*



El halloween del adios

Viernes, Octubre 30, 2015 - 11:54

Aquí Xicohténcatl…

Este viernes la Oficialía Menor de Gobierno giró el oficio 006941/2015 a todas las secretarías, direcciones, coordinaciones y achichintlerias de la actual administración del Ejecutivo estatal, contenía una orden tajante.

A todos los secretarios, directores, asesores, personal de apoyo (aviadores), de intendencia y quelites y quelitas se les cita con carácter de urgente e ineludible a  la magna celebración del Halloween del Adiós. La cita es este viernes en el lugar de costumbre.

Este magno e inolvidable evento estará presidido por ya saben quién y toda su parentela, este comunicado es con el fin de que NADIE se salga del huacal, que esperen los tiempos y que todos absolutamente todos lleguen disfrazados de zoombies y zoombias a este suelo parejo de la última celebración.

Este evento debe de resultar perfecto, ya que es el complemento del remiendo del tejido social que se ha realizado durante cinco años y que en esta ocasión tendrá su máxima expresión con esta representación unitaria.

Cabe destacar que la profunda filosofía del atuendo obedece a que “ni muertos nos van a quitar el hueso”, por lo tanto se espera esmero en sus disfraces, para ser lo más convincente y aterrador que se haya presentado en el Palacio de Gobierno, lugar del evento.

Bajo la advertencia de que todos van a llegar de motu proprio, es decir para los que no entienden deben llegar voluntariamente o por propia iniciativa a fuerza y no se dmitirá ninguna rechifla o exigencia de bono del retiro o exigecia del cochinito del ahorro.

P.D. Dice la misiva a todo el personal que integra la Comisión Estatal de Seguridad del Gobierno del Estado de Tlaxcala, es decir jenízaros o policías estatales –todos- se abstengan de portar capuchas o pasamontañas.

Es de recalcar que hace unos días ya patrulla el estado las fuerzas vivas de la Gendarmería y no sea que en una de esas los vayan a confundir con secuestradores. Bajo advertencia no hay engaño, firma el Oficial Menor.

Pero chueco como es, ya saben quién, les va a jugar rudo a todos, otra vez se trajo de sus viajes a Europa, concretamente de Italia, una tela rojo brillante embrocante, para hacer un traje de diablo.

Mismo al que ya le instalan e estos momentos una enorme cornamenta que encargó de un miura en España, para lucir espectacular y apantallar a indiada de la calpanería.

La cola es discreta, más bien corta, pero de que es cola, es cola; solo falta estrenar el tridente que le regalaron los presidentes de comunidad y sus diputados, esos del tricolor, algo le han de saber porque se lo pintaron de rojo.

Repite multicolores manchigrecas en los costados del traje, como en las escuelas, para lucir muy deportista, pero no faltan los nerviosos y llega pegando reparos el mero mero del PRI.

Retador mira a los presentes, yo llegué primero, porta turbante y puñal al cinto, a fuerza jala dos burros que se trajo de Panotla, al puro estila priista les puso sus letreros, “no somos burros, somos camellos”, al tiempo que dice que le dicen “El Mena” y que ya lleva sangre de árabe de Arabia.

¡Ahí viene el padrecito!... Gritan las mujeres, pero se dan de bruces pues se trata del mismísimo “Corsario Negro Roldán”, no le tiene miedo a nada y por eso presume su nueva frase de campaña “El Hígado no Existe”.

En eso hace su entrada triunfal mujer vestida con kimono, se le mira a lo lejos porque la cargan en andas, son cientos de chinos amarillos y chillones, todos sabe la leyenda, que llevan cargando a la Dama de Dai, de la Dinastía Cisneros, que solo los mira a los lelos.

Emulando a “La Tuza” Rodríguez, el que destruye Apizaco, llega muy gandalla y oronda, al fin hace su arribo la “Rompe Barreras” Adriana, la de overol al azul, opacan su entrada los gritos que da el Adolfo, desde su “Tranvía del Amor”.

Más luego llega Martitha, lleva un costal de maíz, les dice no se asusten, no se espanten ya me voy por la salida, es grande el escándalo que hace toda su prole, cual totolitosen fila, no la pierden de vista.

Mientras la magistrada de enfrente en el Tribunal Superior, trata de hacer alianzas, para enfrentar a los zombies, muertos vivientes que se han multiplicado en el vecino feudo del Ejecutivo.

En eso estaban cuando llegó por sorpresa “La Doña”, quien a sus huestes vistió de crueles verdugos, látigos en mano y capuchas negras, cuales policías comunitarios esperan la salida una vez que acabe el aquelarre donde predominó la samba y kapoeira.

Ya comenzó la fiesta, calaveras y fantasmas integran la gran orquesta, los acompañan los muertos frescos de los coros oficiales, nadie quiere salir de esa enorme mansión en que se ha convertido el  manchipalacio.

Ahí vienen los reporteros, grita una alma en pena, no se asusten, ni se alarmen, son periodistas pirata-patito de esos que chayotea el Chapis, que ahora se empeña en bloquear señales de celular.

Una bola de zombies andrajosos se quieren colar, son los del SNTE a quien les cierran la puerta, no se vayan a meter, ya están desmadrados, sin la compañera Esther.

Tampoco invitaron a los delegados federales, los consideran orejas y corre ve y dile del Henry Monster, no sea la de malas que nos vayan a espiar.

Ya casi para cerrar, que empieza a oler a chivo,  es que llegaron los diputados, total que la fiesta salió de control, como se pareció a las giras que emborrachan a la gallinita ciega, a esas del diablo mayor.

Allá en oscuro rincón, yace una alma en pena, viste de rojo brillante, nada le consuela, se siente abandonado, traicionado, abucheado, ya nadie lo pela, ni los que quieren ser candidatos, hombre no hay que ser, que no ven que stá guerfano… Y SIN SU COBIJA SOCIAL.