*

Martes, 19 de Noviembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete


Opinión



Apizaco se ha convertido en la ciudad mas sucia, desordenada y corrupta del estado de tlaxcala

Martes, Julio 29, 2014 - 21:14
 
 
   

La verdad no peca pero……..

 

Hace algunos años alguien tuvo la idea de llamar a Apizaco la “CIUDAD MODELO”. Sin embargo, ese título solo ha servido para que hagan burla y mofa de los apizaquenses cuando la gente que vienen de fuera se refiere a nuestra ciudad. La realidad es que priva una impresionante anarquía, así como desorden, abuso, suciedad y corrupción. Es una pena que el municipio mas importante del estado de Tlaxcala esté atravesando por esa vergonzosa situación, que se hace aún más notoria en el “centro” de la cabecera municipal. En esa zona, que es la más netamente comercial, se agudizan los problemas, pues sus amplias calles y banquetas se han convertido en lugares intransitables, tanto para los automovilistas como para los peatones. Creáme, amigo lector, que se sufre para encontrar un lugar donde estacionarse debido a que el transporte público ocupa tiene copadas todas las áreas disponibles. Y cuidado si alguien se enfrenta con los cafres que tripulan esos vehículos, porque de inmediato le caen encima cual viles montoneros. Y qué decir de los apartalugares y los que usan las calles para exhibir automóviles en venta. Completan el cuadro los coches de los ambulantes que hacen propios los espacios que son de la acomunidad. Hay sitios en los que es imposible caminar entre la  mercancía que exponen en las banquetas. No, no es fácil transitar por esos lugares en los que reina el ruido, los malos olores y la basura. Es el caos en su máxima expresión.

Lo grave de todo esto es que no hay quien ponga un hasta aquí a este deplorable estado de cosas. Los excesos tienden a crecer y hasta parece que la corrupción de la propia autoridad es la que los fomenta.  En Apizaco, estimado lector, es una mera ilusión la idea devolver al ciudadano lo que por ley le corresponde: la armonía, la tranquilidad, el orden, la paz y la seguridad. ¿Quién –pregunto yo- nos podrá reintegrar el derecho al libre tránsito y a ocupar los espacios públicos que, como la palabra lo dice, son del pueblo y por lo tanto no tienen dueño.

Los únicos responsables de todas estas contrahechuras son las autoridades municipales, empezando por el presidente, pues para gobernar no es suficiente andar “pelando la mazorca”. Tal es el caso de algunos otros gobernantes que siempre posan en las fotografías con una amplia sonrisa, cuando en realidad deberían aparecer con una mueca de frustración y vergüenza por lo malos que son para desempeñar su trabajo.

En el caso específico de EMILIO VELAZQUEZ LEYVA -quien funge como secretario del ayuntamiento- debo recordarle que, al inicio de esta administración, hice mención que se desempeñó en ese puesto durante el gobierno de ORLANDO SANTACRUZ, demostrando incapacidad, falta de interés, irresponsabilidad y, sobre todo, desmedida ambición por el “billete”. El resultado de su labor simplemente está a la vista.         

Otro de los principales responsables es JAVIER TOBÓN SOLANO, “Director de Industria y Comercio”, quién se ha dedicado a favorecer a familiares y amigos con prebendas y beneficios fuera de la ley. Este individuo, además, deberá rendir cuentas y explicar qué destino le da al dinero que cobra todos los días a los cientos de personas que venden en la vía pública. Esa importante suma ya desde el gobierno de ALEX ORTIZ iba a parar a los bolsillos de esos sinvergüenzas. No hay otra explicación a la pésima imagen que hoy en día tiene Apizaco.

Si usted algún fin de semana ha tenido la desgracia de tener que transitar por cualquier calle del centro de la ciudad seguramente diría que me he quedado corto en mis comentarios. Y sí, debo confesar que tiene toda la razón… pero ¡¡AAHH!! sigan votando por el PAN y estaremos cada día peor.

 

                

                                                                 Frase para la reflexión

“El trabajo de un gobierno se refleja en la imagen de su pueblo”

 

Como siempre, mi total agradecimiento y absoluto respeto a quienes me brindan un momento de su tiempo. Gracias y hasta la próxima.


Más allá de quién resulte ganador del proceso interno del PAN para encabezar la dirigencia del partido en Tlaxcala, la división será la constante y la peor enemiga del futuro representante de ese instituto político, ya que las descalificaciones y la guerra sucia que ha prevalecido durante el proceso de campaña impedirán que haya reconciliación y unidad entre los grupos que al parecer su intención es destruirse para nunca convertirse en una oposición fuerte y organizada.

Encuesta