*

Martes, 18 de Junio de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Pierden ante ortinotarios, el juez Othón Ríos y el gobernador Mariano González

Lunes, Noviembre 9, 2015 - 09:13
 
 
   

Un Tribunal Colegiado con sede en Puebla, ordena reintegrar las dieciséis notarías a sus titulares.

El negocio pactado entre el Juzgado del 28º Distrito y el gobernador de Tlaxcala, para cancelar dieciséis patentes de notario el 17 de mayo de 2013, se extendió hasta el mes de noviembre de 2015, cuando la propia Justicia Federal, mediante un Colegiado con sede en Puebla, ordenó al gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, reintegrar a sus titulares dichas patentes.

Dos años y medio duró aquél logro mariano que causó pérdidas millonarias a los llamados ortinotarios. Cientos de trámites quedaron inconclusos, muchos de ellos tuvieron que seguir sus cauces en notarías de Hidalgo, Estado de México y Puebla, ante los servicios caros y lentos que, en ese lapso ofreció el monopolio marianista.

Ese fallo se basó, “en la ilegalidad mediante la cual fueron otorgadas las dieciséis notarías”, casi al final del sexenio encabezado por el panista Héctor Ortíz Ortiz.

Contó con el voto mayoritario de los magistrados Otón Ríos Flores y Justino Gallegos Escobar, quienes doblegaron el veredicto de Octavio Chávez Flores.

Este fue el primero de muchos pleitos emprendidos por Mariano.

Pese al elevado nivel de ese negocio, Othón Ríos y Mariano González, no tuvieron objeción en dejarse ver juntos, celebrando los goles de la final México-Brasil, por ahí de abril de 2014. Y la credibilidad de la Justicia Federal quedó en entredicho.

Othón Ríos, se convirtió en la mancha que no dejó de analizarse en el Consejo de la Judicatura.

Hasta puede ser esa una de las causas que llevaron a los magistrados del Colegiado que recién falló a favor de los ortinotarios.

El caso es que el gobierno de González Zarur, tiene que devolver las patentes.

Y seguramente resarcir daños millonarios a los 16 perjudicados.

Sucede en la etapa complementaria de su administración, cuando de manera natural su fuerza menguó. También se agotan los recursos. Tanto dinero tirado al caño para pagar asesorías caras por inútiles, es muestra de la complejidad dentro de la cual se acaba el marianismo.

Con razón le preocupa tanto dejar a alguien incondicional. Comenzaron a salir los cadáveres que no enterró bien.

Otro lío

La Central de Abasto en terrenos de Xaltocan es otro pleito que estalla en pleno rostro a los orticistas. No hubo forma de superar el poder de los Zambrano, propietarios de Cemex y habituados a los litigios-negocio, como este de Tlaxcala por el cual el gobierno ya debe estar viendo de dónde saca 500 millones de pesos, para empezar.

Sabemos que el fallo sería benévolo en el tema de la reparación del daño, pero implacable en liquidar hasta el último centavo de la inversión.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta