*

Martes, 18 de Junio de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Insuficiente la influencia del jefe Diego, el gobierno no se ha librado de pagar 500 mdp

Viernes, Noviembre 13, 2015 - 09:34
 
 
   

De alta prioridad

Hasta junior habría festejado por adelantado el triunfo del apá **La reaparición de Anabell no es casual *** El piso parejo, pero en el CEN y Presidencia

En la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia del DF quedó en standby la sentencia que llevaría a su fin el largo litigio entre el gobierno de Tlaxcala y Cemex, ante el incumplimiento de contrato en que incurriría el primero.

Anteayer miércoles había trascendido la intermediación del panista Diego Fernández de Ceballos, amigo personal del gobernador Mariano González Zarur, ante los magistrados integrantes de dicho tribunal, buscando un carpetazo favorable a la administración tlaxcalteca.

La influencia del, “jefe Diego” no tendría oposición. Al menos esa era la creencia.

Pero la contraparte no está manca y, hasta donde sabemos el fuerte cabildeo de Diego únicamente logró posponer la fecha fatal. Al parecer los abogados de los Zambrano –dueños de Cemex y constructores de la Central de Abasto de Tlaxcala (CAT)- alertaron al Poder Judicial del DF sobre la chicana intentada.

500 millones de pesos son los que están en juego. Parece que sanciones por el incumplimiento de contrato e intereses moratorios quedarían al margen del veredicto. Por eso la desesperada llamada al notable abogado y ex candidato panista a la Presidencia.

Ávalos reaparece en escena

No ha de ser por iniciativa propia que la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Tlaxcala, se animó a referirse ante los medios a las intenciones que tiene de contender por la candidatura priísta a la gubernatura.

Por lo menos no se descartó. Se dijo dispuesta a encarar el reto si se lo piden de arriba. Y como su conducta es tan técnica, pues ni quien dude que de allá, de arriba, le hayan recomendado asomarse un poco más a la ventana que permita vislumbrarla como posible sucesora de Mariano González Zarur.

Es interesante la insistencia de Ávalos Zempoalteca, tras los actos públicos de desprecio que el efectista gobernador le organizó, no sin antes haberla tundido en reiterados discursos.

No da paso sin linterna. Y dado el afecto personal que le ha demostrado el presidente Enrique Peña Nieto, lo menos que se debe hacer es perderla de vista porque, puede ser la sorpresa que muchos aguardaban.

El suelo liso

O el piso parejo, como ustedes gusten. Ese no se ve en Tlaxcala. Pero sí en el CEN del PRI y sobre todo en Los Pinos.

La insistente corriente marianista debería darse cuenta que no hay en este momento una definición allá donde suele decidirse el destino de los estados.

Ahora bien, como dice el diputado Marco Antonio Mena Rodríguez, su intenso activismo tiene el propósito de posicionar al PRI, y no de hacerse promoción personal.

Bueno, la forma ambigua en que se desempeña el doctor Mena (no como Ricardo García y sus títulos apócrifos) lo coloca en una situación de ventaja por donde se le quiera ver.

Si es chicle y pega su candidatura, puede ser el sucesor del hacendado. En caso contrario, por supuesto que habrá de aprovechar ese posicionamiento que, ni quien dude ha alcanzado el tricolor.

Pero no por la labor del gran ganadero, sino por un concurso de aportaciones donde lleva mano el Gobierno Federal, por si Mariano no lo había notado.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta