuestro hermoso estado.

Si alguna vez la imaginación quiso estar en el poder, ahora es el momento de la imaginación con responsabilidad. Por Tlaxcala y para Tlaxcala.

Es el momento de aprovechar estos cimientos recién hechos…

Vengo a pedirles que me ayuden a que aprovechemos estos cimientos, a que aprovechemos este momento único para Tlaxcala, a que consolidemos los resultados de estos últimos años y continuemos progresando.

Esa es la forma de honrar el intenso trabajo de todos los tlaxcaltecas y de nuestros compañeros priistas.

Consolidar y continuar.

¿Quiénes podrían oponerse a que continuemos progresando?

Sabemos quiénes.

Sabemos quiénes son y no van a pasar.

No pasarán.

Este es el momento de Tlaxcala que por tantos años hemos esperado… el momento de ser referencia nacional y de tener presencia y hacer valer nuestra voz en la escena del país, con cosas buenas.

Es el momento de Tlaxcala, es nuestro momento… Unidad con inclusión.

Consolidar y continuar nuestro camino de progreso. Imaginación con responsabilidad. Resultados por Tlaxcala y para Tlaxcala.

Y así, con estos discursos se pudo constatar que hay dos tlaxcalas.

La que ha fracasado y que es la del Ejecutivo y la otra llena de cosas buenas.

Cada quien ve lo que le conviene y a final de cuentas a las palabras se las lleva el viento y los hechos son los que marcan la historia.

Por eso la orfandad y eso de que “yo gobierno sin colores”, son frases que se ha llevado el viento, mientras ambas estrellas levantan la mano en señal de victoria, coronan a un ganador sin corona.

Con el riesgo inevitable de que esta fotografía llagará a ser la más cara del sexenio, por eso de las impugnaciones en los tribunales, eso solo el tiempo lo determinará… AL TIEMPO.